Inauguración de la XXVIII edición de los Cursos de Verano de la UNED

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

El salón de actos del Centro Asociado de la UNED en Ávila acogió en la tarde de este pasado lunes 3 de julio la inauguración de la XXVIII edición de sus Cursos de Verano, de los cuales la provincia abulense es la principal sede en el territorio nacional acogiendo un total de 18 cursos de diversas temáticas, pero que se desarrolla en todo el territorio, tanto en la península como en las islas. En total se celebran más de 150 Cursos de Verano.

En el acto inaugural, el rector de la UNED, Alejandro Tiana, ha destacado la participación del alumnado y la buena acogida de estos cursos. Según ha señalado, “estamos muy contentos porque los datos son superiores a los del año pasado” y ha recordado que “ofrecemos los cursos teniendo en cuenta los intereses que hay, combinando temas atractivos con aquello que tenga un nivel universitario; a lo que hay que sumar que en muchos de nuestros centros asociados los cursos se emiten en streaming y se utilizan otras serie de nuevas tecnologías de la información y la comunicación”, lo que, ha dicho, “nos da un buen resultado”.

Tiana ha apuntado que “hemos conseguido en torno a los 10.000 estudiantes en toda España y eso es un éxito” y ha destacado el caso particular de los cursos en los centros penitenciarios, que “abarca a unos 1.000 estudiantes”. Para el rector de la UNED, los Cursos de Verano “están consiguiendo un nivel de asistencia muy adecuado para lo que organizamos con ámbitos muy diferentes, con una gran variedad y en la variedad está la riqueza”.

El rector ha recorrido la historia de la Universidad Española y la aparición de los Cursos de Verano. “El próximo año, 2018, la Universidad de Salamanca celebra su octavo centenario. Han pasado 800 años desde el nacimiento de lo que Alfonso X El Sabio definió como ayuntamiento de alumnos y profesores, una comunidad de estudiantes y maestros que se reunían para aprender no sólo los rudimentos de sus profesiones, sino la esencia profunda del conocimiento que existía sobre ellas. En el siglo XIX la Universidad de Oviedo desbordaba las cuatro paredes que contenían el conocimiento y lo acercaba a comunidades obreras y patronales: corría el año 1898 y había nacido la Extensión Universitaria. En 1932, hace ahora 85 años, Fernández de los Ríos creo por decreto la Universidad de Verano, que hoy conocemos como Universidad Menéndez-Pelayo. Muchas otras universidades, entre ellas la UNED se animaron a preparar entonces un programa especial de cursos de verano. Se fueron sucediendo ediciones, con más o menos fortuna, con más o menos éxito. Unos desaparecieron, otros se han recortado, otros se van consolidando. Para la UNED es un orgullo acometer esta XXVIII edición con los mejores auspicios de participación de estudiantes e interés, tanto en la vertiente presencial como en los cursos que la tecnología nos permite ofrecer vía Internet”.

Por  su parte, la vicerrectora adjunta de extensión universitaria y Cursos de Verano de la UNED, Beatriz Rodrigo, también presente en la mesa inaugural, ha destacado que “la oferta de los Cursos de Verano de la UNED es muy extensa por todas las comunidades autónomas, en la península y en las islas y este año como novedad tenemos una conferencia que se impartirá desde Londres” y ha recordado que “se impartirán en toda España un total de 160 cursos en 61 lugares, 33 centros asociados más 18 centros penitenciarios”.

El acto ha estado presidido por el director del Centro Asociado de Ávila, Ignacio Zúñiga, quien se ha centrado en su intervención en el centro abulense y ha asegurado que “este año seguramente vamos a superar los 700 estudiantes, porque tenemos ya más de 500 matriculados y hay 150 más en el II Congreso Internacional de Psicobiología, que tendrá lugar en la ciudad del 19 al 21 de julio, y la matrícula aún está abierta”. Zúñiga ha apuntado que “entre alumnos y profesores contribuirán a dar beneficio económico y repercusión económica a los Cursos de Verano” y ha recalcado, tal y como señalaba el rector, que “los datos son mejores que el año pasado y eso puede deberse a que hemos renovado un poco la oferta y hemos hecho un esfuerzo por difundirlo mejor”.

