Evolucionar para revolucionar

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Si bien es cierto que una revolución implica, por el propio significado de la palabra, rapidez y contundencia en el cambio, hay algunas revoluciones que llegan despacito, de forma pausada y trabajada, casi sin hacer ruido… En la UNED sabemos mucho de esto, pues llevamos muchos años evolucionando y revolucionando numerosos aspectos de la educación a distancia, siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías y siempre con la investigación y la innovación como bandera de nuestra peculiar batalla.

 

La Libertad guiando al pueblo, de Eugène Delacroix

La Libertad guiando al pueblo, de Eugène Delacroix

 

Los Cursos de Verano suelen ser el espacio ideal para hablar largo y “destendido” de las últimas novedades, ésas que pronto estarán casi obsoletas y darán paso a sus propias versiones mejoradas. Así les ha sucedido al profesor del Departamento de Inteligencia Artificial de la UNED Emilio Letón y su equipo, que pusieron en marcha hace unos años un método de enseñanza, revolucionario en su momento, basado en mini-vídeos docentes modulares, y que la semana del 11 al 15 de julio presentaron en Madrid el siguiente paso en la evolución natural de estos material: los mini-libros electrónicos modulares, de los cuales nos habla Inma Luque.

 

 

Evolucionar y revolucionar implica, sobre todo, adaptarse. Todo cambio lleva implícito un ajuste y, en materia de Educación, el recorrido es de ida y vuelta: en ocasiones un nuevo descubrimiento genera una necesidad adaptativa en el alumno y, en otras muchas, son el profesorado, las instituciones o las metodologías las de que deben amoldarse a las nuevas necesidades o características de sus estudiantes. De todo ello hablaron en Denia, tal y como recoge David Riera en sus crónicas, dentro del curso La dimensión investigadora en la carrera internacional del docente de lenguas hoy: perspectivas, retos y oportunidades, en el que los expertos incidieron en la necesidad de adaptarse al nuevo perfil de estudiante, el perteneciente a la llamada “generación Z” formada por alumnos de entre 12 y 20 años nativos digitales y con una nueva forma de aprender. “Somos mejores profesores cuando investigamos y tratamos de mejorar nuestras estrategias docentes”, afirmó una de las ponentes en este seminario. Lo cual no implica, y no debe implicar, que nos pongamos tan serios que nos olvidemos de que uno de los aspectos fundamentales de cualquier aprendizaje es el disfrute, que todos aprendemos mejor, trabajamos mejor y asimilamos mejor si el proceso incluye una fuerte carga emocional positiva. Por eso, en Madrid, Inma Luque acudió al último curso que se celebró en Escuelas Pías y en el que se exploraban las Posibilidades didácticas del uso de la traducción audiovisual en la enseñanza de idiomas, que dicho así suena muy serio, pero que si leemos su crónica Aprender idiomas nunca fue tan divertido nos sorprenderemos con la gracia que le “echan” algunos profesores a su docencia.

 

Mucho por descubrir

 

Sólo a través de la investigación se puede revolucionar en el mundo de la Educación. La investigación es en este caso fruto de la pequeña revolución que cada experto realiza cuando busca un nuevo enfoque, cuando plantea un nuevo reto, cuando define un nuevo objetivo. En todos los campos hay mucho por aprender y descubrir, y para seguir mejorando, hay que seguir trabajando. Así lo explicaban en Ávila los ponentes del curso Trastorno del Espectro del Autismo: perspectivas actuales, al que acudió Sergio Recio y en el que pudo descubrir cómo enfocar este trastorno desde un nuevo punto de vista: el que ofrecen los niños sordo-ciegos y las posibilidades que abre la valoración conjunta de ambos grupos a la hora de analizar los problemas de comunicación en niños con discapacidad sensorial. También en este encuentro se hizo hincapié en la importancia de la investigación, “que ha avanzado mucho en materia de autismo, pero que tiene todavía mucho campo por delante en discapacidad sensorial múltiple”.

 

Pero… ¿para qué investigar tanto? ¿Para qué tanto esfuerzo? ¿Por qué es necesario seguir evolucionando… seguir revolucionando? Pues porque conseguir una sociedad con niños más motivados y mejor formados es crucial para evitar el fracaso escolar que, a su vez, tiene enormes repercusiones en el mercado laboral. El Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas ha hecho un informe con vistas al 2025 en el que recoge de forma clara esta idea: aquellas personas con un bajo perfil educativo o que carezcan de estudios lo tendrá muy complicado para poder encontrar un puesto de trabajo, a pesar del natural y cada vez más latente envejecimiento de la población de nuestro país. El informe, analizado en Dénia y presentado dentro del curso Formación y ocupación, horizontes y perspectivas de futuro. El ejemplo de la Marina Alta, recoge conclusiones relativas a trabajo, formación y empleo en esa ciudad, pero son extensibles al resto de España y, me atrevería a decir, al resto del mundo: sin formación, no hay futuro. Lo cuenta David Riera.

