Sigamos sin someternos

Sí, las guerras son negocios.

La ideología es la excusa.

(Viene crítica mi musa.

Compromiso, basta de ocios.)

Siendo distintos son socios,

con diversas religiones,

y acapararán millones.

Es la industria armamentística.

Aunque calle la estadística

malos los hay a montones.

Autor

Oscar Millán Vivancos

Subido por

Rafael Sánchez Pérez