A la inauguración no han faltado autoridades locales, como el diputado provincial y responsable del Área de Cultura, Patrimonio, Juventud y Deportes de la Diputación de Ávila y vicepresidente de la Fundación Cultural Santa Teresa, Eduardo Duque, que ha destacado que los cursos son “una oportunidad única para promocionar la provincia de Ávila y su riqueza cultural, natural y patrimonial” y ha reiterado la continuidad del apoyo que hasta ahora le ha dado la institución a la que representa.

Entre las autoridades también se encontraba en representación del Ayuntamiento de Ávila, el Teniente de Alcalde de Presidencia, Interior y Administración Local, Rubén Serrano, que ha dicho que “para Ávila, los cursos son un referente educativo y cultural y sitúan a nuestra ciudad a la vanguardia universitaria y son un perfecto embajador” y ha recalcado que “convertirán a nuestra ciudad en un foro de debate y de intercambio de conocimientos”, además de que agradeció que sigan apostando por la ciudad y la provincia de Ávila “también como una fuente de turismo y económica”, ha concluido.

Finalmente cabe destacar la presencia en el acto del secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Francisco Javier Pérez, que ha pronunciado la conferencia inaugural, dedicando una charla a ‘El español, hoy’, donde ha destacado los más de 550 millones de hispanohablantes que hay en la actualidad, así como la penetración cada vez más fuerte que experimenta esta lengua como vehículo para transmisión de la cultura, a través de la literatura pasada y actual, pero también de la comunicación, la tecnología o la economía de los países.

El español hoy: retrato de una lengua

Francisco Javier Pérez, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española, fue el encargado de la lección inaugural del acto de apertura de los Cursos de Verano, “con gran generosidad por su parte, ya que acaba de dictar su conferencia hace unos minutos en el curso en el que el mismo participa, el Curso de actualización para profesores de Español como segunda lengua: recursos y herramientas didácticas” , explicaba el director del Centro Asociado de la UNED en Ávila, Ignacio Zúñiga.

El profesor Pérez  analizó el estado actual del español a través de una profusión de datos y definiciones para ubicarlo como segundo idioma más hablado del mundo, por detrás del chino mandarín y por delante del inglés, y planteó los principales retos que habrá de afrontar en un futuro inmediato y a largo plazo.

“Mientras se lleva a cabo este acto de inauguración “, señalaba, “550 millones de personas están hablando español; en 4 continentes; en 23 países donde es la lengua oficial, coofiicial o lo llegará a ser. En Estados Unidos  hablan español hoy en día 50 millones de personas; las proyecciones sociolingüísticas para mediados de este siglo señalan que ese país será bilingüe inglés-español  gracias a la potencia de nuestro idioma en las calles del gigante del norte”.

La demostración del feliz y potente momento que vive la lengua española y su literatura la demuestra el Académico con varias lecturas: es lengua de conocimiento, por la trascendencia de su tradición filosófica y científica; lengua de comunicación, como lengua madre de importantes comunidades en el mundo; lengua de aprendizaje, por el número de personas y países que la estudian como segunda lengua; lengua de expansión, por las grandes extensiones del planeta que son identificadas como parte activa o enclave de progreso en su uso; lengua de tecnología, porque poco a poco va abriéndose camino en la generación de estas materias; lengua de economía, supone un factor de crecimiento y fortalecimiento de la actividad económica, con un mundo hispanohablante demográficamente muy potente y con países abastecedores de materias primas y consumidores de productos elaborados.

Francisco Javier Pérez nos muestra el camino que ha ubicado al español en esa posición dominante. “Ha crecido gracias a la idea y práctica de la aceptación de las diferencias, que significan enriquecimiento y no fractura. En cada uno de los países hispanohablantes americanos, en donde el español convive con lenguas indígenas vivas, se genera una diversidad dialectal española de gran impacto que la enriquecen en lo fonológico, semántico y léxico y la fortalecen en lo morfológico y sintáctico. El español es pues, una lengua que ha alcanzado altas cotas de diversidad léxica manteniendo la organicidad de su gramática”.

