0 Flares 0 Flares ×

El viernes 8 de noviembre amaneció un día gélido serrano en la localidad gaditana de Olvera. Nubes blancas sobre cielos azules, viento del noroeste y temperatura por debajo de los diez grados. Ideal para cumplir con el programa previsto en la IV edición de las Jornadas sobre el Patrimonio Histórico y Etnológico de la Sierra de Cádiz, organizadas por el Centro Asociado de la UNED de Cádiz en colaboración con su Aula en Olvera, en la que han participado diecisiete personas, entre matriculados, ponentes y otros asistentes.

Al acto de apertura asistieron el alcalde de Olvera, Francisco Párraga, que estuvo acompañado del coordinador y del codirector de las Jornadas, los profesores tutores Fernando Sígler y Manuel Barea, respectivamente, excusando su presencia su director, Honorio Velasco, que se estaba desplazando desde Madrid en ese momento.

El alcalde de Olvera enfatizó la importancia de este tipo de actividades culturales para la “comarca” serrana, y el compromiso de su Ayuntamiento con estas propuestas, agradeciendo la asistencia de los presentes. Además, cubrió el evento la televisión local de Olvera que hizo grabaciones del momento.

A continuación, el codirector de las Jornadas hizo un breve recorrido por la trayectoria de esta actividad, desde sus inicios en Grazalema (2016), Prado del Rey-Villamartín (2017) y Villaluenga del Rosario (2018).

La primera ponencia, “Proyecto de conexión de las calzadas entre Ubrique-Benaocaz-Villaluenga del Rosario-Grazalema”, fue expuesta por el profesor tutor de Antropología Social y Cultural de la UNED Cádiz, Manuel Barea Patrón. Una iniciativa que se presentará en la Junta de Andalucía y en la Mancomunidad de la Sierra de Cádiz  para incentivar un turismo slow travel. A continuación hubo preguntas e intervenciones.

Tras la pausa, y para combatir el frío, tuvimos tiempo para cafés y alguna que otra copa de aguardiente de la vecina localidad sevillana de Pruna, revitalizantes necesarios, entre charlas y tertulias, presentaciones y convivencias.

La segunda propuesta del día, “La puesta en valor del patrimonio en Espera (Cádiz)”, corrió a cargo de María José Lozano, directora del Museo Arqueológico de Espera. Siguió un debate muy participativo y se alabó la labor desarrollada por las instituciones para la puesta en valor y realidad de dicho museo, así como del patrimonio de la población.

Llegó el momento de paseo, compras y almuerzo en el que se reunió todo el grupo y al que se sumó el director de las Jornadas, el profesor Honorio M. Velasco, recién llegado de Madrid para participar y convivir con los alumnos/as de las Jornadas. La cita fue en el restaurante “El Olivo”, que sirvió un muy aceptable menú a precio súper económico. La ocasión propició la interacción y las tertulias, los proyectos, sugerencias, etc.

La tercera ponencia, primera de la tarde del viernes, tuvo contenidos de etnomusicología: “La gaita gastoreña: desde la generalidad a la singularidad”, expuesta por Antonia Bocanegra, presidenta de la Asociación Ateneo de la Gaita Gastoreña Salvador Bocanegra, de El Gastor. Resultó enormemente instructiva y etnológica: proceso de fabricación, selección de los materiales y recorrido por la historia de este instrumento, el “albogue”, un “aerófono” fabricado con cuernos de animales. Como complemento tuvimos la suerte de contar con un gaitero o “alboguero”, Antonio “el de la herriza”, que nos deleitó con los sones que salían del instrumento. En este caso se cumple el refrán medieval: En casa del alboguero todos son albogueros -incluido en el refranero del Marqués de Santillana, siglo XV-, pues la ponente ha heredado su amor por este instrumento de su padre, Salvador Bocanegra, y afortunadamente la transmisión generacional se mantiene.

