Egipto, la Ciencia al servicio del Arte

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×
DSC_0233

Miramos hacia Egipto y vemos pirámides y valles salpicados de tumbas de faraones, de tesoros reales descubiertos, escondidos, o expoliados. Pero hay más, nuevas excavaciones, nuevos territorios y nuevos hallazgos que equipos arqueológicos armados con las últimas innovaciones científicas están estudiando y aún son desconocidos para el gran público. Inmaculada Vivas Sainz, profesora de Historia del arte de la UNED y directora del curso “Egipto y el otro: relaciones e influencias entre el Antiguo Egipto y otros pueblos a través del Arte”, ha convocado en el Centro Asociado de Ávila a uno de estos equipos de investigadores.

 

“Es el quinto año consecutivo que convocamos este curso, aquí en Ávila. Egipto no es una civilización cerrada y cada año trato de ofrecer una visión panorámica de los últimos trabajos de campo para ampliar sus horizontes. La respuesta de los estudiantes sigue siendo magnífica”, señala Vivas. La acompañan Alejandro Jiménez Serrano de la Universidad de Jaén, director del yacimiento de tumbas de altos funcionarios del Faraón en el yacimiento de Qubet el Hawa, al sur de Tebas, y María José López Grande, de la Universidad Autónoma de Madrid, que estudia los sorprendentes objetos del antiguo Egipto hallados en la isla de Ibiza. Ambos cuentan entusiasmados cómo sus investigaciones contribuyen a desvelar los secretos del antiguo Egipto y a ampliar y definir sus límites.

 

Vida y muerte de un presidente autonómico del Alto Egipto

 
1187239514-1392

Jiménez Serrano dirige un equipo de multidisciplinar de más de 40 arqueólogos y científicos de distintos países, con mayoría de españoles, que desde hace 8 años investiga las tumbas de altos funcionarios del Alto Egipto. “Hace más de 125 años que no se investigaban este tipo de tumbas, Ahora este es uno de los proyectos estrella financiados por nuestro país”. ¿Quiénes están enterrados allí?. Los altos funcionarios, por encima de ellos sólo estaba el faraón y el visir. “Si hubiera que hacer un paralelismo con la actual Administración española estaríamos hablando de los presidentes de las Comunidades Autónomas”.

 

Los personajes enterrados en Qubet el Hawa gestionaban los productos del comercio y de la producción del país. “Tenían acceso a los bienes de primera necesidad, de alimentación y vida cotidiana, pero también a los más refinados y de lujo. Sólo los faraones los superaban en riqueza, El yacimiento está en una zona fronteriza con Nubia, un paíss incógnito, tierra del ébano, el marfil, el incienso, la mirra. Allí podemos encontrar sarcófagos de cedro del Líbano, joyas con piedras preciosas incrustadas en oro y otros metales nobles, vasos del más fino alabastro…”

 

Pero las investigaciones del equipo arqueológico no sólo se centran en los objetos. Además del comercio, entre los pueblos fluyen las ideas, los usos y costumbres de convivencia y los modos de gobierno. “Estamos estudiando, por ejemplo, el papel de las mujeres en Elefantina, la capital de la frontera del Alto Egipto con Nubia. Las mujeres allí no podían ostentar títulos, pero sí eran portadoras de los derechos dinásticos. Ellas legitimaban el derecho a gobernar de sus hijos y, si no los tenían, podían elegir heredero y ofrecer el gobierno al hombre que consideraban adecuado”.

 

Carpólogía, antracólogía, dendrología

 

1187239514-1396

Los 40 integrantes del equipo de investigación no se desplazan al yacimiento todos a la vez, sinó que responden al plan de necesidades del estudio. La Ciencia se pone al servicio del Arte y allí van los químicos, para estudiar los pigmentos de un estuco con jeroglíficos o la composición de las cerámicas; los antropólogos, que atienden a las formas de vida; los topógrafos; ingenieros…, y los historiadores, claro.

 

En el equipo multidisciplinar destacan también otros científicos con un altísimo nivel de especialización. Los carpólogos, que estudian las semillas y los frutos y extraen información de los alimentos y las flores halladas en el enterramiento y que restauran el mapa bot´nico de la zona en aquella época. Los antracólogos, que recogen, identifican y conservan los carbones y maderas del yacimiento para afinar la datación de los materiales. Y los dendrólogos, eruditos en una rama de la botánica que estudia los grandes árboles y capaces de establecer con precisión en que año exacto y dónde se cortó el árbol del que salieron los tablones de un sarcófago.

 

“En cada campo utilizamos las últimas tecnologías conocidas para extraer información. Ya que tenemos la suerte de contar con este proyecto de excavación, estamos obligados a utilizar las técnicas más sofisticadas para transferir el conocimiento más preciso a la sociedad”, asegura Alejandro.

 

Ibiza, un mercado egipcio

 

escarabajo

María José López Grande es miembro del equipo de investigación del yacimiento de Qubet el Hawa, pero, entre excavación y excavación, se ocupa de estudiar un tesoro más cercano. Se trata de un grupo de objetos hallados en la isla de Ibiza, procedentes del Antiguo Egipto. Aun inconcluso, ya hay muchas líneas de investigación abiertas. “Es un estudio descriptivo de de numerosos objetos hallados entre restos fenicios y púnicos que fueron o bien fabricados en Egipto o bien utilizando las técnicas y materiales egipcios para crear copias similares a las que proceden de Rodas, Cerdeña, Cartago o Cádiz”.

 

La pregunta que se plantea es ¿era Ibiza un centro de producción de objetos egipcios o sólo un punto más de su red comercial? La respuesta la darán los propios objetos. Hablarán los escarabeos, unos escarabajos tallados en piedras preciosas o semipreciosas, sobre una base plana en la que figuraban escenas de dioses, como Heracles, propios de la iconografía griega de la época ptolomaica (a la que perteneció Cleopatra), o inscripciones o nombres propios. Tienen un agüero que permite llevarlos colgados y eran usados, como amuletos, sellos personales o de simple uso ornamental.

 

Hablarán también los vasos de alabastro egipcio, sobre los que estudios químicos recientes han desmostrado que no eran de alabastro. Igual que muchos de los que se encontraron en Egipto, que tampoco lo son. O las apreciadas joyas y adornos de jaspe verde: algunos de los de Ibiza son verdes, pero no son de jaspe; igual que los de Egipto, donde también conviven los de jaspe auténticos con sus verdes imitaciones.

 

“¿A qué conclusión llegaremos?”, plantea María José, “¿eran baratijas de mercadillo o valiosos objetos exóticos de intercambio?”. El tiempo y la investigación nos lo dirán, pero entretanto “seguimos trabajando para conocer mejor la protohistoria de nuestra isla de Ibiza”. Finalizado el curso, nosotros quedamos a la espera de que Inmaculada Vivas Sainz convoque el año próximo su sexto curso de verano el Centro Asociado de Ávila y nos cuente más historias fascinantes sobre el romance de la Ciencia y el Arte en el antiguo Egipto.

 

Los Cursos de Verano de la UNED cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades.

 
 

Propone: Departamento de Historia del Arte.

Sede organizadora: UNED Ávila

Curso: Egipto y el otro: relaciones e influencias entre el Antiguo Egipto y otros pueblos a través del Arte

Fecha: Del 4 al 6 de julio de 2016.

Directora: Inmaculada Vivas Sainz.

Codirector: Antonio Pérez Largacha.

 
 

Aida Fernández Vázquez
Edición web: Elena Lobato Toledano

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×