0 Flares 0 Flares ×

La UNED de Tudela ha vuelto a ser el escenario de su tradicional curso de moda, enmarcado en los cursos estivales de las Universidades Navarras del Gobierno de Navarra, y el único curso de moda organizado en España, hasta el momento. Se trata de la decimotercera edición de esta actividad que organiza el Centro Asociado, bajo el título “Mujer y moda: de la tradición a la vanguardia” y se ha centrado en el trabajo de estas tres mujeres diseñadoras de moda muy diferentes. Del negro como bandera de la racial Juana Martín, que ha desfilado en París, a los constantes guiños al mundo del cómic de Maya Hansen, que acaba de triunfar en México, o el influjo militar de “La Condesa”, para unas chaquetas de corte militar que han traspasado fronteras. 

Luis J. Fernández Rodríguez, director de la UNED de Tudela, ha aprovechado la ocasión para felicitar al periodista y director del Curso de Moda, Jesús María Montes-Fernández, que cumple 25 años en el mundo de la moda y de la cosmética y 28 en el mundo de la Comunicación. “La moda es un arte y, al mismo tiempo, una industria. Alrededor de 300.000 personas se dedican a ella y representa el 2,9% del PIB de España”.

Así mismo, ha subrayado el director del Centro Asociado de la UNED en Tudela, el trabajo que llevan a sus espaldas estas tres diseñadoras y ha agradecido la participación de las mismas a tan solo tres días de participar en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

El periodista, fundador del programa “Corazón, corazón” y “Flash Moda Monográficos” y director del curso, Jesús María Montes-Fernández, ha sido el encargado de inaugurar la actividad con una conferencia centrada en el tema protagonista del curso: el papel de la mujer en el mundo de la moda. “Hoy en día, vivimos en un mundo que evoluciona y cambia constantemente. La llegada del nuevo milenio y los avances tecnológicos han hecho que el futuro sea prometedor en algunos aspectos, pero hay otros que siguen anclados en el pasado, y depende de nosotros que cambien en un futuro.

Uno de estos aspectos es que la mujer tenga el reconocimiento que se merece en la sociedad actual. Mucho se ha avanzado en el último siglo, pero aún hay un largo recorrido para alcanzar esa igualdad que tanto ansiamos cada vez más personas”.

“La industria de la moda no queda fuera de estas inquietudes. Debido al sector del que se trata podríamos decir que la mujer ha tenido un papel principal, destacado. Sobre todo en el último siglo y como toda disciplina artística, porque la moda es arte, es sensible a la época o situación que tiene la sociedad. Así como en tiempos de guerra los diseños pueden ser más austeros, en determinados momentos la moda ha acompañado a la mujer en sus avances hacia la igualdad siendo fiel aliada y mostrando en su forma de vestir lo que ellas reivindicaban”.

“El tema a tratar es tremendamente extenso y se puede abordar de muchas maneras. Cada uno puede tener su punto de vista pero lo que no se puede negar es que en el mundo de la moda la mujer tiene un papel crucial”, ha recalcado Montes-Fernández.

Esta semana se le hará un reconocimiento en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid por sus 25 años de trayectoria en el mundo de la moda y de la cosmética. “Es un orgullo para mí. Todo ha sido a base de tenacidad y constancia porque no he tenido un padrino y que los señores de la moda me dediquen unas palabra, va a ser emocionante.

Asimismo, ha ido realizando una introducción a las trayectorias profesionales de las diseñadoras participantes. 

 

Juana Martín
“Hay que luchar muchísimo por lo que uno quiere porque si no, la vida en el mundo de la moda, sería muy corta”
“Lo más importante en el mundo del diseño de moda, ha confesado Martín, es la identidad: el ADN tiene que permanece en cada pieza que realizas. Es muy importante tener un sello propio, que al final, es lo que te caracteriza. Si hay lucha, entrega y constancia, siempre habrá una recompensa. Todos hemos sufrido decepciones a lo largo de nuestra carrera, pero te levantas al día siguiente y piensas que estás haciendo lo que te gusta y se te pasa. Debemos luchar muchísimo por lo que queremos porque, si no, la vida en el mundo de la moda, sería muy corta”.

