0 Flares 0 Flares ×

El lunes 17 de diciembre el Centro Asociado en Madrid-Sur de la UNED organizó una visita al Palacio de Fontalba, actual sede la Fiscalía General del Estado. Acompañó al grupo el profesor-tutor Miguel Ángel Daza.

María Teresa Díaz, estudiante del Centro Madrid-Sur que participó en la visita explica la historia del palacio.

Este palacio perteneció al II Marqués de Fontalba, D. Francisco de Cubas, personaje perteneciente a una nueva clase social conocida como “aristocracia financiera”.

Los arquitectos fueron José María Mendoza Ussia y José Aragón y Pradera, se construyó en un solo año sobre una parcela de 4200 metros cuadrados, perteneciente a la antigua huerta de Loinaz, D. Francisco de Cubas quiere un palacio muy grande y en el centro de Madrid no había ya espacio suficiente, por lo que se tuvieron que ir a las afueras, a lo largo de lo que es hoy el Pº de la Castellana.

El palacio tiene una planta rectangular de 985 metros cuadrados de superficie, y tres plantas más semisótano, organizadas alrededor del majestuoso hall a patio cubierto de la planta principal, el estilo de la construcción es ecléctico no tiene una influencia determinada,  estos nobles estaban muy interesados en hacer ostentación de los bienes que poseían. El hall tiene una vidriera realizada en una de las reformas que se llevaron a cabo posteriormente por un cristalero de Jaén.

En el semisótano se encontraban  la cocina, la bodega, la despensa y el depósito de carbón. El nivel principal era el más representativo, albergando una serie de salas conectadas a través del gran hall. Las habitaciones del primer piso estaban destinadas a dormitorios de los propietarios y huéspedes, los baños y tocadores. En la planta baja cubierta se hallaban los dormitorios de los criados.

El palacio recibió en 1914 un premio del Ayuntamiento de Madrid a la mejor casa construida por sus innovaciones técnicas, tenía una centralita telefónica que comunicaba las tres plantas y un sistema de limpieza totalmente eléctrico, una de las habitaciones cuenta con un techo realizado con planchas de zinc, lo que la convierte en un recinto totalmente seguro ya que es completamente imposible escuchar lo que ocurre en ella.

Tras el fallecimiento de D. Francisco de Cubas y Erice en 1937, el Ministerio del Ejercito compró el palacio para utilizarlo como sede del Consejo Supremo de Justicia Militar. Cuatro décadas más tarde pasó a ocupar la Fiscalía General del Estado.

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 9 de enero de 2019

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×