La paz global comienza con la paz interior

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Ponerse en el lugar de otro a través del diálogo, considerar que las personas somos diferentes y afrontarlo con empatía, escuchar al resto de personas siendo conscientes de que difieren en nuestras ideas… todas estas ideas son la semilla para despertar el sentimiento que garantice la supervivencia del ser humano, en otras palabras lograr “El despertar de la Gran Fuerza… El amor”, curso que ha desarrollado la UNED en El Barco de Ávila.

 

Sergio1

Prefieren llamarlo taller, práctica, pero nunca curso, con esta premisa mantenemos una charla con las encargadas de este Curso de Verano. Su directora, Mónica Rodríguez Zafra, Profesora Titular de Psicología de la UNED, que comenta que el objetivo ha sido “ofrecer herramientas y conocimientos uniendo los últimos avances de la psicología con la propia experiencia personal que viven los casi 30 alumnos del grupo, que les ayuda a contar con el potencial necesario para conectar con los demás a través del amor”.

 

La codirectora de las jornadas y también Profesora Titular de Piscología de la UNED, Ángeles Sánchez-Elvira, va más allá, recuerda que “vivimos momentos muy complejos para la humanidad, se enfrenta a retos que antes no había afrontado y necesita respuestas globales de cooperación para solucionar esos conflictos”. Temas que toca la psicología positiva y que también “está intentando colaborar en la psicología de la paz global, que comienza con la paz interior y eso abre una dimensión en la que esta rama puede contribuir enormemente”.

Pero, ¿cómo puede una persona aprender a amar correctamente? La directora, Mónica, asegura que en el curso ha sido muy importante saber dialogar y el importante papel que tiene en este proceso la importancia de la escucha, “poder ver a la otra persona, ver más allá de nuestras preconcepciones, de nuestros prejuicios, estar abiertos a la mirada y que el otro nos empape de su experiencia, es enriquecedor porque desde distintas visiones podemos llegar a algo más rico en conjunto”.

 

Sergio2

Otra clave la da la codirectora, Ángeles, “desde la infancia no solo se tienen que aprender matemáticas o lengua, las herramientas académicas, sino otra serie de competencias como por ejemplo la empatía, aprender a entender a cualquier ser humano sin necesidad de pensar como él. Pero esto hay que aprenderlo desde pequeños, saber identificar las emociones, saber resolver los conflictos como una herramienta más para nuestro desarrollo personal”.

 

Todas estas nociones se han desarrollado en las dos prácticas que han impartido, Mónica “La psicobiología del amor. El camino desde la supervivencia al crecimiento personal”, y Ángeles “El diálogo en el despertar de ‘la gran fuerza’ del amor: nuevas perspectivas de la psicología positiva y la psicología de la paz”.

 

Eliminar nuestra coraza para disfrutar del amor

 

Aprender a amar a través de la práctica ha sido el fin de este curso y para ello se han elaborado varios talleres en los que los alumnos estaban obligados a interactuar y relacionarse entre ellos prácticamente en cada ejercicio.

 

Sergio3

Una de estas lecciones ha sido impartida por Miguel Ángel Redondo, Psicoterapeuta individual y de grupo y Terapeuta Bioenergético, en concreto llevaba por título “El amor: semilla que da su fruto en el cuerpo abierto, disponible, fértil”.

 

Una hora y media en la que la el objetivo era hablar de la fuerza del amor a través del texto de ‘El caballero de la armadura oxidada’, ofreciendo una metáfora “desde esa simbología de la armadura corporal que evita el amor y el contacto, de manera que hemos trabajado aflojar esa armadura y acercarnos cada vez más a dejarse llevar, a ver que el mundo es un lugar mucho más cálido”.

 

Sergio4

Y esa tarea no es nada fácil, como nos relata el profesor, “desde que nacemos entramos en un proceso de aprendizaje cultural y familiar que nos coloca determinadas defensas con sus correspondientes tensiones como ser el mejor, encontrar trabajo… aflojar todo eso hace que recuperemos la espontaneidad y el gozo de vivir. De una persona rígida podemos pasar a ser espontáneos y de esa manera disfrutar de la vida, de la familia y de los amigos con más pureza”.

 

Encontrar el amor a través del humor

 

“El amor y el humor”, ese es el título del taller impartido por Fidel Delgado, una práctica en la que nos explica que ha tratado de “acomodar la receptividad de los alumnos, ese es el arte de estos encuentros personales, dedicas un rato a la esponjosidad receptiva de los pacientes”.

 

Sergio5

A la pregunta de cómo el humor puede ayudar a una persona a abrirse y amar, la respuesta vuelve a estar relacionado con la educación, “estamos llenos de automáticos que nos regulan la relación con el exterior, algunos son bloqueadores y llegar a que se aflojen requiere un amoroso trabajo que se puede trabajar a través del humor”.

 

Todo ello a través de ejercicios en los que “transcurrido un tiempo ya se pueden extraer vivencias de las que los alumnos saquen sus propias consecuencias”, lo que él llama “el buffet libre de las vivencias”. Ejercicios grupales multifunción que han servido para probar “cómo escuchas, cómo atiendes, cómo puedes acortar los prejuicios que has aprendido a tener”.

 

Este curso se ha celebrado además en el año de la misericordia y a su vez poco después de la nueva entrega de ‘La Guerra de las Galaxias’ (de ahí el nombre del curso), de esa combinación surgen estas jornadas estivales, que nos enseñan que es importante ver lo que tienes alrededor para despertar el amor, la verdadera gran fuerza.

 

Los Cursos de Verano de la UNED cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades.

 

Sergio Recio
Edición web: Elena Lobato

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×