El síndrome de Down a estudio en el segundo curso de verano de la UNED en Baza

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

En la tarde del 9 de julio dio comienzo el segundo curso de verano que el Centro Asociado a la UNED en Baza ha organizado en su duodécima edición. En esta ocasión la temática propuesta es “El síndrome de Down, en la familia y en la escuela”, la cual ha sido muy bien acogida por parte del alumnado. El curso cuenta con 53 inscripciones de las cuales un número importante lo están recibiendo presencialmente en el centro y el resto a través de web conferencia.

En la Inauguración del curso acompañando a la directora del Centro, Josefa Martínez Talavera, estuvieron el director del curso, el profesor José Quintanal Díaz, quien expresó su satisfacción por regresar a nuestra Ciudad. El profesor Quintanal ya estuvo en Baza en la edición pasada de cursos de verano, la gratificante experiencia en el Centro Asociado le ha servido de incentivo para repetir con esta nueva propuesta.

La directora del Centro agradeció las palabras del profesor y aseguró que realizar este curso de verano testimonia el firme compromiso social que el Centro Asociado lleva a cabo, en virtud del cual se realizan estas actividades que contribuyen a dar visibilidad a una realidad presente en nuestro entorno.

El profesor Quintanal explicó brevemente los contenidos que se abordarán en el curso, agradeciendo a los ponentes su participación. Seguidamente comenzó la primera conferencia: “Características psicofisiológicas del Síndrome de Down” a cargo del profesor del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Cantabria, y también Profesor-Tutor del Centro Asociado a la UNED de Cantabria, Juan Amodia de la Riva.

En su ponencia, Amodia de la Riva explicó que “en numerosas ocasiones los padres de un niño con Síndrome de Down reciben informaciones técnicas, sobre todo en los primeros momentos, que los abruman. Arrojar luz sobre sus numerosas dudas es muy importante. Explicar qué es el mosaicismo o la translocación robertsoniana entre otras nos parece fundamental en ese punto. También es importante destacar el punto de vista científico, técnico, sin connotaciones, dónde hablar de “lo bueno” y “lo malo” no tiene cabida. Conocer el ADN, los cromosomas o las diferentes nomenclaturas que se ofrecen en un consejo genético es muy útil. La epigenética o fenómenos como la epistasia o el pleiotropismo nos enseñan que las cosas no son sencillas y que las diferencias interindividuales, la variabilidad e incluso alguna enfermedad como la anemia falciforme que representa una ventaja contra la malaria, están en un continuo y no son clasificables en un todo o nada”.

La última ponencia de la tarde la impartió la asesora familiar para la Asociación Luz en la Finestra, Paz Rodríguez del Rincón, señalando que hay que superar los estereotipos de la trisomía 21 para tratarlos como una cualidad, ya que están presentes a lo largo de toda su vida. Esta exposición ha acercado a la figura de la familia y de los profesionales como agentes de cambio que pueden y deben mejorar y dignificar la vida de los niños y personas con trisomía 21 minimizando los estereotipos con las respuestas educativas llevadas a cabo por estos familiares y profesionales. La conferencia nos muestra que todas las personas con trisomía 21 pueden si se les da la oportunidad. Entre todos tenemos esa responsabilidad.

Ya en la segunda sesión celebrada el martes 10 de julio, participaron en el curso de verano “El síndrome de Down, en la familia y en la escuela” los ponentes José Quintanal Díaz, profesor contratado doctor y vicedecano de Ordenación Académica de la Facultad de Educación de la UNED; Juan Amodia de la Riva, que ya intervino en la primera sesión del lunes 9 de julio; y José María Altés Boronat, educador social en la Mancomunidad Intermunicipal de Servicios Sociales del Este de Madrid (MISSEM). Además, se realizó la mesa redonda “Casos y realidades diversas”, en la que intervinieron el propio José Quintanal Díaz, José María Altés Boronat y Paz Rodríguez del Rincón.

