«Carlos III y la España Ilustrada: esencia y presencia en Aranjuez»

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Aventurero

Nuestra estudiante, Alba Navarro Leon, nos cuenta su experiencia en el curso de verano «Carlos III y la España Ilustrada: esencia y presencia en Aranjuez», organizado por el Centro Asociado de la UNED Madrid Sur en Aranjuez los días 6 a 8 de julio.

 

El lugar elegido para el curso de este año, es un aula del Centro Cultural «Isabel de Farnesio», nombre de la madre de Carlos III y segunda esposa de Felipe V.

 

Carlos Martínez Shaw es el primer ponente del miércoles por la tarde que nos habla de «Carlos III y la España de las luces».

 

MartinezShaw

Primero hace una breve explicación de lo que sería la Ilustración, siendo un fenómeno cultural europeo que en España surge del siglo XVI (con Felipe V) al XVIII. Tiene las características de ser una época de expansión socio – económica, primación de la razón, reformas y debido a estos cambios, surge el inicio de la Revolución Liberal. Como el propio Don Carlos dice: «Es un Absolutismo Ilustrado, un Luis XIV sin peluca».

 

Se crean las Academias de la Historia, donde la Monarquía trae a la Corte a numerosos celebros para llevar a cabo dichas reformas. También las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País donde se debatían los problemas del país y unas posibles soluciones.

 

La prensa, las tertulias y los cafés, son importantes debido a que se reúnen personas cultas para hablar y debatir.

 

SanchezAlmazan

El segundo ponente de la tarde, es Javier Sánchez Almazán con el tema «Naturalistas para un Rey Ilustrado: Carlos III y el Real gabinete de Historia Natural».

 

Inicia la ponencia con una explicación de los Novatores: siendo un movimiento que comienza con el reinado de Carlos II de Austria, con personas preocupadas por el saber y las nuevas ciencias que buscan introducir nuevos cambios. Defienden muy fervientemente la experimentación.

 

Sucediendo a los Monarcas cronológicamente, Javier habla de Felipe V que toma las medidas oportunas para que España siguiera siendo una potencia de segundo orden. Su hijo Fernando VI continuo la labor de políticas científicas. Carlos III, se interesa por las matemáticas, física, astronomía, geografía, botánica, química y medicina, donde realiza expediciones que llegaban a durar años y que eran muy peligrosas.

 

También nos habla de una persona, aún no muy conocida, Pedro Franco Dávila, coleccionista y experto en invertebrados marinos y minerales. Carlos III crea en 1771 el Real Gabinete de Historia Natural y Dávila es nombrado su director, donde se exponen todas las piezas que Pedro había conseguido reunir. El mismo Dávila ofrece los datos precisos de como se debe construir el complejo.

 

El primer ponente del jueves por la mañana, es José Luis Sancho Gaspar con el tema «Aranjuez y los Reales Sitios de Europa».

 

sancho

Los primeros Reales Sitios son con Felipe II, que los usa de 1 a 3 meses. Sin embargo con el comienzo de los Borbones es España, eso cambia a un uso de 10 meses, ya que prefieren alejarse de la concurrencia que suponía la Villa de Madrid.

 

En toda Europa, se construyen Reales Sitios para que los Monarcas puedan cazar y pasear entre sus árboles. En Europa también era costumbre que el Rey viviera en la capital, aunque se ausentara unos meses, no como en España donde los Borbones van de un Real Sitio a otro.

 

Aranjuez sería el Real Sitio preferente en España, mientras que es Francia es Versalles y en Cerdeña lo es Turín.

 

Carlos III antes de ser Rey de España, lo es de Nápoles y será cuando construye allí Reales Sitios donde vive 6 meses en ellos y los 6 meses restantes en Nápoles capital.

 

El segundo ponente del jueves por la mañana, es Javier Ortega Vidal con el tema «Carlos III y la arquitectura del Real Sitio de Aranjuez».

 

Ortega

Nos muestra mapas del siglo XVIII que no se parecen en nada a como son en la actualidad y también uno donde se encuentran los Reales Sitios para que podamos comprobar las distancias que había entre ellos.

