Los equipos emprendedores: Factores personales para el éxito.

Inicio Foros EMPRENDEDORES Los equipos emprendedores: Factores personales para el éxito.

  • Este debate tiene 1 respuesta, 2 mensajes y ha sido actualizado por última vez el hace 11 meses por analopeye.
Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Entradas
  • #4525
    emprendedorescoie
    Superadministrador

    Es fundamental para una startup contar con un equipo de personas cohesionado, tanto en el proceso de creación como en el desarrollo de la misma. Su productividad y el éxito del proyecto depende en gran parte de ello.

    Según el Mapa del Emprendimiento 2017, cada año más de vida de la startup significa la salida de un 7% de sus fundadores, por lo que 2 de cada 10 fundadores ya no forman parte del equipo de un proyecto cuando éste alcanza los tres años de vida.

    ¿Por qué se rompen los equipos de las startups?

    En sus investigaciones, W. Schutz (creador de la Teoría FIRO® y de El Elemento Humano®) encontró que las fases del desarrollo del equipo cumplen un ciclo estricto que guarda relación con las necesidades interpersonales individuales. Cualquiera que sea la duración de un equipo, éste presenta ciclos de INCLUSIÓN, CONTROL Y AFECCIÓN. Ciclo que puede repetirse varias veces desde la conformación de un equipo hasta la disolución del mismo. W. Schutz percibió también que cerca del fin previsto de un equipo ese ciclo se invertía.

    FASE DE INCLUSIÓN

    Los miembros buscan y encuentran su lugar dentro del equipo.

    Esta fase comienza con la creación del equipo. Al encontrarse, las personas encuentran su ubicación inicial, que implica quedar dentro o fuera del equipo, presentarse como un individuo específico y comprobar si los demás le prestan atención o hacen caso omiso de él.

    Tanto el abandono del grupo como la imposibilidad de sentirse integrado a éste, genera cantidades importantes de ansiedad.

    Pero el problema básico del compromiso con respecto al equipo está latente, cada integrante se pregunta:

    • ¿Hasta qué punto debo integrarme al equipo?
    • ¿Cuánto debo restar a mis otros compromisos, tanto personales como de otra índole, para invertir en esta nueva relación?
    • ¿Cuál será mi importancia en este equipo?
    • ¿Se darán cuenta los demás de quién soy yo y qué es lo que sé hacer, o pasaré inadvertido?

    El equipo establece sus límites. Sus miembros evalúan su implicación, su “compromiso”, su “contrato”, las reacciones del líder, la calidad de las relaciones, el grado de comunicación.

    FASE DE CONTROL

    Los integrantes ya se han establecido.

    El interés se centra en el procedimiento de lograr una posición que satisfaga sus necesidades de control, influencia, y de responsabilidad. Se trata de la distribución del poder y del control, y las conductas predominantes son la lucha por el liderazgo, la competencia, el debate sobre la orientación de la tarea, las reglas de procedimiento, y los métodos para las tomas de decisiones y asignaciones de responsabilidades. En resumen, cómo, cuándo y quién hace las cosas.

    “Las ansiedades fundamentales giran en torno a tener demasiada o muy poca responsabilidad, demasiada o muy poca influencia, demasiadas o pocas tareas, demasiado o muy poco liderazgo”

    FASE DE AFECTO

    Cuando los problemas de control e influencia están mayoritariamente resueltos, se pasa a esta fase.

    Cada uno de los componentes del equipo intentan integrarse emocionalmente en el grupo. Cada uno intenta expresar y recibir manifestaciones de afecto. El equipo busca saber hasta dónde puede llegar sin ir realmente demasiado lejos.

    “En esta fase es habitual expresar sentimientos positivos, hostilidad directa entre los miembros, celos, formación de parejas, y en general, una intensificación de las emociones. Genera mucha ansiedad para lada integrante no despertar simpatía en los demás, no entablar con ellos una relación suficientemente estrecha, o bien llegar a una intimidad excesiva. Cada miembro se esfuerza por alcanzar la posición más cómoda para él en su intercambio emocional y de afecto con los demás.”

    En resumen, las fases de inclusión, control y afecto no están totalmente diferenciadas, ni todos los miembros de un equipo las viven de la misma manera. Hay personas que quedan enganchadas en problemas de control y autoridad, otras en problemas de afecto. Si su preocupación es muy grande, pasan todo el tiempo centradas en fases y no siguen el ritmo y el avance del equipo.

    Igualmente, el proceso de desarrollo de un equipo actúa bajo las siguientes premisas:

    • Las tres fases están siempre presentes, así se haga énfasis en una de ellas.
    • La mayor o menor cohesión del equipo dependerá de un buen paso por las diferentes fases, sin que nadie se quede enganchado en una de ellas.
    • Reconocer la fase en la que está haciendo énfasis un equipo, es necesario para intervenir en sus dificultades y fortalecerlo.

                                                                

                          Juan Francisco Picazo

    Ingeniero en Informática de Gestión, titulado por la Universidad Pontificia de Comillas (ICAI-ICADE). Especialidades: Clima Laboral, Liderazgo, Motivación de Equipos, Autoestima, Productividad, Management, Desarrollo de Talento y Potencial Humano, Formación, Desarrollo de Equipos, Comunicación, Formación de equipos de Alto Rendimiento, Formación, Team Building. Head Hunting con experiencia internacional de búsqueda de perfiles IT.

    Facebookhttps://www.facebook.com/francisco.picazo

    Linkedin:    https://www.linkedin.com/in/jfpicazo/

    Twitter:      https://twitter.com/jfpicazo

    Webs:          Sentiahs

    The Human Element 

     

    #8315
    analopeye
    Participante

    Hola, una pregunta: ¿Recomendarías el uso de metodologías ágiles que están ahora tan en auge?

    Gracias!

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.