Quintanal Díaz señaló en su ponencia “Enseñanza de las competencias básicas” que “La enseñanza de competencias básicas en niños con síndrome de Down no difiere del desarrollo que sigue este aprendizaje en la población escolar, en general. La lectura y la escritura, el cálculo y el pensamiento lógico, son elementos básicos para el desarrollo personal, que podemos educar y estimular en los procesos formativos, tanto en la escuela como en la familia, para lograr su normalización en plenitud.e de Down”.

“La intervención precoz en el Síndrome de Down” fue el tema elegido por Amodia de la Riva en esta segunda intervención, en la que expuso que “La intervención precoz es importante en los niños con Síndrome de Down. Cuanto antes se produzca ésta, mejor. La plasticidad neural es mayor cuanto menor es la edad del niño, y los años más críticos para realizar dicha intervención son de 0 a 6 años, aunque esta, en menor medida continúa toda la vida. Los límites en nuestra capacidad de aprendizaje son mucho más amplios de lo que podemos pensar. La plasticidad neural de los más de cien billones de conexiones neurales que tenemos cada ser humano, nos dan un margen de aprendizaje enorme. El contexto, sobre todo social es vital en dicho proceso. También tratar al niño en su globalidad, utilizar técnicas multisensoriales en procesos de enseñanza-aprendizaje graduados, avanzando poco a poco, reforzando la conducta son pautas importantísimas”.

En cuanto a la ponencia de Altés Boronat, “Empoderamiento familiar. Intervención socioeducativa”, se trató la importancia de los padres en la educación de los niños con síndrome de Down y el papel del educador social en la intervención con estas familias y con la comunidad.

También se llevó a cabo la mesa redonda con el título “Casos y realidades diversas” realizada por Paz Rodríguez del Rincón, José Mª Altés Boronat y José Quintanal Díaz. En esta mesa redonda se han presentado y analizado de manera pormenorizada varios casos de familias con hijos con trisomía 21, al objeto de evidenciar la realidad escolar y familiar que vive la población con síndrome de Down. Se estudió en cada caso las características personales, familiares, del contexto y su ambiente socioeducativo, los cuales contribuyen a optimizar y mejorar el desarrollo del sujeto. Por eso es importante que desde la familia se conozcan, para tomarlos como referencia para estimular el mejor desarrollo en la cotidianidad del hogar.

La mañana del día 11 de julio finalizaba presencialmente el curso de verano “El síndrome de Down, en la familia y en la escuela” y lo hacía con las intervenciones de Susana Álvarez Martínez, coordinadora de Servicios de Promoción de la Autonomía Personal (SEPAP) de educación de la Asociación Down de Granada, quien analizó los aspectos fundamentales que son clave para en el desarrollo de la autonomía personal de las personas que tienen síndrome de Down.

Seguidamente Pilar López Garrido, médica hematóloga, y presidenta de la Asociación Down Granada, abordaba los procesos familiares de adaptación y lo hacía desde una perspectiva no solamente profesional sino personal, arrancando los aplausos de los asistentes en más de una ocasión.

Desde la Asociación Granada Down se trabaja por mejorar la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down, fomentando el pleno desarrollo de sus capacidades individuales con el objetivo de lograr una inclusión efectiva en la sociedad.

La Concejala de Cultura Yolanda Fernández Moreno, cerraba el acto de clausura de la duodécima edición de los Cursos de Verano de la UNED en Baza y lo hacía   felicitando al Centro por la organización de los mismos, destacando  la importancia de realizar estas actividades que han permitido poner en valor el patrimonio paleontológico de la ciudad de Baza con el primer curso, también analizar y reflexionar sobre los aspectos fundamentales que permiten una integración plena de las personas que tiene Síndrome de Down.

La directora del Centro Josefa Martínez agradecía a todos los ponentes su participación en el curso, especialmente a todos los inscritos en las actividades formativas estivales ofertadas por el Centro en esta edición, recordando que el plazo de inscripción continuará abierto hasta el 21 de septiembre, para todas aquellas personas que puedan estar interesadas en hacer los cursos de forma online. 

Comunicación UNED

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×