0 Flares 0 Flares ×

El sábado 9 de junio el Centro Asociadod e la UNED en  Madrid-Sur, dentro de sus actividades de Extensión Universitaria y culturales, organizará una visita al parque arqueológico de Segóbriga y al monasterio de Uclés.

El profesor-tutor que acompañará al grupo es Tomás García.

El desarrollo urbano de Segóbriga se puede fechar en el siglo I a. C. Será en los siglos I y II d. C. cuando se edifiquen el teatro, anfiteatro, basílica, pórticos, termas, etc., dando lugar a la ciudad. Además de por sus construcciones, Segóbriga debió destacar por ser un importante centro administrativo del territorio circundante, dada la gran riqueza agrícola y minera de la zona. El Centro de Interpretación del Parque permite al visitante obtener una visión global de la antigua ciudad romana de Segóbriga. En el recinto se exponen los numerosos restos encontrados, sobre todo esculturas. Además, se han instalado imágenes virtuales de los antiguos monumentos. El recorrido transcurre a través de la necrópolis extramuros, el teatro y el anfiteatro.

El Monasterio de Uclés está construido sobre una iglesia gótica. Es de planta cuadrada con patio central y claustro de dos alturas y diez vanos por cada lado, constituido por pilastras de planta cuadrada y arcos de medio punto; el deambulatorio está cubierto con una bóveda de cañón con lunetos y los arcos formeros, resaltados en piedra, sujetan el piso superior, resuelto con huecos adintelados, que siguen el mismo ritmo de la planta inferior, decorados con motivos vegetales baquetón y rejería; y en el centro del patio hay un aljibe en piedra caliza y decoración barroca, con una gran tarja del escudo real.

El ala oriental del edificio es plateresca, construida en los años 1530-50, con balconada y ventanales con rejería, abocinados y ornamentados con conchas y tallas en bajorrelieve, con repetición del motivo de la cruz de Santiago.

En su interior alberga una extraordinaria escalera bajo cúpula elipsoidal sobre pechinas decoradas en forma de concha. La sacristía es plateresca, con cubiertas de lacería gótica, y en el refectorio conserva un artesonado de extraordinaria calidad, de casetones hexagonales, combinado en su interior motivos vegetales y medallones con la efigie al parecer de todos los grandes maestres de la Orden de Santiago.

El ala occidental fue construida en el siglo XVII, en estilo herreriano, y tiene tres plantas. El ala sur, levantada en el siglo XVIII, en estilo herreriano de similares características a la anterior, cuenta con una gran portada churrigueresca, hecha en 1735 y atribuida a Pedro Ribera, que es debida al arquitecto Francisco de Mora.

Declarada también Monumento, la Iglesia fue erigida en los siglos XVI y XVII, según el proyecto de Gaspar de Vega, por Francisco de Mora.

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 25 de mayo de 2018

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×