Hubo un tiempo, recuerda el profesor, en los albores de las Academias de la Lengua de los  países americanos, en que éstas se comportaban como policías del lenguaje, que encorsetaban su uso y reprimían cualquier variación de las voces históricas del castellano.  Un momento en el que el que un inmenso conjunto de lenguas aborígenes americanas fueron extinguiéndose, víctimas de la  colonización y la preeminencia económica y política de la España europea. “El brillo enceguecedor de la lengua vencedora, el ascenso imparable de la dominación de nuestra lengua sobre las aborígenes, era imparable y se imponía el prestigio de la lengua de los conquistadores”.

Sin embargo, “una lengua nunca desparece del todo, sino que cambia su estatus de lengua dominante o superestrato a lengua dominada o sustrato. Y como sustrato pervivirá para siempre. Esta teoría es la que explica la pervivencia de lo indígena americano en el español general y que aporta diferencias no solo relativas a preferencias léxicas, que son las más visibles, sino a realizaciones gramaticales (ordenación de la frase) y fonológicas (entonaciones). Hoy en día la presencia de los indigenismos léxicos son un asunto perfectamente asumido y natural dentro del español: aguacate, cacique, caimán, canoa, chicle, chocolate, hamaca, huracán, iguana, tiburón, maíz, plátano, tabaco, tomate…»

“Actualmente, la riqueza de la lengua radica en sus diferencias y no en sus igualdades. Las 23 academias de la lengua española son hoy instituciones ganadas por la modernidad. La lengua es de todos por igual, como lo fue en el siglo XVI, tan propia de los que se quedaron en Europa, como de los que se vinieron a América”, señala Pérez, que, no obstante puntualiza, “en general, todos los hispanoamericanos sabemos cómo se dice en España tal o cual palabra frecuente, pero no sabemos cómo se dice esa misma palabra en cada uno de nuestros países”.

El reto del español digital

“Primero la televisión, luego la Internet y más recientemente, las redes sociales, están permitiendo que la lengua española adquiera la mayor difusión internacional de su historia y la influencia más indiscutible en el habla común. Ya se van sintiendo creaciones nuevas en las adaptaciones de buen número de anglicismos. Facebook, twitter y youtube, entre otras redes, están, en contra de lo esperado, haciendo que la lectura se fortalezca en hablantes no lectores. Ello tendrá que revertir positivamente en la práctica de escritura, aunque preocupa la pobreza de redacción y la baja en la expresión. La ortografía es la más afectada, si bien las censuras y descalificaciones hacia usuarios de redes que escriben con faltas de ortografía comienzan a tener bastante fuerza “.

“Los efectos de la educación y la globalización gestan usos insospechados de la lengua y situaciones inéditas en su uso y difusión. La nueva práctica de los viejos recursos – el nacimiento de formas nuevas de abreviación  y de simbologías desconocidas como los emoticones-  y la práctica tradicional de los recursos nuevos, como la adaptabilidad de terminologías y el acoplamiento de neologismos tecnológicos al espíritu de la lengua: tuit, tuitear, yutuber, yutubero… O el mundo de los hackers, que desde el punto de vista lingüístico presenta interesantes creaciones: por una parte la incorporación al diccionario del anglicismo crudo hackers, y la voz de baja frecuencia de la voz krakers como hackers malignos  y la creación del verbo jaquear de acuerdo a las sistemáticas normas de formación de verbos a partir de sustantivos”.

Entre los retos inmediatos, el académico incorpora “la superación con los menores traumas, de la transición analógico-digital, su definitiva instalación en la creación de tecnologías en donde el español juegue un papel clave y alcanzar los equilibrios entro lo que el español da y recibe de otras lenguas, especialmente el inglés. Sería saludable una mayor prudencia al momento de invocar al inglés antes que al español, especialmente en los medios y en la actividad publicitaria y comercial”.

“En definitiva”, concluye el Francisco Javier Pérez, “no son más que los retos grandes propios de una de las lenguas más grandes y potentes del planeta”, como demuestran los más de 80 millones de consultas en un mes que han llegado desde todo el mundo, incluso de territorios no hispanohablantes, al Diccionario de la Lengua Española, el texto rey de la lingüística.

COMUNICACIÓN UNED: Galería de imágenes de la Inauguración de los Cursos de Verano UNED 2017

Aida Fernández  Antonio Sánchez y José Rodríguez 

Comunicación UNED

 

 

 

 

 

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×