En los cursos…cabemos todos

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

En estos tiempos de avances tecnológicos, economías globalizadas, acceso a la información en tiempo real,  parece que el mundo va tan de prisa que corremos el riesgo de dejar a algunos atrás. Hoy en día, la palabra “inclusión” toma un nuevo significado, porque quienes necesitan ser incluidos son cada vez más…somos cada vez más.  De esto hablamos en el centro de Girona, donde se desarrolla un curso que busca las bases de  una sociedad inclusiva,  proponiendo el acceso a la educación, y el trabajo conjunto como pilares de una premisa: “trabajar por una sociedad más justa y mejor es tarea de todos y cada uno de los individuos que la componen”.

 

Y quién no ha oído a sus abuelos quejarse de no entender “esas máquinas”, o de comentar que la informática “parece cosa de mágia”. Las personas mayores (o jóvenes con muchos años, diría mi abuelo), también necesitan ser “incluidas” en las nuevas tecnologías, y de eso se encargan en Cantabría, donde analizan los principios de la ‘Gerontecnología’ en el curso “Tecnología, e-sociedad y  persona mayor. Fundamentos para una Europa inclusiva

 

Los mayores y los nuevos ”esquemas de familias” cuyos miembros, por ejemplo,  tienen diferentes nacionalidades y por tanto, diferentes particularidades legales, presentan un reto de inclusión en el ámbito social, político y legal de la Unión Europea. Situaciones como el frecuente traslado de personas y trabajadores de un estado miembro de la UE a otro y sus particularidades es el tema del curso Familia y persona en la Unión Europea, que se celebra en Madrid.

 

Si bien, el haber estado en la cárcel puede ser causa de exclusión social, cuando el “procesado” es un menor, las alarmas se disparan. En la Fundación UNED explican el procedimiento por el que pasan los menores desde el momento de  cometer un delito hasta ir a dependencias judiciales y buscan la forma de evitar que estos delitos puedan siquiera cometerse. Nuestro compañero Andrés Masa, nos recuerda que pasar por la cárcel es una experiencia que el cine ha recogido en incontables ocasiones, y en el curso de Motril cuentan como quienes la han vivido en carne propia ven estas películas con una mirada muy distinta a la de quienes  nunca han pasado por esa situación.

 

El cine da para todo, y es que no hay mejor manera de transmitir las experiencias que contar las aventuras en imágenes. Pilar Sierra, nos acerca el curso que se lleva a cabo en la sede de Barbastro, donde los participantes aprovechan la experiencia quienes se han forjado en programas como Informe Semanal o En portada, de TVE, entre otros.

 

Y ¿que tienen en común las sedes de Barbastro  y Denia?, el deporte. En ambos centros disfrutan de la época estival hablando de  deportes: como elemento clave en el desarrollo turístico (con más de 70 participantes) o abordando los nuevos retos del entrenamiento deportivo.

 

Como ven… en estos cursos, ¡cabemos todos!

 

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×