0 Flares 0 Flares ×

El Centro Madrid Sur de la UNED organizó una visita a Salamanca el 5 y 6 de mayo, dentro de su programación de actividades de Extensión Universitaria y Culturales. Acompañó al grupo el Tomás García Villanueva, profesor-tutor de la UNED. Maribel Vaquero, estudiante del centro Madrid Sur, hace balance de la visita en este artículo.

El sábado a las diez de la mañana quedamos con el guía bajo el reloj de la Plaza Mayor de Salamanca para comenzar la visita a pie por el casco antiguo de la ciudad. De estilo barroco, las obras de esta monumental plaza fueron iniciadas por el arquitecto Alberto de Churriguera y las finalizó Andrés García de Quiñones (1729-1755).

Tras admirar la arquitectura de la plaza y el detalle de sus medallones, los cuales representan a personajes históricos de España, pasamos por delante de la Iglesia de San Martín, destacando su fantástica portada románica incrustada entre las casas y manteniendo un buen estado de conservación.

Continuamos el paseo hasta el siguiente monumento, la Casa de las Conchas situada frente a la Clerecía, zona monumental de Salamanca. La Casa de las Conchas es un antiguo palacio urbano de estilo gótico y elementos platerescos de la época de los Reyes Católicos (1493-1517). En la fachada más de 300 conchas dispuestas al estilo mudéjar, en la que destaca el escudo de los Maldonado con cinco flores de lis. También se aprecia la gran asimetría de sus ventanas superiores de estilo gótico y las rejas de las ventanas del primer piso. En la actualidad, es la Biblioteca Pública de Salamanca.

Nos dirigimos a la Plaza de Anaya, que está rodeada de grandes monumentos como la Catedral Nueva, la Catedral Vieja y el Palacio de los Anaya, de estilo neoclásico, actualmente Facultad de Filología de la Universidad de Salamanca.

Nos encontramos delante de las dos catedrales de Salamanca, formando quizás el conjunto monumental más impresionante de la ciudad. La Catedral de la Asunción de la Virgen, llamada Catedral Nueva, de estilo gótico tardío, renacentista y barroco, crece a partir de la Catedral Vieja, románica medieval del siglo XII. Ambas están conectadas y conviven ambas una apoyada en la otra.

Finalizamos la mañana  delante del río Tormes y junto al Puente Romano, conocido como el puente mayor del río Tormes, que tiene veintiséis arcos, de los que solo quince datan de la época romana, los demás están reconstruidos.

Nos fuimos a comer y a las cuatro de la tarde reiniciamos la visita con el guía en el Convento de San Esteban. Es un convento dominico, construido sobre un antiguo convento en 1524-1610. La fachada está compuesta por la portada de la iglesia y por el pórtico de acceso al convento. La portada de la iglesia es uno de los mejores ejemplos del plateresco. En su interior destacan el Claustro de los Reyes y la Sala Capitular. En este convento (el antiguo) estuvo alojado Cristóbal Colón cuando vino a Salamanca a defender, ante los geógrafos, su viaje a las Indias. Al finalizar esta visita, nos marchamos a la Cueva de Salamanca dónde, según la tradición popular, impartía clase el diablo. Esta cueva era la cripta de la Iglesia de San Cebrián. Unos metros más arriba, nos encontramos con el Huerto de Calixto y Melivea, al que pasamos a dar una vuelta por sus jardines.

Al día siguiente, el domingo, realizamos la segunda parte de la visita con otra guía, visitamos la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) y la Universidad de Salamanca (USAL). La Universidad Pontificia de Salamanca, católica y privada, se crea en 1940 teniendo como sede el edificio de la Real Clerecía. El edificio de la Clerecía o Colegio del Espíritu Santo de la Compañía de Jesús es una obra financiada por los reyes Felipe III y Margarita de Austria, construido entre los siglos XVII y XVIII de estilo barroco. El edificio consta del colegio, la iglesia y la residencia. La iglesia tiene una enorme fachada de tres cuerpos, planta de cruz latina, capillas laterales y una impresionante cúpula. En ella destaca un magnífico retablo de José de Churriguera.

A continuación fuimos a visitar el edificio histórico de la Universidad de Salamanca, la pública, que es la más antigua de España y la tercera más antigua de Europa. Su fachada es la obra cumbre del plateresco. El edificio tiene dos pisos alrededor de un bonito claustro llamando la atención unas grafías de color rojo llamadas vítores (nombres de los doctorados por la universidad). En el primer piso hay diferentes aulas, algunas de ellas con gran renombre, como el aula de Miguel de Unamuno y la de Fray Luis de León, en esta última se conservan sus bancos originales.

También cabe resaltar la visita al Paraninfo de la Universidad de Salamanca, donde se realizan los actos más solemnes de la universidad. A continuación entramos en la Capilla universitaria, donde subimos al primer piso por una fantástica escalera del siglo XVI con su pretil totalmente tallado. Aquí destaca la biblioteca de la Universidad de Salamanca, que contiene piezas de enorme valor, incluidos 785 incunables del siglo XV.

Aquí finalizamos la visita del edificio histórico de la universidad, al salir a la calle pasamos un rato para localizar a la famosa “rana” de la portada. A continuación visitamos el edificio de las Escuelas Menores, construido en 1428, que era el lugar donde se impartían las enseñanzas menores (títulos de bachiller). La fachada es de estilo plateresco y en su interior hay un patio de arcos mixtilíneos. En una de las aulas de este patio se encuentra el “Cielo de Salamanca”, una impresionante pintura mural cuyo autor es Fernando Gallego de finales del siglo XVI.

Y aquí terminó nuestra vista a Salamanca.

 

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 29 de mayo de 2018.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×