De la estupidez y el buen hacer

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Einstein sentenció  “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.” Claro que Francisco de Quevedo no se había quedado corto tres siglos atrás. “Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.” 
Lo cierto es que todos, sin excepción, somos o nos comportamos de forma estúpida en algún momento. A veces no es falta de inteligencia sino producto de nuestras emociones.  Fernández Berrocal describe la estupidez emocional “como el daño que una persona se hace a si misma o a las demás”.  Esa misma estupidez mezclada con ignorancia, es la que lleva, en ocasiones, a los menores a delinquir, y la influencia nefasta de cierta seudo cultura que propician algunos medios telemáticos y digitales.

¡Ah! las redes sociales, ¿saben que en España el 80% de los menores de 13 años pertenece a una Red Social? Y eso que está prohibido. Son los resultados de una encuesta realizada a 3.000 jóvenes entre 13 y 16 años. 

 

En el otro extremo encontramos el liderazgo, tan traído y tan escaso (qué razón tiene, Don Francisco) y sus efectos  beneficiosos en los equipos de trabajo, más aún si la educación de nuestros hijos está en sus manos. Difícil es también divulgar la ciencia,  complejo y peliagudo si no se quiere caer en la simpleza.  Producto de esa ciencia  son los alimentos funcionales que permitirían mejorar la calidad de vida, sobre todo, en las regiones más desfavorecidas. Buen hacer es dar a conocer los derechos sanitarios que a todos nos asisten al final de nuestra vida, nuestro derecho a un testamento vital.  Y es afrontar la complejidad en las relaciones multiculturales, entre los derechos culturales y los ciudadanos. Y para buen hacer,  los resultados de una formación a través de la UNED, con una mejora en la calidad de vida del 70% del alumnado.

 

Pero seamos hedonistas, Don Francisco, venga una copa de vinoBrindemos  por los sencillos placeres de la vida… y ríase la gente.

Compartir.

No hay comentarios

  1. Carla Écija el

    Desde que se iniciaron los Cursos de Verano de la UNED vengo siguiendo las crónicas de «Sin Distancia» y debo decirles que son una gozada, sirva de ejemplo esta estupenda de hoy. Son ingeniosas y divertidas. Vamos, que me hacen pasar un buen rato. Muchas gracias al equipo de redactores y felicidades.

    • Carla, muchas gracias por tu comentario. Nos sentimos animados a continuar en esta línea…
      Y por supuesto, si estás realizando algún Curso y quieres animarte a escribir una crónica o enviarnos tus imágenes las recibiremos esperando con los «brazos abiertos». Te animas a participar?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×