E pur si muove…

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

He aquí una frase que representa la verdadera esencia del ser humano: curiosidad, creatividad, inteligencia; pero, también, obstinación, soberbia, orgullo,…
A menudo solemos decir que el ser humano es capaz de las maravillas más increíbles, pero también de las bajezas más deleznables. Nos llamamos a nosotros mismos animales racionales, pero estuvimos siglos creyéndonos el centro del Universo.
 
Y es que el hombre siempre ha tenido esa visión superior de sí mismo. Que se lo pregunten a Mª José y a Manuel, que hoy vuelven a descubrir su ciudad romana Emerita Augusta, donde revivirán otras épocas, más violentas pero también más auténticas. Pero no hay tanta diferencia ente unas edades y otras: en la Roma clásica los dioses lo eran todo y ahora seguimos rindiendo pleitesía a otros dioses, más prosaicos eso sí. Quizá en esto tenga mucho que ver lo que hoy se ha hablado en Ávila, donde Mauro nos cuenta con todo detalle lo que piensa el profesor García-Santesmases.
 
Pero, hablando de lo divino y de lo humano, ¿qué hay más humano que el divino vino? Al menos, eso es lo que piensa Ryszard Smotrys, alias Ricardo, que cruzó media Europa solo por conocer más y mejor nuestros buenos caldos. Pero, ¡ay! Ten cuidado, amigo, haz caso a lo que decía Oscar Wilde: “Para conocer el origen y la calidad del vino no hay necesidad de beber todo el barril”. Si no, lo mejor que puedes hacer es hablar con Sara, para que te cuente cómo actúan los cuerpos de seguridad y el personal sanitario frente a casos con enfermos mentales y personas intoxicadas por drogas. O con Andrés Masa, que ya casi se ha hecho experto en seguridad pública y privada. Es, a menudo, el alcohol fuente de problemas conyugales, donde el hombre (una vez más, pero esta vez frente a otro igual), se siente superior a la mujer; motivo por el cual en determinadas culturas aún se practica la mutilación genital.
 
El hombre, tan simple y tan complejo. ¡Menos mal que contamos con psicólogos y psiquiatras que, de vez en cuando, nos ayudan a comprendernos a nosotros mismos! Gracias a ellos, sabemos cómo convertirnos en líderes, desde el ámbito militar al deportivo. Sí, porque en el deporte, la actividad psicológica es mucho más intensa que en otros ambientes menos competitivos. Desde la infancia, la práctica del deporte debe ser incentivada por los padres; así nos lo cuenta Carlos desde Lugo. Y ya de adultos, algunos de esos niños podrían convertirse en un Martín Fiz, o en un Chema Martínez cualquiera con un poco de empuje y autoconfianza.
La psicología también tiene un protagonismo especial cuando hablamos de personas con discapacidad. La inclusión educativa y laboral es fundamental para este colectivo, así como la adecuación de sus derechos.
 
Y, como cualquier animal, el hombre nace, crece, se desarrolla y envejece (antes de morir, al fin). Pero, ¿sabemos hacerlo? Echa un vistazo a lo que nos cuentan desde Madrid y Denia. Es más, no olvides que todo es Química, como nos cuentan desde Plasencia. La propia vida es pura Alquimia, ya desde los minúsculos átomos, formados a su vez por minúsculas partículas. En la Edad Media buscaban que los metales se transformaran en oro (tal como hace la propia naturaleza en las supernovas…).
 
Pero, ya que el hombre es hombre, pongamos unos cuantos adjetivos más a aquellos del principio: juerguista, jaranero, divertido o alegre. ¿Cómo si no podríamos comparar la métrica del siglo XIII con el rap, o tocaríamos el rabel en pleno siglo XXI…?
 
¡Alegría!
 

Compartir.

No hay comentarios

  1. «Estuvimos siglos creyéndonos el centro del Universo…»

    No sé uds, pero yo sigo creyendo que la Tierra es el centro del Universo. Salvo que se tenga una visión reduccionista de lo que es el centro… (en un universo en expansión es bien difícil determinar un centro físico), el centro está donde está la racionalidad y la creatividad: donde están los seres humanos, los únicos seres espirituales del universo.

    Así que… «the discarded image» (como llamaba CS Lewis a la cosmovisión medieval) no estaba tan desencaminada. Mucho peor me parece la idea de que los seres humanos y su hogar, la Tierra, son equiparables al polvo de estrellas…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×