Con buen humor todo es mejor

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Las personas que afrontan la vida de manera positiva se enfrentan y solucionan de una mejor forma a los problemas. A la hora de combatir una enfermedad, hacerlo con una buena actitud y optimismo tendrá mayores beneficios a la larga, también sucede lo mismo respecto a la vida laboral o personal. Esto es lo que se conoce como psicología positiva, y es lo que se ha trabajado en el curso de verano de la UNED “Con buen humor y buen vino se anda el camino”, en El Barco de Ávila.

 

Sergio1

Comienza el curso y a los cinco minutos los 25 alumnos no paran de moverse y hablar con sus compañeros, ¿un poco rápido verdad? Pero es que esta es la premisa del curso “Con buen humor y buen vino se anda el camino” que se ha celebrado en el Barco de Ávila, que con un ejercicio inicial la gente se conozca y luego resulte más participativa, mostrarles desde el principio la importancia de una actitud emocional positiva, diferenciar desde un primer momento que este no es un curso en el que la gente escucha y aprende, se busca conmover, algo obligatorio si intervienen psicólogos.

 

Es el caso de la directora y Profesora Titular de Psicología de la UNED. María Ángeles Pérez-Llantada, que ha dejado claro a los asistentes desde el comienzo que “con buen humor todo es mejor”.

 

Entrando un poco más en materia, comenta que “las emociones positivas es lo que definen ese buen humor, y hemos enseñado a lograr esas emociones y no solo poseer las negativas”. El cerebro “funciona mejor cuando lograr crearlas, y aprendiendo a tener pensamientos positivos se actúa de una forma que en lugar de perjudicar a la propia persona, añade bienestar a la vida misma, que por otra parte ya tiene bastantes dificultades”.

 

Sergio2

“La gente ni se imagina la cantidad de mejoras en la vida que producen las emociones positivas”, asegura, “tienes menos depresiones, afrontas mejor los problemas, tomas mejores decisiones, tienes más empatía, la gente te quiere más y te sientes mejor contigo mismo”.

 

Algo que también afecta al organismo puesto que “se consigue que con las emociones positivas se tenga un mejor bienestar, eso no significa que curen enfermedades, sino que ayudan a superarlas con más esperanza y alegría”.

 

Además este tipo de emociones son contagiosas, es decir producen un efecto en cadena, “la risa en sí misma, que es la expresión máxima del buen humor, se propaga, si ves a alguien reírse rápidamente empatizas, incluso hablando por teléfono si una persona sonríe, la receptora lo nota. El contagio proporciona más alegría al otro y hace que se sienta mejor”.

 

Por estos motivos ha sido importantísimo inculcar a los alumnos el pensar en positivo como modo de vida, puesto que “la gente no está acostumbrada y existe además un miedo a los cambios, eso ya de por sí es una emoción muy negativa, pero si buscas la parte buena de esos giros, afrontarás de una manera distinta situaciones como la que por ejemplo vivimos ahora en España”.

 

Ser feliz es una actitud

 

La psicóloga y directora del Instituto Espill de Valencia, María Pérez Conchillo mostraba el camino a la felicidad a través de su taller “Date Permiso para ser feliz”, en el que hablaba de “las interferencias que muchas veces se pone el ser humano para alcanzar ese grado de bienestar”.

 

Sergio3

Un planteamiento que ha realizado de una manera bastante práctica, empezando por compartir lo que ella ha identificado en su consulta a personas que tienen muchas dificultades para ser felices “a pesar de no tener grandes problemas, por lo que era importante aprender a identificar qué cosas son las que ensombrecen nuestra vida y ver cómo a veces con algunas actuaciones mucho más sencillas de lo que creemos podemos mejorar mucho nuestra calidad de vida”.

 

Algo que tiene que ver con los estilos educativos, “hay familias que tienen una mayor tendencia al disfrute y otras que solo son capaces de identificar lo negativo, en esta conferencia se trata de identificar el vaso medio lleno y de ver que hay cosas que nosotros podemos cambiar. Hay estudios que demuestran que el estado de bienestar corresponde más a cómo la persona afronta las situaciones que la propia situación en sí misma”.

 

“Tenemos que aprender que la felicidad es una actitud, se trata de buscar buenos ratos, a veces hablamos de ella como algo inalcanzable porque, aunque es verdad que son estados transitorios, se trata de acumular buenos ratos, saber gestionar esos momentos que nos hacen sentir mejor”.

 

Y termina, “muchas veces nuestros deseos son los de otros, lo que creemos que debemos desear. Si dedicamos un poco de tiempo más a escucharnos a nosotros mismos, de sabes qué queremos, nos daremos cuenta que tenemos más capacidad de elección de lo que a veces somos capaces de aceptar”.

 

El vino, elixir de la felicidad

 

El vino ha tenido un papel importante en todo este curso, una de las ponencias que trataba este tema era la llevada a cabo por Andrés López de la Llave, Profesor Titular de Psicología de la UNED, bajo el título “Personalidad emociones y vino”.

 

Sergio4

El fin estaba claro, “explicar qué es la personalidad, qué son la emociones, cómo se generan, qué es el humor positivo, qué efectos tiene sobre la salud y cómo el vino consumido de una forma adecuada puede beneficiar a la salud también desde un punto de vista emocional”.

 

Pero siempre hay que tener claro que “hace falta consumir lo adecuado a cada persona, hay unas características psicológicas que marcan cuánto vino se puede consumir, por ejemplo, una persona introvertida puede consumir algo más que una extrovertida, porque a esta se le estropea totalmente su capacidad de autocontrol y por ende su capacidad de relacionarse adecuadamente”.

 

Es muy importante “conocerse para saber según tu forma de ser saber las posibilidades que tiene puesto que el vino es un elemento interesante desde el punto de vista emocional. Es una bebida socializadora y genera emociones sociales adecuadas, saludables y positivas para la gente”.

 

Los Cursos de Verano de la UNED cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades.

 
 

Sergio Recio
Edición web: Elena Lobato

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×