Si algo caracteriza a Juana Martín es su versatilidad y su tenacidad en el trabajo: “luchar con la sociedad por el hecho de ser mujer y, además, gitana. Continuamente he estado luchando por demostrar quién era, por luchar por mis raíces, por una imagen, por lo que quería imponer”.  Trece años de carrera luchando, “dejándome el pellejo, ha sido muy difícil”.

En el año 2005 debuta en la Mercedes-Benz Fashion Week Madridhecho que “revolucionó a los medios de comunicación nacionales e incluso internacionales (Le Monde New York Times), ya que fue la primera gitana en desfilar en esta pasarela, queriendo exponer todo lo que era culturalmente lo que era Andalucía y España”.

“Para mí, lo más importante de todo esto y lo que más mérito tiene en este mundo tan duro, es el hecho de haber conseguido el respeto de la prensa, de la gente y que valoren mi trabajo”. “El mundo de la moda no es lo fácil que puede llegar a verse. Tras esta primera imagen “más frívola” está la vida real, que es muy dura, ha comentado. Debemos retribuir al personal, pagar las facturas o los cuatro desfiles que sacamos al año, entre otras cosas”.

De esta manera, durante su conferencia “Camarón, 30 años después”, Martín ha hecho un repaso por su vida profesional destacando, en todo momento, la dureza del camino y la necesidad del trabajo duro y del esfuerzo para además de poder sobrevivir en el mundo de la moda, llegar a ser una diseñadora reconocida y respetada. “Si piensas en pequeño, llegas a poco, si piensas en grande, llegas a lo grande. Aprender a vivir con la crítica continua te enseña a vivir con ese estrés y reinventarte cada día”, ha comentado.

 

Maya Hansen
Mezcla de disciplinas: corsés de tela, cristal, metal y madera
La diseñadora de moda Maya Hansen, procedente de una familia de artesanos, ha explicado sus comienzos, “de la parte que no es tan agradable, del tiempo que pasa desde que empiezas hasta que realizas un corsé para Katy Perry”.
De familia creativa, desde pequeña creció en un ambiente artesano, creativo y artístico, escuchando música clásica u observando cómo varios miembros de su familia pintaban cuadros, lo cual, constituyó un ambiente “muy propicio” para desarrollar su carrera como diseñadora.

Actualmente compagina varios trabajos: es directora creativa de la marca Maya Hansen así como de una marca de lencería y corsetería con más de 30 tiendas en China; es profesora del Centro Superior de Diseño de Moda en Madrid y también imparte un curso de vestuario escénico.

Hansen siempre tuvo claro que quería dedicarse al mundo de la moda pero lo que jamás “me imaginé es que acabaría desarrollando mi carrera en el mundo de los corsés, si no fuera porque cuando empecé a hacer complementos en tiendas alternativas tuve la oportunidad de ir a uno de los festivales más importantes de la escena oscura y probarme un corsé. Antes de esto, la banda Mägo de Oz, me encargó el vestuario de su gira Gaia II, lo cual supuso un reto, porque nunca había hecho ropa de caballero. Gracias a este grupo de rock, se estaba gestando mi marca. Para mí, mis mentores fueron ellos; esta es una etapa que nunca olvidaré”, ha confesado.

“Y en uno de esos viajes a Berlín, donde me probé un corsé, es cuando me planteo desarrollar todas mis creaciones en torno a esta prenda. Me interesaba tanto que incluso compraba muestras de los mejores corsés del mundo y los desmontaba para ver cómo estaban confeccionados. Siempre me habían interesado las prendas muy estructuradas, con patronajes muy complejos, con muchas fornituras. Empecé a estudiar la historia de los corsés y poco a poco, me fui introduciendo en este mundo tan diferente y tan único”.