Cerró la sesión del viernes el director de las Jornadas, el profesor de la UNED y antropólogo Honorio M. Velasco, que disertó sobre “Patrimonio Cultural Inmaterial y Diversidad Cultural”. En su exposición trató sobre universidad y sociedad (transferencia de conocimientos), cuestiones relacionadas con el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, Tesoros Humanos Vivientes, turismo y patrimonio, con ejemplos de bienes Patrimonio de la Humanidad (“voladores otomíes” en Mesoamérica, ritual “semah” de Anatolia, “ballet real” de Camboya o los “congos de Mella” de la Rep. Dominicana).

Olvera “Mata al hombre y vete a Olvera” “Olvera ni por la vera”, pero “Todo el que llega se queda”, porque “De mí sale la paz”

La segunda jornada, celebrada el sábado 9 noviembre, tuvo una primera parte dedicada a comunicaciones. Aunque había anunciadas tres intervenciones, solamente se expuso la presentada por el investigador de archivística e historiador Fernando Sígler, sobre las fuentes históricas y documentales en relación con la calzada Ubrique-Benaocaz, un proyecto que debe ser continuado por las investigaciones arqueológicas. Siguió un debate muy participativo que cerró la sesión.

El programa final tuvo como colofón visitas guiadas al Conjunto Histórico y Patrimonial de Olvera: Parroquia de la Encarnación, cementerio (recientemente premiado como el mejor de España por votación popular, seguido del de Villaluenga del Rosario, también de la Sierra de Cádiz), castillo medieval, Santuario de la Virgen de los Remedios, y finalmente la almazara de la Cooperativa de Aceite “Virgen de los Remedios”.

Para ilustrar estas visitas tuvimos la fortuna de contar con expertos y bien documentados guías: el párroco Juan Caballero (templo y santuario); la guía Paqui Carreño (cementerio y castillo); y en la almazara la experta en oleoturismo y técnica del Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Sierra de Cádiz”, Lola Ortega.

Disfrutamos con sus sintéticas y claras exposiciones tanto en el templo parroquial (historia de Olvera y patrimonio de la parroquia), en la torre homenaje del castillo (maravillosas vistas de la Encarnación, Pruna, Zaframagón, Líjar, Sierra de Grazalema, “tetas” de El Gastor, castillo de Ayamonte…), como en el Santuario (patio-claustro jardín botánico, camarín, capilla). En la cooperativa-almazara, saboreamos, olimos y vimos destilar puro oro líquido, el aceite olvereño. Conocimos el recorrido del fruto del olivo, su selección, tolvas, limpieza y los tres tipos de aceite: “lampante, virgen y virgen extra”. De agradecer el obsequio de la Cooperativa Virgen de los Remedios, un frasco de esencias oleaginosas, “Olivar Sierra de Cádiz”, todo un detalle que valoramos.

En la propia almazara (qué mejor lugar) unas palabras del director y codirector clausuraron estas IV Jornadas sobre el Patrimonio Histórico y Etnológico de la Sierra de Cádiz, agradeciendo la participación e implicación de todos, fundamental para este tipo de actividades culturales que organiza el Centro Asociado de la UNED en Cádiz.

Estas Jornadas continuarán en el próximo otoño del 2020 y volveremos a concentrarnos en algún lugar de nuestra rica comarca serrana. Se anunciará con tiempo en la página web de la UNED Cádiz.

El equipo que ha propuesto esta actividad (director, codirector y coordinador) agradece la participación del alumnado, sin la cual no hubiese sido posible esta fructífera, amena e interesante convivencia académica y cultural.

Agradecimientos:
Personas matriculadas y asistentes
Personal y Coordinadora del Aula de la UNED de Olvera
Excmo. Ayuntamiento de Olvera y Sr. Alcalde
Párroco, D. Juan Caballero
Guía, Toñi Carreño
Guía, Lola Ortega
Personas de El Gastor que asistieron
Director, codirector, coordinador y ponentes de las Jornadas

 

Manuel Barea Patrón

Centro Asociado UNED Cádiz

COMUNICACIÓN UNED, 14 de noviembre 2019.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×