Educar, reeducar y resocializar

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

La formación y el desarrollo profesional están íntimamente ligados, y así lo demuestran los diez Cursos de Verano que la UNED ofrece en esta edición de 2017.

Dicen algunos que estamos saliendo de la crisis económica; quizá habría que profundizar un poco más en lo que cada cual entiende como “crisis”… Pero si hay un hecho objetivo en todo esto es que las cifras que refleja la Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2017 (los últimos datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística) hablan de una tasa de paro del 18,75% (12 centésimas más que en el trimestre anterior). Esto se traduce en 17 200 personas que en este primer trimestre del año han perdido su empleo en España. Es cierto que los datos anuales son positivos (en los últimos 12 meses, el paro ha disminuido en 536 400 personas). Pero, aún sin meternos a valorar en qué condiciones se ofertan los nuevos puestos de trabajo, parece evidente que esta recuperación es mucho más lenta de lo que todos desearíamos.

En la UNED tenemos claro que una de las maneras de progresar laboral y profesionalmente es a través de la formación, que en muchas ocasiones marca la diferencia a la hora de postularse a un puesto de trabajo en concreto. Y en los Cursos de Verano se refleja ese interés formativo, que también es objeto de una sana reflexión para comprender la importancia de la educación escolar y la formación profesional en relación con la empleabilidad. Sobre esto versará el curso Educación escolar, formación profesional y empleabilidad a lo largo de toda la vida. Algunas perspectivas críticas, que se celebrará en el centro penitenciario Castellón II (Albocàsser). En esa misma línea de reflexión acerca de las diferentes estrategias de aprendizaje se hablará en Torrelavega a principios de julio, tratando desde las competencias digitales y la tecnología educativa al aprendizaje cooperativo, pasando por las nuevas técnicas para una búsqueda activa de empleo.

La formación como instrumento para la inserción en la sociedad y en el mundo laboral se abordará desde algunos centros penitenciarios este verano. Tal es el caso del centro penitenciario de Villena, donde se hablará de la importancia de la formación en estos centros. O el de Almería, cuyo objetivo es ofrecer a los asistentes herramientas sociales y emocionales que les ayuden a tener un conocimiento real de sí mismos con el fin de tomar decisiones y mantenerlas de acuerdo a su objetivo vital y profesional. De dominar técnicas personales y medios tecnológicos que nos permitan abordar con éxito diferentes actividades (desde publicar un currículum vítae en redes sociales a realizar una entrevista por videoconferencia o dominar el lenguaje gestual) que ayuden a lograr nuestros objetivos laborales, irá el curso que se celebrará en el centro penitenciario de A Lama, en Pontevedra.

Y tan importante como tener una buena formación es crearnos una buena marca personal de nosotros mismos. Eso es lo que aprenderemos en Palma de Mallorca, a proyectar un valor diferencial que nos identifique profesionalmente frente a empresas y personas. También en Gijón, donde además de reflexionar acerca de Internet, las redes sociales y sus posibilidades en el desarrollo profesional, cada estudiante realizará su propia marca personal en LinkedIn, una de las plataformas profesionales más extendidas de la Red.

No solo el individuo debe preocuparse por su desarrollo profesional en constante actualización. También desde la empresa es necesaria una implicación en ese sentido. En Alcorcón, los estudiantes aprenderán las claves del e-recruiting, y las competencias y aptitudes profesionales necesarias para superar con éxito los procesos de selección.

Y dejamos para el final una cuestión no menos importante: la inteligencia emocional en el ámbito laboral. Dos cursos abordarán este verano este tema en la UNED. El primero de ellos, en Madrid, explicará la importancia de la conciencia, la expresión y el control de las emociones en relación con el éxito personal y profesional. Un mes después, en Palma de Mallorca, podremos aprender cómo las emociones juegan un papel crucial a la hora de comprender el comportamiento del consumidor, el usuario o el trabajador; siendo, además, herramientas con las que juegan las organizaciones en sus estrategias de marketing y publicidad.

Inma Luque

Comunicación UNED

 

 

 

 

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×