Mi experiencia en el curso ‘Técnicas para fomentar el aspecto positivo’

1
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Mi motivación para participar en el curso de verano ‘Técnicas para fomentar el afecto positivo’, organizado por la UNED en la sede de Ávila, se justifica en el interés por completar mi formación como docente en aspectos relacionados con la Inteligencia Emocional.

 

Maximiano Castaño, junto a una compañera del curso ‘Técnicas para fomentar el afecto positivo’

Maximiano Castaño, junto a una compañera del curso ‘Técnicas para fomentar el afecto positivo

 

Son numerosos los investigadores que vienen justificando la incorporación de las emociones en el ámbito educativo por las relaciones que estas tienen con la cognición y su influencia directa en el alumnado en determinados aspectos como el rendimiento académico, las conductas disruptivas y conflictos que aparecen en el aula y la salud, por citar algunos.

 

Pero también se justifica la formación emocional y social del profesorado en aras de afrontar de forma positiva el encuentro diario con el grupo de clase, ya que un nivel adecuado de emociones y afecto positivo por nuestra parte va a repercutir en la consecución de un clima de clase emocionalmente positivo, seguro y adecuado que favorecerá las relaciones con el alumnado y de este modo facilitará su aprendizaje.

 

La labor del docente del siglo XXI no debe atender de forma exclusiva a la enseñanza de los distintos contenidos y materias del currículo; además, debemos contribuir a la formación emocional de nuestro alumnado por las consecuencias que el afecto positivo ejerce sobre él.

 

Nuestra formación pasa por lograr ser “docentes emocionalmente inteligentes”.

 

Personalmente y, por el convencimiento que tengo de la necesidad de incluir el afecto emocional en los centros escolares (alumnado y profesorado), considero este curso de la UNED como un paso más en esa formación que me permita adquirir competencias emocionales y sociales para trasladarlas en mi labor diaria al conjunto de mis alumnos.

 

Quiero agradecer al profesor Enrique García Fernández-Abascal el afecto positivo que en todo momento ha creado entre los participantes durante los días de celebración del curso, así como el acierto en todos y cada uno de los ponentes, de los que he tomado buena nota de sus enseñanzas.

 

Maximiano Castaño Pombo
Fotografía: UNED
Edición web: Óliver Yuste

Compartir.

1 comentario

  1. Muchísimas gracias por compartir con la Comunidad Universitaria tu experiencia en el curso de verano. Es muy interesante tu deseo de hacer el curso para después aplicar con tus estudiantes las técnicas aprendidas.
    Saludos cordiales

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×