Arqueología de los conflictos bélicos, una fascinante ventana al pasado

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

A lo largo de la Historia, los conflictos bélicos han dejado multitud de huellas sobre el terreno y restos materiales susceptibles de ser estudiados con metodología arqueológica; así lo veremos por segundo año consecutivo en el curso de verano que se celebra en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), del 13 al 15 de julio

 

Campos de batalla, trincheras, búnkeres y centros de represión. Arqueología de los conflictos bélicosImagínense una ocupación en la que cada día pudieran verse inmersos en un campo de batalla, o reconstruyendo las técnicas que se utilizaron para poner en pie las líneas de defensa y ataque en determinado conflicto bélico, o dando un vistazo atrás en el tiempo para recuperar la vida cotidiana en las trincheras y construcciones defensivas… Estos son solo algunos de los cometidos de los que se ocupa la Arqueología de los conflictos bélicos. Y es lo que nos contarán en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), del 13 al 15 de julio, en la segunda edición del curso de verano Campos de batalla, trincheras, búnkeres y centros de represión. Arqueología de los conflictos bélicos, dirigido por Jesús F. Jordá Pardo, profesor del área de Prehistoria del Dpto. de Prehistoria y Arqueología de la UNED.

 

El objetivo fundamental del curso”, explica el profesor Jordá, “es presentar la Arqueología como una ciencia fundamental para el estudio de los vestigios materiales de los conflictos bélicos. Así, mediante una serie de charlas y una salida al campo, se mostrarán desde la óptica de la Arqueología, los escenarios bélicos tanto de batallas antiguas como de las guerras y la represión recientes, aspectos que se complementarán con una charla sobre la recreación histórica como fuente de conocimiento”.

 

Campos de batalla, fortificaciones, trincheras, búnkeres y centros de represión y exterminio constituyen por sí mismos un buen ejemplo de estos vestigios del pasado lejano y reciente donde, además, es posible documentar arqueológicamente no solo material militar, sino también las evidencias de la vida cotidiana de las personas que protagonizaron el día a día de esos acontecimientos bélicos. “A lo largo del curso, se desgranaran algunos de ejemplos de las confrontaciones históricas y de la represión, verdaderos testimonios silenciosos de aquellos acontecimientos”, comenta el profesor.

 

Campos de batalla, trincheras, búnkeres y centros de represión. Arqueología de los conflictos bélicosAdemás, la Arqueología permite recuperar los elementos de la cultura material abandonados por los combatientes y que, tras su abandono y enterramiento, forman parte del registro arqueológico. Entre estos elementos se encuentran desde las propias trincheras y construcciones defensivas (búnkeres, refugios, campos de aviación,…) hasta armas (restos de aviones, tanques completos, todo tipo de armamentos, estructuras de defensa móviles,…) municiones y materiales de la vida militar de diferente tipo (menaje de cocina, equipamientos de los soldados, restos de productos de alimentación y bebida,…).

 

Otra de las características relevantes de estos estudios arqueológicos es ‘la cercanía’ que se establece entre los investigadores y los protagonistas de estas contiendas”, explica Jordá. Y es que la Arqueología permite localizar, identificar e interpretar los elementos que permiten reconstruir cómo era la vida cotidiana de los combatientes. Qué comían y bebían (platos, latas, cubiertos,…); dónde descansaban y dormían; dónde se aseaban y cómo cuidaban su aspecto físico (vestimentas, frascos de colonia, peines, pasta de dientes); cuáles eran sus enfermedades y heridas, cómo morían; cómo se entretenían, a qué jugaban, qué música escuchaban, qué objetos personales portaban, con qué personas se relacionaban; cuáles eran sus sentimientos y preocupaciones (cartas, fotos,…), sus creencias religiosas, sus ideas políticas,… “En definitiva, aspectos personales e íntimos que no figuran en los documentos de los archivos militares e históricos y que nos permiten reconstruir la vida cotidiana de los combatientes, más allá de los planos de estado mayor y las estadísticas militares”, añade el profesor Jordá.

 

Campos de batalla, trincheras, búnkeres y centros de represión. Arqueología de los conflictos bélicosEspecialistas de diferentes ramas de la Arqueología y la Historia, de la UNED y de otras instituciones, darán cuenta de todos estos temas a lo largo de tres días de debates, ponencias y sesiones prácticas. En la salida al campo del jueves, se realizará una visita “al escenario de una de las batallas de la Guerra Civil Española: la batalla de La Granja, que tuvo lugar a finales de mayo y principios de junio de 1937 en las proximidades de esta localidad segoviana”, explica el profesor Jordá. Con las explicaciones sobre el terreno del profesor Eduardo Juárez Valero, se visitarán trincheras y los restos de las fortificaciones de las tropas republicanas en la zona del cerro del Puerco.

 

En esta galería de fotos tienes imágenes de la primera edición de este curso en la XXVI edición de los Cursos de Verano de la UNED.

 

Los Cursos de Verano de la UNED cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades.

 

Propone: Departamento de Prehistoria y Arqueología.

Colabora: Real Sitio de San Ildefonso y Centro de Investigación Histórica, CIGE.

Curso:«Campos de batalla, trincheras, búnkeres y centros de represión. Arqueología de los conflictos bélicos«.

Sede organizadora: Centro Asociado de Segovia.

Lugar: Real Sitio de San Ildefonso.

Fecha: Del 13 al 15 de julio de 2016.

Director: Jesús F. Jordá Pardo.

Coordinador: Enrique Gallego Lázaro.

 

Inma Luque / Jesús F. Jordá Pardo
Edición web: Óliver Yuste

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×