 

Jóvenes sin futuro a los que conoce bien Javier Urra, firme defensor de la educación “con sentido común” para ayudar a los chavales con problemas y prevenir los mismos y ponente del curso Psicopatología e intervención en psicopatías y otros trastornos de la personalidad antisocial y delictiva, que se celebró en Castellón y del que nos informó Ana López. En él hablaron del síndrome del emperador o el llamado “niño tirano”.

 

El aventurero Santiago Pavón

El aventurero Santiago Pavón

Todo trabajo individual de cada investigador, cada pequeña revolución iniciada desde el ámbito personal, tendrá una mayor proyección si cuenta con el respaldo de las instituciones y los Gobiernos. Carolina Punset, eurodiputada por Ciudadanos, aprovechó el foro abierto en Dénia con el curso de verano sobre el Futuro de la Unión Europea para pedir “un gran pacto nacional por la Educación” que permita avanzar “hacia una formación multilingüe y de calidad”. Junto a ella, el director del curso, el Inspector General de la UNED Jorge Montes, ahondó en la idea de revolución-adaptación afirmando que también la Unión Europea tiene que refundarse para adaptarse a los ciudadanos del siglo XXI. Lo recogió David Riera para todos nuestros lectores.

 

Revolucionarios y pioneros

 

En la UNED sabemos mucho de cambios, grandes y pequeños, y de dar nuevos pasos inexplorados por otros. Fuimos los primeros, por ejemplo, en llevar los Cursos de Verano a los Centros Penitenciarios y los primeros –y únicos- en ofrecer a alumnos externos la posibilidad de compartir experiencia con los internos. Una revolución fruto de la evolución natural de estos cursos, que este año se han visto incrementados notablemente tanto en número como en estudiantes matriculados y que no son sino otra forma de educar adaptada a las características de un colectivo muy concreto. Así lo explica Fernando Reviriego, director del curso Los derechos fundamentales a través del cine que se ha celebrado en el Centro Penitenciario de Vilabona, en Asturias. De la importancia de los estudios universitarios en centros penitenciarios y el valor del Séptimo Arte como herramienta didáctica ha hablado con Pablo Núñez.

 

Ni qué decir tiene que, en cualquier estudio, el esfuerzo es fundamental para obtener los mejores réditos. Por muchas oportunidades que uno tenga, si se duerme en los laureles no se cosecharán los frutos esperados, teniendo incluso que repetir curso, aunque… para nuestro aventurero Santiago Pavón, “repetidor” del Curso de Verano sobre los paisajes asturianos y que este año se ha centrado en los Valles y costas de la Asturias Oriental.

 

No fuimos los primeros

 

Por muy orgullosos que estemos de nuestro revolucionario papel en la evolución de la educación a distancia, no podemos decir, muy a nuestro pesar, que hayamos inventado nosotros la revolución. Otros muchos lo hicieron antes…

 

museo

 

Como Caravaggio, el pintor, que este año es protagonista en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid con una colección de 12 obras que pudieron contemplar los asistentes al curso Imágenes, símbolos y modelos en la pintura del Barroco, celebrado en el propio museo y que ya es uno de los emblemas de nuestros Cursos de Verano. El rector de la universidad, Alejandro Tiana, acudió a la inauguración del mismo acompañado de Dolores Antigüedad del Castillo, directora del curso, y de Ana Moreno Rebordinos, directora del Área de Educación del museo, quien dijo de Caravaggio que fue un pintor muy personal que abrió a la pintura una nueva vía, introduciendo el mundo de las emociones en la pintura. Como cada año, Isabel Quiñones fue la encargada de recoger todo lo sucedido en el museo.

 

Y, aunque la guerra sea seguramente la forma menos deseable de revolucionar, durante muchos años ha sido la única forma, o la más extendida, de cambiar las cosas. Conocer nuestro pasado para aprender de él y tratar de cambiar el futuro es una de las ideas de origen del curso Campos de batalla, trincheras, búnkeres y centros de represión. Arqueología de los conflictos bélicos, que este año ha celebrado su segunda edición en el Real Sitio de San Ildefonso. Hasta allí se desplazó Sonia Cubillo, quien lo relata en su crónica Arqueología contra el olvido.

 

Campos de batalla, trincheras, búnkeres y centros de represión. Arqueología de los conflictos bélicos. 2ª edición

 

Acabamos, de forma cariñosa, con la pequeña revolución que ha supuesto para Cebreros (Ávila), la celebración de su primer curso de verano, centrado en la Transición Española y cuyo impacto en el turismo de la localidad ha animado a sus responsables a convertirse en sede fija de próximas ediciones. Sergio Recio nos da cuenta de un balance positivo que comparte con su “hermana mayor”, Ávila, y su compañera de fatigas El Barco de Ávila, que se consolida un año más como sede estival de unos cursos que, hasta septiembre, se toman un merecido descanso. El descanso del guerrero.

 

Itziar Romera
Edición web: Óliver Yuste

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×