Un análisis de 25 siglos de la Filosofía de la Historia

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Desde los pensamientos presocráticos y la filosofía en tiempos de Grecia hasta los autores más actuales. Todo este periodo de tiempo es el que ha abarcado el Curso de Verano de la UNED “Filosofía de la Historia. La historia en la Encrucijada”, impartido en Ávila.

 

Sergio1

El objetivo de este curso ha sido “dar constancia de que nos encontramos en un momento de cambio histórico muy acelerado, donde se abre mucho la novedad y se ha producido una ruptura en la que no debemos analizar el pasado para poder ver el futuro. Hay que buscar nuevos mecanismos para ver cómo nos orientaremos de ahora en adelante”, estas son palabras del director de estas jornadas, Francisco José Martínez Martínez, Catedrático de Metafísica de la UNED.

 

El director cuenta que a través de 10 expertos, este curso ha servido “no solo para una mera reflexión teórica, sino también ha tenido una cierta proyección para dejar claro que todos los debates de la historia tienen una dimensión práctica, ética y política”.

El progreso ha ocupado una parte importante en las ponencias, “nos hemos dado cuenta que este avance existe, pero va a trozos, es decir, hay un progreso tecnológico, también científico, incluso moral y político, pero al mismo tiempo sigue habiendo desigualdades económicas, torturas, falta de democracia o explotación infantil”.

 

sergio2

Por ese motivo han transmitido a los asistentes que “deben ser conscientes de que cualquier progreso tiene costes y víctimas, por lo que siempre se debe tener en cuenta a esas víctimas y crear mecanismos compensatorios para minimizarlas. Es muy importante considerar las pérdidas como tales, ser conscientes de que un valor choca con otro”.

 

En palabras del director, “somos modernos postmodernos porque somos conscientes de que la modernidad ha tenido unos costes y hay que paliarlos, y para eso hay que cambiar el ritmo de la modernidad”.

 

Por este motivo en este curso diferentes autores han puesto esto de relieve, “la necesidad de un progreso cualitativo y no cuantitativo, que mire más por lo humano, rechazando por completo este progreso animal que va destruyendo sin miramientos los campos, las almas, las culturas, lo cual no significa que debamos prescindir del progreso”.

 

La importancia del pensamiento griego

 

Sergio3

La Catedrática de Filosofía y Directora de la Cátedra de Investigación Internacional en Hermenéutica Crítica HERCRITIA de la UNED, Teresa Oñate, realizaba una de las ponencias que echaba la vista más atrás en el tiempo, “La historia en Aristóteles”, una conferencia en la que se analizaban las lecturas ontológicas del ser en el lenguaje de los presocráticos, que en palabras de Oñate, “están siendo la vanguardia del pensamiento actual puesto que no puede leerse ningún otro sin hacerse cargo de cómo repropone a los preplatónicos”. Lo que está ahí en cuestión es el “platonismo judeocristiano, la historia de la salvación como historia de la redención posteriormente vehiculada por la ciencia y la técnica”.

 

Lo que ha trasmitido es la intención de “salir de todo ese elemento de la salvación que no deja de ser patriarcal”, afirma, “una lucha que lleva a distinguir entre el Dios cristiano del amor y el Dios patriarcal todopoderoso creador. El primero es el de la solidaridad, que no es el mismo que el de la prepotencia que lleva a una reducción del tiempo a considerarse solo línea”.

 

Todo esto lleva al paradigma de “discutir el capitalismo ilimitado, que tiene bases metafísicas. Siempre se dice que somos objetos de consumo”, aclara, “pero como desde este curso estamos en contra de que todo eso pase, hay que buscar las bases metafísicas de lo que ha ocurrido en la filosofía de la historia, por eso desde aquí no solo ponemos en cuestión el progreso, sino también las bases metafísicas e incluso teológicas de lo que es el capitalismo ilimitado de consumo y también el belicismo imperante”.

 

Memoria y olvido

 

La actualidad también ha tenido su espacio en el curso, concretamente en la clase “Historia y memoria” a cargo de Antonio García-Santesmases, Catedrático de Filosofía Política, que rápidamente daba la clave de la ponencia “la importancia de hacerse la pregunta de si se puede realmente analizar qué dosis de memoria se necesita y qué dosis de olvido en los hechos de nuestra historia”.

 

Sergio4

Durante una hora ha tocado elementos muy recientes de nuestra historia como la transición, de la que recordaba que “en un principio pareció como modélica a ojos del mundo”, pero que sin embargo a partir de un determinado momento “cuando se producen otras en Argentina o Chile, se comienzan a preguntar por sus desaparecidos y en consecuencia por los de España”.

 

Por último hacía un análisis de la actualidad política española estableciendo como referencia el 15 de mayo de 2011, 5 años “en los que irrumpe una nueva generación y donde aparece la vieja y nueva política”.

 

Aclaraba que este lustro es “un gran periodo de tiempo para la gente más joven en el que cabe preguntarse si debates como república o monarquía, la unidad generacional o los nuevos referentes generacionales aparecerán de nuevo y si se quedarán en la memoria o pasarán al olvido”.

 

Los Cursos de Verano de la UNED cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades.

 

Sergio Recio
Edición web: Elena Lobato

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×