Se imparte un curso innovador sobre “Educación en valores y emociones para la convivencia y la ciudadanía” en centro penitenciario de Villena por la UNED de Dénia

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Una vez más, apostando la UNED de Dénia por la integración social, realizó este curso muy interesante y de temática innovadora en el centro penitenciario de Villena.

Educar en valores y en emociones para la formación de la identidad, la convivencia intercultural, y el sentido de lo social desde una perspectiva multidisciplinar (pedagógica, psicológica, sociológica y politológica) es el tema central de este curso. Se desarrolló, abordando estrategias y técnicas para su adecuada integración en la personalidad individual, familiar y comunitaria. A través del desenvolvimiento, aplicación y resolución de conflictos en la sensibilización en la igualdad de género, el enriquecimiento del concepto de ciudadanía, las prácticas artísticas para el autoconocimiento y la liberación y, la puesta en práctica de la educación emocional en las familias.

El contenido fue el siguiente: “Educación en valores y emociones en el siglo XXI” y “La perspectiva de la igualdad de género para la convivencia y la ciudadanía” presentados por Violante Martínez Quintana, profesora de sociología UNED y directora del curso; “Herramientas para encauzar las emociones negativas, la resilencia” por Araceli Sánchez Torralba, psicóloga del centro penitenciario de Villena; “Habilidades sociales y emociones” por Lorena Pérez Sánchez, pedagoga y profesora tutora UNED de Dénia; “Los derechos humanos” Jaime Sendra Galán, abogado, profesor tutor de derecho constitucional y de ética y deontología públicas, UNED Dénia; “La violencia de género. Elementos para evitarla en la ciudadanía responsable” por José Salvador Monserrat Crespo, profesor tutor de derecho Administrativo, UNED Dénia; “Fomento de la ciudadanía: una perspectiva penitenciaria” por Carlos Fernández Gómez, subdirector del tratamiento del CP Villena; y, “El debate de la ética y los valores en el siglo XXI” Antoni Estarca Catalá, profesor tutor UNED Dénia.

La temática se destacó por ser dentro de la pedagogía bastante innovadora. Ya que, ahora se está empezando a retomar el educar en valores y emociones.

La primera ponencia de Violante Martínez “Educar en valores y emociones en el siglo XXI” fue de carácter general, donde se explicó en detalle ¿qué se entiende por educar en valores? Para educar en valores, se tiene que tener en cuenta la educación emocional, que se explica a través de programas de acción pedagógica con objetivos dirigidos a la construcción de la personalidad ética, educación de los sentimientos y la competencia comunicacional, la adquisición de competencias éticas, la aceptación de límites y normas de convivencia, así como la gestión de las emociones y su consecuencia conductual. Ello es, la autorregulación del comportamiento. Para ello, la sensibilización y formación del profesorado resultará indispensable.

Martínez explicó que la pedagogía no ha prestado la debida atención al mundo de los sentimientos. La sociedad de la información, la diversidad y la globalización, favorecen el mundo de la razón. Por ello, la pedagogía debe saber integrar la educación emocional y hacerlo de forma explícita.

Fue de destacar, el concepto de la construcción de la personalidad ética. Cuando una persona se encuentra en una situación de interacción social, y es el sujeto y objeto de la educación, se ponen en marcha las dimensiones: cognitiva-racional, afectiva-emotiva y volitivaconductual. Cuando se educa se incide en cada una de estas dimensiones, con el objetivo de contribuir a la optimización integral de la persona. La educación de los sentimientos y el aprendizaje de competencias comunicacionales son clave y se convierten en objetivos educacionales. Promover aprendizajes éticos que permitan construir valores guiados por ideales de libertad, justicia, dignidad, compasión y responsabilidad. Son propuestas orientadas a la construcción de modelos de vida buena y feliz a nivel individual, que a su vez, promueven modelos de vida justa y digna para todas las personas.

La educación emocional optimiza el desarrollo humano, el desarrollo social y personal, teniendo como finalidad aumentar el bienestar personal y social.

La segunda ponencia de Martínez, “La perspectiva de la igualdad de género para la convivencia y la ciudadanía” se inició con la definición Educación en Igualdad, según el Instituto de la Mujer (2007), la propuesta pedagógica actual para dar respuesta a la reivindicación de la igualdad realizada por la teoría feminista, que propone una reformulación del modelo de trasmisión del conocimiento y de las ideas, desde una perspectiva de género en los espacios de socialización destinados a la formación y el aprendizaje.

Se explicó los elementos que definen una práctica de educación en igualdad, que partiendo de la idea de que el entorno es “sexista y no neutro”, la escuela forma parte de este entorno y lo reproduce, por lo que, no solo el alumnado debe ser sujeto de Educación en Igualdad, sino también el profesorado e, incluso el propio elemento educativo. Por tanto, se exige un currículo educativo renovado, que incluya la educación en valores como la igualdad, la tolerancia, el diálogo y resolución práctica de conflictos. Cuyo objetivo último es la transformación de las relaciones entre hombres y mujeres.

Se presentó una propuesta metodológica sobre coeducación, basada en la aplicación de un test que contiene 3 nives de análisis diferentes. Nivel 1, Indicadores para detectar una práctica de educación en igualdad. Nivel 2,  Prácticas coeducativas en el ámbito escolar. Nivel 3, Elementos que definen una buena práctica en el ámbito escolar.

Se vio también, la necesidad de fomentar la igualdad de género en educación infantil. Y, del plan de acción de la UNESCO, en cuanto a priorizar la igualdad de género.

Este curso, realizado en el centro penitenciario de Villena, (al igual que el resto de cursos que realizamos en la UNED en estos centros) tiene, en sí mismo, un carácter especial. Por una parte, el alumnado interno en el centro, provienen de diferentes entornos culturales. Por ejemplo, una alumna era Ingeniera Naval, otro tenía dos carreras y otro personal apenas tenía estudios. Y, aquí los y las ponentes tienes que hacer un esfuerzo extra para adaptarse a estas condiciones y que el curso sea de utilidad para todas y todos los asistentes.

Por otra parte, la directora del curso Violante Martínez, quiso destacar la importancia y beneficio que el personal interno obtuvo de este curso, ya que les resulta muy beneficio, les permite reflexionar y contactar con personas externas. Además, asimilan y perciben el curso como algo importante para ellas y ellos. Hubo quienes se levantaron para agradecerle las clases. Por lo que, recalcó que el esfuerzo necesario para realizar el curso vale la pena.

Este es sólo un extracto de la experiencia de uno de los cursos de verano que ofrecemos en la UNED de Dénia, el resto de cursos, son tan interesantes como este, durando hasta el 27 de julio. La matrícula ya está abierta y existe una oferta de 3×2. Consulta nuestra oferta de cursos en www.uneddenia.es.

Comunicación UNED

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×