 

A posterior, Javier nos va realizando una explicación de los principales Reales Sitios españoles:

 

– Pardo. Lugar al que se acude en invierno. En un principio, había un Alcázar con 4 torres y Carlos III manda a su arquitecto Sabatini una ampliación que consiste en duplicar el Alcázar que había antes.

 

– Granja. Lugar al que se acude en verano. Felipe V manda construir aquí un palacio a raíz de una granja que le gustaba al Monarca. Carlos III manda hacer unas ampliaciones también de la mano de Sabatini.

 

– Escorial. Lugar al que se acude en otoño. Carlos III, a través de Juan de Villanueva, realiza la Casa de Infantes y la del Ministro de Estado para cerrar el Palacio.

 

– Aranjuez. Lugar al que se acude en primavera. Ya con Felipe V, se construye en un Aranjuez inacabado. Será Carlos III quien realice una nueva ordenación del Palacio donde destruye parte de la cúpula de la capilla para instalar dos brazos, trasladando la capilla al brazo izquierdo.

 

La primera ponente del jueves por la tarde, es Luisa Utanda con el tema «Carlos III, agricultura y el Real Cortijo de San Isidro».

 

Utanda

Aranjuez se encuentra situado en la Comarca de las Vegas con los ríos Jarama, Tajo y Tajuña. Ya en época musulmana, había zona de bosques con caza y de pastos. Posteriormente, Aranjuez se convierte en la residencia del Gran Maestre de la Orden de Santiago, hasta llegar a Carlos I de Austria que los convierte en una zona de descanso.

 

En los bosques predominan las encinas, carrascas, romero, lavanda y tomillar.

 

Al borde de los ríos, hay sotos, humedales y carrizales.

 

Las zonas de terraza son aptas para el cultivo.

 

Aranjuez y sus jardines, se riegan por gravedad de presas y pantanos que hay en los alrededores como el Mar de Ontígola, la Presa del Embocador y Caz de la Azuda.

 

Carlos III manda construir en 1766 el Cortijo de San Isidro. Previamente, debe roturar estas tierras para que sean aptos para pastos y para cultivos de cereales y de la vid. Este Cortijo también sirvió como despensa de Palacio. También se construyen casas para los trabajadores del lugar y una bodega.

 

Se cultivan hortalizas, cereales y vides en regadío, y en secano cereales, vides y olivos.

 

Introducen nuevos cultivos, como el cultivo a banda, y nuevos métodos, como el arado con buey para una mayor producción.

 

La segunda ponencia del jueves por la tarde es para Alicia López de José con el tema «Carlos III y el teatro cortesano en el Siglo XVIII».

 

Lopez

El teatro en el Siglo XVIII es la base de la diversión popular y cortesana, aunque es un siglo menor en comparación con el siglo anterior de la Ilustración.

 

Se produce un auge del teatro cortesano, siendo este un teatro revestido, con carga teatral, mediante la escenografía. Son muy importantes el vestuario, la música, la iluminación y los espacios de representación. Las primeras representaciones, se hicieron en zonas privadas, jardines, estanques, ríos, habitaciones reales y salones hasta llegar a los teatros.

 

Había tres colores básicos en el Siglo XVIII: verde montaña, dorado y el azul verdoso y la temática que principal eran: comedias de magia, de santos, jaques y bandoleros.

 

Con la llegada de Carlos III a España muere la Reina María Amalia de Sajonia, muy aficionada al teatro, y donde el Rey deja un poco de lado las representaciones teatrales.
Se producen motines por la falta de alimentos y un hambre generalizada y comienza una reforma teatral para entretener al pueblo y que no se revolucionen.

 

En 1768 Olavide crea en Sevilla una escuela de actores, pues cree que los actores son patéticos, para centrarse en comedia y tragicomedia francesa. En el mismo año, Bernardo de Iriarte selecciona unas obras barrocas del Siglo XVII, para su representación, pero las depura quitando las escenas que van en contra de la autoridad del Rey.

 

En 1770 se traducen las obras de Voltaire pero no tienen éxito pues el pueblo sigue prefiriendo las comedias de magia.

