0 Flares 0 Flares ×

La Delegación de Alumnos del Centro Asociado, dentro del ciclo de actividades que programa anualmente, propone una nueva conferencia de la mano de David Fernández Abella.

«Presentaremos alguno de estos poblados mineros, fuertes y rutas por las que discurría el día a día en el sur del Egipto romano» comenta David Fernández Abella, a propósito de la conferencia «Por las minas de esmeralda de Cleopatra. Viajes por el desierto oriental egipcio» que impartirá el próximo 28 de abril en el Centro Asociado de la UNED en A Coruña, a partir de las 19:00 horas en el Aula 1.4 EPA- CEFORE .

David Fernández Abella es licenciado en Historia, especialidad en Arqueología, Historia Antigua e Historia Medieval y diploma de estudios avanzados en Arqueología por la Universidad de Santiago de Compostela. Investigador predoctoral, ha colaborado en distintas ocasiones con este Centro Asociado; hace unos días presentó . «El arqueólogo inocente. Un camino lleno de piedras». Durante el año 2015 impartió la conferencia «Arqueología marítima romana en el Golfo de Ártabros» y el curso pasado presentó «De la antigua Roma a la India: Berenike y la Ruta marítima hacia Oriente».

«Esta actividad es complementaria a la conferencia impartida el año pasado centrada en el puerto de Berenice Troglodytica y la Ruta hacia el Índico en época romana. Esta vez volvemos a centrarnos en Egipto romano, tocando otra temática y espacio poco conocido, el peculiar desierto que discurre de norte a sur en el Alto Egipto y continúa por el actual territorio de El Sudán.

El Desheret, el desierto Oriental egipcio es un entorno peculiar, una barrena montañosa que con roca y arena separa el valle fluvial del Nilo del Mar Rojo. Sus inhóspitas condiciones le hacen aún hoy permanecer en buen estado de conservación, surcado periódicamente por los beduinos nativos y algunos visitantes esporádicos que cruzan sus impresionantes wadis.

Este desierto era un espacio usado en para diversas actividades económicas ya desde época faraónica. Esta explotación de los recursos naturales del desierto aumentó en época helenística, llegando a su máximo esplendor en época romana con asentamientos y un sistema de funcionamiento regular y estable. Estos asentamientos estaban comunicados por una red de vías, que conectaban las ciudades del valle de Nilo con las ciudades portuarias del Mar Rojo. Estas vías; la vía Nova Hadriana, y las secundarias que comunicaban diversos puntos a través de desierto, estaban protegidas por pequeños fuertes y destacamentos militares que vigilaban, protegían y regulaban el transito comercial que por ellas discurrían.

Presentaremos alguno de estos poblados mineros, fuertes y rutas por las que discurría el día a día en el sur del Egipto romano, entendiendo el funcionamiento y la vida cotidiana de alguno de estos enclaves arqueológicos y sus características principales».

Esta conferencia es gratuita, previa inscripción en la plataforma de la actividad.

Centro Asociado UNED A Coruña

COMUNICACIÓN UNED, 25 de abril 2017

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×