0 Flares 0 Flares ×

Los días 27 a 29 de septiembre se celebró en Segovia el XI Seminario de Historia Medieval, esta vez con el título “Poder y territorio en los siglos XI-XIII”.

medieval_2016_1

El tema general del Seminario era estudiar de qué manera se ejercía el poder de emperadores, reyes y nobles, así como de la élite de la Iglesia, sobre un territorio, sus habitantes, sus medios de producción y, finalmente, sobre su resultado, que permitía mantener dicho poder, cerrando así el círculo. Las diversas manifestaciones de esa relación entre poder político y territorio en los reinos peninsulares fueron abordadas desde distintas perspectivas por los ponentes.

El profesor Carlos Laliena, de la Universidad de Zaragoza, nos habló de las formas de ejercer el poder sobre el territorio conquistado a los musulmanes en Cataluña y el Valle del Ebro (1050-1200), con especial atención a la feudalización de la zona. La tenencia de fortalezas y la concesión de las honores fueron los mecanismos que los reyes aragoneses emplearon para gestionar sus nuevos territorios y asegurarse la implicación de los señores en las empresas defensivas y conquistadoras.

medieval_ariza1

La siguiente ponencia corrió a cargo de la profesora Almudena Ariza, de la Universidad de Nueva York en Madrid, que expuso los últimos hallazgos sobre la caída del califato y el surgimiento de los reinos de Taifas en una conferencia sobre la dinastía Hammudí, la última que desempeñó el califato en al-Andalus. Los Hammudíes muestran en su breve historia el proceso de desintegración que sufría la sociedad andalusí, influido por la llegada y el apoyo de los contingentes bereberes a diferentes candidatos a desempeñar el califato, y las propias disensiones internas entre las distintas ramas de una familia cuya genealogía y apoyos políticos podían en principio garantizar el mantenimiento del poder.

Fernando Luis Corral, profesor de la Universidad de Salamanca, explicó cómo se articulaban las relaciones de poder en el sistema vasallático castellano, a través de una serie de documentos que mostraban las relaciones entre campesinos y señores, así como el proceso de apropiación por parte de los más poderosos de las tierras de los más débiles. Vimos las aldeas que se fueron expandiendo gracias a formas de apropiación del suelo por parte de los campesinos, hasta las fortalezas impuestas por los señores para proteger y a la vez vigilar a sus vasallos.

El profesor José Manuel Rodríguez introdujo un nuevo tema, las herramientas del poder real, como las órdenes militares o los ejércitos, durante las guerras del siglo XIII, desde la perspectiva de su implantación espacial. La actuación del arzobispo de Toledo en las fronteras, la organización del territorio andaluz y valenciano después de las grandes conquistas en dichas zonas, plantean nuevas formas de ocupación, como los extensos dominios de la órdenes militares, o la pertenencia de determinadas zonas a sedes que no son las que teóricamente correspondían geográficamente a ese contexto.

alcazar1

Por su parte, el profesor Carlos Barquero Goñi aportó la perspectiva navarra, sensiblemente diferente de la de los demás reinos por la limitación espacial de la corona, ya sin posibilidades de expansión frente a los musulmanes, y por la influencia del factor francés dentro del reino, representado por la dinastía de Champaña. Nos recordó que al corresponder todas las propiedades concedidas a órdenes militares a las del Temple y San Juan del Hospital, la dinámica que se observa en esas tierras es algo distinta de la de otros reinos, donde se encuentran también órdenes peninsulares. El sistema de honores es similar al aragonés, basado en el pasado tantas veces común de ambos reinos.

Finalmente, el profesor Carlos Reglero nos propuso una nueva perspectiva, el poder ejercido por las mujeres de la familia real castellana sobre extensos dominios y monasterios que se les confieren con ciertas condiciones para su gestión. Las redes que establecen estas infantas entre sí contribuyen a la transmisión de estos dominios entre ellas, sin tener en cuenta siquiera la condición de mantenerse vírgenes que afectaba a la propiedad en un primer estadio, pero es el rey –o la reina- quien, en todo momento, se reserva la libre disposición de este patrimonio, como vimos en los casos que se nos presentaron. Como balance, un año más los alumnos mostraron su contento, y vimos cómo la conquista y reorganización del territorio abriría la puerta a nuevas formas culturales y a un cambio de mentalidad que transformó la sociedad medieval.

Centro Asociado UNED Segovia

COMUNICACIÓN UNED, 2 de noviembre 2016

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×