0 Flares 0 Flares ×

El domingo 20 de enero el Centro Madrid Sur organizó un Paseo por el Arte que recorrió las instalaciones del Museo Arqueológico Nacional, sumergiendo a los participados en el mundo de la Historia. El grupo fue guiado por el profesor-tutor, Daniel Ruiz.

Francisco Javier Rubio e Inés Manso, a través de este artículo hacen un resumen del recorrido y de la visita, así como una descripción histórica y de las instalaciones del Museo.

El museo Arqueológico Nacional (M.A.N.) se trata de una institución pública, siendo el principal museo español dedicado a la arqueología. Su colección se basa en piezas de la Península Ibérica, desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna. También tiene diferentes colecciones procedentes de fuera de España, en especial de la Antigua Grecia, tanto de la metropolitana como sobre todo, de la Magna Grecia y en menor medida, del Antiguo Egipto, además de “un número reducido de piezas“ de Oriente Próximo.

Posteriormente en 1.867 la reina Isabel II, mediante un real decreto ordeno su construcción, siguiendo la tendencia europea de crear grandes museos nacionales. Es un edificio del siglo XIX, ubicado en la calle Serrano nº 13 y comparte edificio con la Biblioteca Nacional.

Antes que en su actual ubicación, el museo Arqueológico se inauguró en un lugar llamado El Casino de la Reina, eran los antiguos terrenos de la Huerta del Clérigo Bayo, y cedidos por la Corona al Estado ubicados junto a la actual glorieta de Embajadores. Gracias al esfuerzo del personal consiguieron que su primera inauguración fuera el 9 de Julio de 1.871 por el rey Amadeo I, permaneciendo allí sus obras hasta su traslado a la actual ubicación en 1.892.

Tras varias reformas y habiendo pasado los avatares de una guerra civil se procedió desde el 2.008 hasta su nueva y definitiva apertura al público el 1 de Abril de 2.014, a una nueva reforma y reestructuración de su espacio expositivo, mejorando y dotándole de mayores instalaciones para exponer sus obras. Cuenta con una superficie total de 23.303 metros cuadrados y 9.715 son superficie expositiva.

Al traspasar la verja del recinto nos encontramos de frente con el edificio del museo manteniendo su fachada original, con una escalinata flanqueada por dos esfinges y dos estatuas una a cada lado de la escalinata ala derecha de Velázquez y a la izquierda Berruguete.

A la entrada, justo después de la verja, tenía una reproducción de la Cueva de Altamira, a la que se entraba como penetrando en un subterráneo. Dentro, unos bancos especiales con apoyacabezas te permitían contemplar las pinturas rupestres del techo, y también explicadas mediante un video una reproducción exacta de las cuevas, de Altamira.

La nueva entrada al museo ahora se realiza a la izquierda de la fachada principal. Al entrar en el hall nos encontramos un amplio y moderno espacio, a la derecha el mostrador de información y más adelante el mostrador para la adquisición de las entradas necesarias.

Cuando atravesamos los tornos de control y avanzamos hasta las salas tenemos enormes paneles y pantallas que muestran la cronología general de lo expuesto.

A partir de ahí en esta planta, iniciamos nuestra visita encontramos todo lo referente a la PREHISTORIA, época que abarca varios millones de años, y es el periodo comprendido entre la aparición del hombre y la invención de la escritura, y se divide en:

  • EL PALEOLITICO
  • NEOLITICO
  • EDAD DE LOS METALES

En la primera planta están las salas de Protohistoria, Hispania- Romana, Antigüedad Tardía, Mundo Medieval, Al-Ándalus.

En esta planta en la zona de la Protohistoria, no podemos dejar de ver en particular, La Dama de Elche símbolo de la cultura Ibérica, en la zona Hispania-Romana, la escultura de Livia, esposa de Augusto, y otras obras singulares como las seis coronas y cinco cruces del Tesoro visigodo de Guarrazar destaca por su tamaño y decoración la corona de Recesvinto, de la que penden las letras con su nombre y el Bote de Zamora magnífico ejemplo de a perfección técnica y artística lograda en el taller de marfiles de Madinat al-Zahra.

En esta planta también nos sorprende por la luz natural que procede del exterior a través de una cristalera instalada en el techo y unas modernas escaleras centrales que nos conducen a las plantas superiores en este caso a la Entreplanta.

Esta planta nos muestra los distintos elementos utilizados, en sus más variadas modalidades. Además de las monedas, billetes se exponen otros objetos que servirán para diferentes formas de pago, destaca el TEVAU, es una de las formas más originales del dinero. Realizado con plumas, su valor se deriva tanto del laborioso proceso de fabricación como de las connotaciones mágicas de éste.

Segunda planta

En esta planta está estructurada en:

Reinos Cristianos Siglos del VIII al XV Especial relevancia adquiere el Crucifijo de don. Fernando y doña Sancha donado por estos Reyes a la colegiata de San Isidoro de León, es una de las más importantes creaciones artísticas de estilo románico en marfil.

Edad Moderna: Nos encontramos con obras muy singulares como los Bargueños en madera de palosanto con incrustaciones de Marfil, asta y cristal, y el Abaco Neperiano inventado en el siglo XVI John Napier para realizar operaciones matemáticas.

Egipto y Nubia: El Museo conserva objetos desde la prehistoria hasta la época romana y medieval, vinculados al mundo religioso y funerario (sarcófagos, ushebtis, amuletos, momias, estelas esculturas de divinidades etc.).

Oriente próximo Esta colección de Oriente Próximo Antiguo está formada por un número reducido de piezas fechadas entre la Prehistoria y la época Romana, incluye cerámicas, inscripciones, ladrillos, sellos o bronces procedentes fundamentalmente de Mesopotamia y Persia.

De Grecia procedente de TRES culturas transcendentales de la historia mediterránea, las colecciones están compuestas por vasos cerámicos, bronces, terracotas, esculturas y orfebrería realizadas por los mejores artistas de su tiempo, destacando el DINOS de Las boda de Tetis y Peleo, en el que se mezclaba vino y agua para las fiestas en la Grecia Clásica, ofrece un ameno relato ilustrado de este mito. Sus imágenes nos introducen en el poder, la política, la vida cotidiana, del t eatro, y otros muchos aspectos esenciales del mundo antiguo.

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 15 de febrero 2017

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×