Gibraltar y la cultura: la frontera que nos une

1
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Más de cincuenta alumnos han tenido la posibilidad de vivir del 3 al 5 de julio una serie de experiencias –algunas de ellas inéditas- al amparo de los cursos de verano de la UNED Campo de Gibraltar-Algeciras.

A lo largo de esos tres días, el Centro Asociado desarrolló un curso que, bajo el título de “Gibraltar como espacio de culturas”, analizó y puso en valor el complejo entramado cultural de la Roca y de la comarca circundante y todo ello en un contexto donde no son habituales precisamente estos proyectos basados en la cooperación y en la puesta en común de estructuras sociales acostumbradas, por desgracia, a darse repetidamente la espalda.

Como los que viene organizando el centro a lo largo de los últimos cinco años, el curso tuvo un carácter marcadamente interdisciplinar e itinerante, ya que, en primer lugar, trató de diferentes aspectos que marcan la cultura en un espacio tan complejo y atractivo y en segundo, cada una de las jornadas del curso se desarrollaron en un espacio diferente, impregnándolo de una gran movilidad.

La primera se localizó en la propia sede de Algeciras, donde se desarrolló la presentación oficial del curso ante las autoridades locales y provinciales y a continuación tuvo lugar la primera ponencia, impartida por el profesor Fernando Luis Ibáñez López Pozas, en la que, tras realizar un estudio comparativo entre los sistemas jurídicos británicos y españoles, entró de lleno en la jurisprudencia de Gibraltar. Las circunstancias sociopolíticas actuales motivaron un animado turno de preguntas en las que las posibles consecuencias del “Brexit” tuvieron especial relevancia. A continuación, la profesora Carmen Tizón Bernabé realizó una aproximación teórico-práctica a la lírica oral popular en la zona del Campo de Gibraltar donde se expusieron las diferentes tipologías de canciones, ejemplificándolas con las oportunas versiones cantadas con los acompañamientos y percusiones habituales. La ponente logró que al final todos los participantes del curso cantaran a coro una de las más representativas del peculiar mestizaje cultural de la zona.

Optamos por dejar para el final de la crónica a la segunda jornada. La tercera tuvo lugar en la ciudad de San Roque –donde reside históricamente la de Gibraltar desde 1704-. La primera sesión tuvo lugar en el Pinar del Rey, adonde nos concentramos los asistentes del Curso en sus instalaciones del Centro de Interpretación de la Naturaleza. Allí, la profesora María de la Paz Peña Cuenca nos recibió y nos impartió una charla sobre el valor histórico del pinar desde el siglo XIV hasta la actualidad, para realizar a continuación una caminata a través de sus diferentes ecosistemas de pino piñonero, alcornocal y quejigal. Con los zapatos llenos de polvo y los pulmones de olor a jara y cantueso, arribamos a continuación al salón de actos del Ayuntamiento de San Roque, donde el profesor y pintor Antonio López Canales supo embarcar a los asistentes en una sus peculiares obsesiones: la representación pictórica del Peñón a partir de su célebre conjunto de “Cien representaciones de Gibraltar”, todo ello en un espacio bien próximo personal y sentimentalmente al ponente, que supo llegar a los asistentes. Tras su intervención tuvo lugar la clausura del curso por parte de las autoridades locales.

Hemos querido dejar para el final la crónica de la segunda jornada del curso, ya que en ella se produjeron una serie de circunstancias que lo hacen especialmente significativo. Tras un buen madrugón, los participantes del curso cruzamos la frontera de Gibraltar y llegamos a la Garrison Library, donde se iba a desarrollar la primera mitad de la jornada. Esta institución, que alberga una de las mejores bibliotecas públicas de la península, fue fundada en 1793 para dar servicio exclusivo a la guarnición militar británica. En la actualidad es una de las más importantes referencias culturales de la sociedad gibraltareña. Allí nos esperó su directora, Jennifer Ballantine, que nos enseñó sus espléndidas instalaciones y tras sernos servidos un té, tuvo lugar la primera ponencia, impartida por el profesor José Juan Yborra, quien expuso un estudio sobre los viajeros románticos europeos que, a través del complicado y sugerente camino de la Trocha, llegaban a una Gibraltar que poseía por aquel entonces el valor de refugio y destino final no exento de decepción. A continuación, la propia Jennifer Ballantine expuso su ponencia sobre las diferentes impresiones que estos viajeros románticos transcriben a su llegada a Gibraltar, centrándose sobre todo en las de Georges Borrows.

Esta sesión matinal en la Garrison Library podría ser catalogada sin ambages como histórica, ya que en ella se produjeron dos hechos nada habituales: en primer lugar, el que una Universidad española impartiera una actividad conjunta en un espacio con tan marcadas connotaciones diacrónicas y sociales; en segundo, el hecho de que las dos ponencias se impartieran en español otorgaron a esta sesión el valor que tienen siempre las primeras veces.

A continuación, la sesión de tarde tuvo un sentido más práctico. Tras subir a la cima de la Roca en funicular, los asistentes al curso fueron obsequiados con un almuerzo en el restaurante sito en la cima. Tras contemplar las vistas sobre el Estrecho, África y la bahía de Algeciras, el grupo se dirigió a la cueva de San Miguel donde se explicó la peculiar formación kárstica y su valor histórico como hospital de campaña durante la Segunda Guerra Mundial. Tras un paseo en autobús por el parque natural de la cima, los asistentes al curso fueron desplazados hasta los túneles del Gran Asedio del s. XVIII y de la Segunda Guerra Mundial, donde recibieron las explicaciones del profesor Manuel López Fernández. Tras descender a la ciudad, la jornada acabó al cruzar de nuevo una frontera que este curso de verano ha hecho más permeable. Y es que muchos hemos sacado la conclusión que tratando de cultura y de relaciones humanas, las lindes pueden servir para unir además de para gozar de todo lo que en el subconsciente significan las primeras veces.

 

José Juan Yborra

Comunicación UNED

Compartir.

1 comentario

  1. Pingback: Emociones que inspiran

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×