Profesionales de la AEMET debaten sobre los avances y el futuro de la observación y la predicción meteorológica en uno de los Cursos de Verano de la UNED celebrado en Ávila

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

El curso ‘Observación y predicción meteorológica en el siglo XXI’, dirigido por el director del Centro Asociado de Ávila de la UNED, Ignacio Zúñiga, ha reunido a numerosos profesionales de la Agencia Estatal de Meteorología para debatir y aprender sobre el campo de la meteorología con ponencias teóricas y supuestos prácticos.

Ignacio Zúñiga ha destacado que el interés de este curso reside en que es muy práctico y que ha contado con profesionales de la AEMET. La mayor parte del curso es de desarrollo teórico, pero, además, ha contado con una dotación práctica que es lo que le ha aportado el encanto al curso. Zúñiga, catedrático de Física Fundamental, ha destacado los avances en esta materia en los últimos tiempos y ha resaltado el papel de los medios de comunicación en su divulgación, destacando “la formación que tienen, los recursos que utilizan y la calidad de los presentadores”, además de que ha apuntado la importancia de cara al futuro que tendrán en las predicciones meteorológicas el hecho de “alargar un poco los plazos y la inmediatez”.

Dentro del curso se ha contado con la presencia de José Antonio García Cabarga, jefe de la Oficina Meteorológica Aeronáutica de Cuatro Vientos (Madrid) y miembro de la AEMET, quien ha destacado que “hemos empezado con una parte dirigida a la observación para ver esos pasos que nos dirijan a cuáles son las tripas de esa predicción que, en principio, puede parecer relativamente sencillo, pero que, como todo, tiene unas limitaciones, no sólo porque hay un número limitado de observaciones, sino porque esos datos necesitan además de un tiempo de ingesta y de una elaboración para que podamos tener una buena predicción” y ha asegurado que, “evidentemente, hay muchas variables, por lo que la incertidumbre es alta”.

De la misma manera, García Cabarga ha reseñado el papel de los medios de comunicación en torno a este tema, sobre lo que ha dicho que “se le dedica ahora mucho más tiempo a la meteorología, sobre todo destacando el caso de TVE que, si nos damos cuenta, son un poco el ejemplo para el resto de televisiones, porque empiezan precisamente con una idea de observación, es decir, como son esas imágenes en cada uno de los puntos de la geografía española y, a raíz de ahí, se nos va diciendo la predicción”. De alguna manera, ha apuntado, “se está haciendo ese ciclo entre los observado, lo interpretado y lo previsto” y ha asegurado que “se le da cada vez más tiempo porque la gente lo demanda, para temas como la agricultura o el ocio”.

En el curso también ha estado José Ignacio Palacio García, Jefe de Sistemas Básicos de la Delegación Territorial de AEMET en Madrid, que ha explicado que “las técnicas han cambiado bastante, ha habido una incorporación muy importante, sobre todo de la informática y de las comunicaciones, ha habido un cambio integral en todos los sistemas de recogida de datos y se ha aumentado mucho la información. Y ese volumen de información hay que tratarlo lo más rápido posible y con las comunicaciones hemos mejorado muchísimo”, porque, ha destacado, “en la meteorología siempre están ligados la observación y las comunicaciones”.

Palacio García también ha querido recordar que “cada vez hay una demanda mayor de qué tiempo va a hacer, desde simples cuestiones personales, como podría ser para decidir si tiendo la ropa o tengo que regar el jardín, a cosas de mayor importancia, como que exista un riesgo que pueda provocar una inundación o una sequía prolongada, para el transporte, para energía, etc.”. “La meteorología da soporte a muchas ciencias”, ha concluido.

Por otro lado, Fernando García, Jefe de Personal de la AEMET, ha destacado el carácter divulgativo y la cercanía a la gente, además de la componente práctica, sobre la que ha dicho que “me parece fundamental”, puesto que, con ella, “los alumnos se enfrentan a lo que sería el día a día y a las limitaciones que muchas veces tiene el predictor a la hora de elaborar esos pronósticos que, al final, es lo que le llega al ciudadano”.

García también ha recalcado que “uno de los grandes retos de la AEMET es el saber comunicar a la ciudadanía las predicciones” y, en ese sentido, ha señalado, “debemos avanzar bastante, sobre todo, teniendo en cuenta lo que se avecina ahora y que se ha tratado durante el curso: las predicciones probabilísticas. Hay que saber comunicarlo, porque, si no lo explicamos bien, es incluso más confuso que dar la predicción determinista. Y ahí está el gran reto, saber explicar y saber llegar al público”.

En el curso también ha participado Darío Cano Espadas, jefe de la Oficina Meteorológica Aeronáutica del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y también miembro de la AEMET, que ha destacado “la mezcla que se ha hecho en este curso del tema académico y profesional, lo que, para los que les gusta la meteorología, es muy enriquecedor, además que es una ciencia que tiene mucha importancia para muchos aspectos de la vida”.

Antonio Sánchez

Comunicación UNED

Compartir.

Dejar una Respuesta

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×