 

En 1776 el Ministro Floridablanca decreta los cierres de todos los teatros, salvo el de San Ildefonso, por falta de dinero, ya que es un lujo muy caro. Aún así, en los lugares cercanos a los Reales Sitios se habilitan espacios, de baja calidad, para representaciones teatrales.

 

De 1783 a 1785, se producen representaciones en honor al Príncipe de Asturias, Don Carlos, con fiestas teatrales de música, ópera y tonadillas. Por orden del Ministro Floridablanca, las compañías solo podían ser formadas por hombres, no podía haber mujeres.

 

No será hasta 1785 cuando se levante la prohibición de representar en las ciudades. Al haber estado los teatros tantos años cerrados, se encuentran en pésimas condiciones. Comienzan obras de restauración y se inician las representaciones. También hay reformas donde se prohíben a las mujeres bailar y la presentación de autos sacramentales y de santos.

 

La primera ponencia del viernes por la mañana es de Victoria Soto Caba con el tema «El jardín en el reinado de Carlos III».

 

Victoria

El Jardín del Príncipe de Aranjuez lo manda construir el Rey Carlos III en honor a su hijo el Príncipe de Asturias Don Carlos, futuro Carlos IV, que el mismo acabo por centrarse en su terminación.

 

En 1772, alejado del Palacio, se manda construir un jardín, en la denominada Huerta de la Primavera, al arquitecto Juan de Villanueva. En él hay pabellones, jardines o distritos divididos en plazas, calles con pequeñas construcciones, sin una unidad aparente.

 

En 1784 hay una segunda fase donde se multiplica la extensión del jardín.

 

En esta época, se pone de moda un nuevo estilo de influencia inglesa. Los Reyes quieren traer esta influencia al nuevo Jardín del Príncipe y mandan a estudiosos a Inglaterra y a Francia para que traigan estas nuevas ideas a España. Una característica inglesa, sería introducir una plaza elíptica en el jardín: el mejor ejemplo es el jardín chinesco que hay en el Jardín del Príncipe.

 

Para este jardín, se traen centenares de plantas y de semillas procedentes de América y de Asia, que hoy son grandiosos árboles con más de 200 años de antigüedad.

 

Al final de la ponencia, se abre un debate sobre si el Rey tenía un interés botánico más que paisajístico a la hora de construir el Jardín del Príncipe y de si sería Juan de Villanueva o el jardinero mayor quienes hicieron la distribución para la colocación de las plantas y árboles.

 

La segunda y última ponencia del viernes por la mañana, corre a cargo de María Magdalena Merlos Romero con el tema «La interpretación del paisaje en tiempo de Carlos III: corografía, sensibilidad y abstracción de Aranjuez».

 

Magdalena

Nos habla del punto de vista que tienen de Aranjuez 3 personas ilustres contemporáneas del Siglo XVIII:

 

– Domingo de Aguirre. Realiza mapas de Aranjuez que van a otras Cortes de Europa. También láminas de Aranjuez y alrededores.

 

– Lord Grantham. Embajador británico en España. Realiza dibujos porque le gusta la pintura. Dibuja ríos, sobre todo el Tajo, con árboles, porque era un amante de los paseos. Con estas pinturas, potencia la imagen de España.

 

– Schiller. Es un filósofo alemán, que nunca estuvo en España. La opinión que tiene de Aranjuez, es por amigos que si estuvieron aquí o por lo que lee. Realiza una obra «Don Carlos» sobre la Leyenda Negra de Felipe II que da una mala imagen de España a quien la lee.

 

Ya fuera de las ponencias, hay que agradecer a Daniel Ruiz, director del curso, las actividades extras que se realizaban tanto por las madrugadas fresquitas por los jardines de Aranjuez como las visitas por las tardes a los antiguos Palacios y al Real Coliseo.

 

Estas actividades fueron muy de agradecer para aquellas personas, que como yo, no somos de Aranjuez y nunca habríamos sabido de la existencia de aquellos lugares sino llega a ser por los voluntarios.

 

Alba Navarro Leon
Edición web: Elena Lobato

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×