Tiempo después, “un referente en la moda como es Cuca Solana me llamó para decirme que había un hueco para mí en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, y fue a partir de aquí cuando empezamos a vender”, asegura Hansen.

A esta ponente del Curso de Moda UNED de Tudela le apasiona “mezclar disciplinas” y ha explicado que no sólo trabaja con telas y tejidos, si no que ha querido ir más allá, investigando y atreviéndose con materiales como el cristal, el metal o la madera. “Mis corsés joyas o colaboraciones imposibles, son prendas que no están pensadas para la venta pero sí que lo están para tener una mayor repercusión. Uno de los corsés más importantes fue uno que realizamos con Swarovski confeccionado con 6.000 cristales. Otro con los que más he disfrutado es el de metal, el cual, tuve la oportunidad de realizar junto a un orfebre. Y el tercero fue el corsé de madera que diseñé de la mano de una ebanista, concretamente, éste pertenecía a una colección inspirada en el imperio austrohúngaro”.

Marina Conde
“Existen grandes historias detrás de cada uno de nuestros diseños”
Marina Conde, “La Condesa”, ha sido la última ponente del Curso de Moda y su intervención ha consistido en un repaso a su trayectoria, sus orígenes y su evolución hasta el presente. Tanto su historia como la de su marca “La Condesa”, probablemente “la hayan experimentado muchas chicas cuando eran jóvenes”, explicó Jesús María Montes-Fernández, “la gran diferencia es que no todo el mundo tiene la misma tenacidad que Marina”.

Su padre era catedrático de Física y su madre era modista, por lo que Conde ha crecido entre maquinas de coser, tijera, aguja e hilo. Ella, desde muy pequeña tenía clara su vocación, pero debido a la época y a los consejos de sus padres, en lugar de hacer corte y confección, se decantó por la Ingeniería Industrial. “Cuando planteé dedicarme a estudiar corte y confección, mis padres me dijeron que no, que primero estudiase una carrera y después me dedicase a la moda”.

“Muchas veces cuando uno tiene un sueño como yo, es importante plantearse que quizá hagan falta diez años o más para que se haga realidad. Todo comenzó en un blog y con apenas medios. En mi caso, al principio de mi carrera sólo había producto, no había nada de marketing”.

La diseñadora ha explicado las tres grandes claves de su carrera. La primera, referente al producto, es diferenciarse: “a través de la complejidad y la parte personal, el secreto reside en sentirte identificada con el producto. Además, cada una de las chaquetas cuenta una historia, hay una investigación detrás de cada una de ellas”.

Otra de las claves “es dar la cara, poner a una persona detrás de la marca, que la gente se enganche a tu marca. Con el blog y las redes sociales siempre me he enseñado a mí misma y, al final, esto da mucha cercanía y credibilidad”.

El tercer “gran estandarte es el posicionamiento de marca, el orgullosamente hecho en España. Y es que tenemos una “gran tradición artesanal, y debemos sacar pecho”, ha argumentado. “Las prendas que hacemos son prendas muy complejas, con un gran control de calidad caracterizadas por un proceso muy manual”.

Tras el éxito alcanzado con las chaquetas, “La Condesa” se da cuenta de que, cuando ponen la tienda física, “la gente quiere más, es decir, quieren combinar las chaquetas. Es por eso por lo que comenzaron a hacer trajes de chaqueta y han ido evolucionando hasta el punto de confeccionar todo tipo de prendas. “Siempre hemos sido y seremos fieles a nuestros orígenes: en un año realizamos dos colecciones de chaquetas y otras dos de Prêt-à-porter”.

“Buscamos y queremos que la marca no sea algo elitista, si no más bien, algo cercano, y esta cercanía nos ayuda a contactar con unos embajadores fantásticos que nos han ayudado mucho a la hora de transmitir la marca, como por ejemplo, Leiva, Cristina Pedroche o Daviz Muñoz, entre otros”, ha concluido.

 

COMUNICACIÓN UNED, 10 de julio de 2018

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×