Los Cursos de Verano permiten acercar la UNED a toda la población reclusa durante los meses de verano

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

La XXII edición de los Cursos de Verano de la UNED, vuelve a programar en colaboración con Instituciones Penitenciarias cursos para internos de los centros penitenciarios. 10 cursos de diferentes materias en los que también se podrán matricular estudiantes externos. Hablamos con Virgilio Valero García, Director General de Coordinación Territorial y Medio Ambiente del Ministerio del Interior, sobre cómo se desarrollan los Cursos de Verano de la UNED dentro de los centros penitenciarios

 

 

Virgilio Valero García. Director General de Coordinación Territorial y Medio Ambiente del Ministerio del Interior

Desde que se iniciaron los Cursos de Verano de la UNED en los centros penitenciarios, ¿cuál ha sido la evolución de su aceptación?

El primer Convenio de colaboración entre la UNED, la Secretaría de Estado de Universidades e Investigación y la Administración Penitenciaria se firmó en el año 1983, con la voluntad de las partes de ofertar a los internos la posibilidad de realizar estudios universitarios a distancia además de, “extender las actividades culturales y los programas de formación permanente de la UNED a los centros penitenciarios de manera que la totalidad de la población reclusa pudiera beneficiarse de los mismos.

De las actividades no regladas, ofertadas como desarrollo del mencionado convenio, son de destacar los Cursos de Verano de la UNED, cuya finalidad es acercarla UNED a toda la población reclusa en los meses de verano, lo cual compensa, además, la reducción de actividades que supone la finalización del curso escolar.

 La aceptación de los Cursos de Verano de la UNED es cada vez mayor. Se impartieron por vez primera durante el curso académico 2003-2004 como consecuencia de la estrecha colaboración entre la UNED y la Administración Penitenciaria y fueron financiados por los Centros Asociados.  A partir del curso 2006-2007 han tenido una asignación específica de los fondos propios del Convenio aprobados por la Comisión Mixta de seguimiento del mismo que, para este curso, alcanzará la suma de 24.000 €. De hecho, la participación en los cursos ha pasado de los 160 alumnos del primer curso a los 406 del pasado curso 2009-2010″.

¿Cómo reciben los internos los Cursos de Verano?

«En términos generales son muy bien recibidos por varias razones: por los temas que tratan; por la posibilidad de conseguir los créditos de libre configuración de los estudiantes de la UNED; por la calidad de los ponentes; y por la convivencia de estudiantes de diferentes niveles educativos, y así como por la participación de estudiantes externos».

¿Los internos aportan ideas sobre los temas que les interesan?

En general sí. Algunos años se pidió a los centros que sondearan a los internos para poder tener una idea más certera sobre los temas de su interés. Posteriormente se han coordinado los cursos que se iban a impartir en función de la demanda y las posibilidades de los Centros Asociados de la UNED.Para el próximo curso, se van a tener en cuenta las propuestas y sugerencias que los internos realicen en cada centro; la selección de los mismos se coordinará entre los centros penitenciarios y cada uno de los Centros Asociados de la UNED.

¿Cuál es el perfil de los alumnos internos que se matriculan en los  Cursos de Verano de la UNED?

Dado que los cursos tienen la misma validez académica que fuera de los centros penitenciarios, se da prioridad a los alumnos de la UNED, ya que pueden conseguir créditos por ellos. También se da entrada a otros internos en función de las actividades académicas que estén realizando en el interior de los centros, bien sea formación profesional, bachillerato, graduado escolar de secundaria, etcétera.

Desde el curso 2006-2007, los cursos están abiertos para alumnos externos. ¿Cómo es la convivencia entre los alumnos internos y los externos?

En el curso 2006-2007 se inició, como experiencia piloto un curso de verano con participación de alumnos del exterior en el Centro Penitenciario de Albolote y, vistos los buenos resultados, se acordó que en adelante todos los cursos tuvieran participación de alumnos externos y  en las mismas condiciones y con los mismos contenidos que los que se imparten en el exterior: dirección del curso a cargo de profesores de la Sede Central; exigencias temporales y de contenidos; evaluación del curso en las facultades; posibilidad de conseguir créditos de libre configuración, etcétera.

La experiencia de abrir los cursos a estudiantes externos de la UNED fue muy positiva y no generó ningún incidente. La inclusión de estos estudiantes permitió ayudar a la financiación, mejoró la implicación de los Centros Asociados y ayudó a difundir los cursos en los medios de comunicación.

¿Hay experiencias similares en el resto de Europa o en el mundo?

El informe final, elaborado en el año 2007, del Proyecto de investigación EURO-DESIP (Diagnóstico sobre la Educación Superior en Instituciones Penitenciarias en Europa), aprobado en la convocatoria 2005 de proyectos SOCRATES – Grundtvig,  solo contemplaba esta actividad en España; no obstante, entiendo que las universidades que desarrollan programas en centros penitenciarios también las oferten para los internos, en el caso de que en su programación se incluyan actividades no regladas que, por lo normal y en términos generales, son muy bien acogidas.

¿Qué destacaría de la colaboración entre la UNED e Instituciones Penitenciarias?

 En primer lugar, la posibilidad de ofertar a los internos educación universitaria a distancia, cuya financiación, tanto en lo que respecta a las matrículas como al material didáctico, está supeditada a requisitos académicos. También es de destacar que en varios centros existen tutorías presenciales, Aulas UNED con acceso ala plataforma UNED para los alumnos de Titulaciones de Grado, así como tribunales que garantizan la continuidad de los estudios, a pesar de los traslados de centro que, a veces, son inevitables por motivos penitenciarios.

Otro aspecto destacable que produce la colaboración de ambos organismos es el de las actividades no regladas que se imparten al principio del curso, tales como los Cursos de Orientación y Técnicas de Estudio Autorregulado, con la finalidad de asesorar y orientar a los estudiantes, y el de los Cursos de Verano, que facilitan la comunicación entre ambas instituciones y enriquecen tanto a internos matriculados en la UNED, como a otros no matriculados y a estudiantes externos.

Por último, querría hacer referencia a otro de los frutos de esta colaboración: la firma, el 30 de diciembre de 2008, del Convenio de Cooperación Educativa entrela UNED y la Secretaría Generalde Instituciones Penitenciarias, que facilita la formación práctica a los estudiantes matriculados en enseñanzas de Grado (o equivalentes de sistemas de enseñanzas de anteriores ordenaciones que, en el momento de la firma se refería a las titulaciones de Psicología, Psicopedagogía, Pedagogía, Sociología, Derecho, Trabajo Social y Educación Social), o conducentes a la obtención de un título de Máster Universitario.

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×