Concluye el curso “Teatro Social y Educación. Herramientas teatrales para el empoderamiento y la transformación social”

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

El Aula Universitaria de la UNED en Xàbia acogió del 16 al 18 de julio este curso de verano, dirigido por Patricia Mata Benito y codirigido por Emma Luque Pérez, en el que las y los participantes han sido protagonistas y creadores de escena.  

El curso “Teatro Social y Educación. Herramientas teatrales para el empoderamiento y la transformación social” ofreció a las y los alumnos el aprendizaje de las herramientas teatrales básicas de Paulo Freire, el teatro del oprimido de Augusto Boal y el teatro sistémico  realizando  trabajo grupal y personal.

La presentación del curso estuvo a cargo de la directora de la UNED de Dénia, Raquel Martí, que agradeció la colaboración de Montserrat Villaverde, concejala de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Xàbia. También intervino Antonio Padilla, quien comentó que era de agradecer la realización de este  curso en  su municipio.

Durante tres días se realizaron un total de ocho ponencias que fueron las siguientes:

16 de julio de 2018:
“Introducción al teatro sistémico” presentado por Emma Luque, directora de la Escuela de Teatro Sistémico y coordinadora de TR3S Social.

“Herramientas teatrales para el análisis de necesidades desde un enfoque sistémico” presentado por Patricia Mata Benito, profesora de la UNED e investigadora del GRUPO INTER (Investigación en Educación Intercultural) y por Laura Ferré, profesora técnica de Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

17 de julio de 2018:
“Narrar nuestra historia de vida desde la creatividad de cuerpo, emoción y mente” por Joana Valls, docente Educación secundaria y por Verónica Pastor, Trabajadora Social.

“Mirarnos, pensarnos y representarnos desde la perspectiva de género” por Laura Ferré y Carolina Mosqueda, dinamizadora social.

Metodologías creativas para una transformación propositiva del conflicto” por Emma Luque y Patricia Mata.

“El teatro aplicado a los grupos: IAP mediación escolar y comunitaria (1)” por Yolanda Rodríguez, facilitadora de procesos y grupos y por Zósimo Yubero, facilitador de procesos y grupos.

18 de julio de 2018:
“El teatro aplicado a los grupos: IAP mediación escolar y comunitaria (2)” por Yolanda Rodríguez, y por Zósimo Yubero.

“El emerger de una nueva metodología al servicio de la reconciliación” por Emma Luque

El teatro sistémico es un mix de muchas metodologías que surgieron de la práctica con el grupo, son movimientos emocionales que generan dinámicas. Surge de la educación popular, de Freire y todo lo que deriva de él (pedagogía libertaria), del teatro del oprimido y de la psicología de procesos. Está basado en un enfoque sistémico existencial cuya fuente es el amor. Trata de la reconciliación con los ancestros, de la sororidad, del apoyo mutuo (aceptando el triángulo que existe dentro de una misma persona: víctima, verduga/o y salvador/a)

En la primera ponencia, Emma Luque, afirmó que a lo largo de los días cada persona trabajaría hasta llegar al límite que ella misma quisiese. Se inició el curso presentándose todas las personas que asistieron, diciendo su nombre y acompañándola de una figura que decidiesen hacer. Fue un ejercicio divertido y le seguirían otros que les haría conectar con su dolor interno por situaciones pasadas, con la motivación de que si se le da atención al dolor, el amor crece. El ejercicio más importante consistió en visualizar unos muñequitos que pusieron en medio del círculo, a continuación, cada participante eligió la figura que más le representaba e hicieron una representación teatral de esta figura, con ello, se consiguió realizar un trabajo terapéutico.

La segunda ponencia, empezó uniéndose por parejas y, con la intención de relajarse y concentrarse, se realizaron masajes. El ejercicio importante de esta sesión consistió en que la profesora Patricia Mata les pidió que se formasen por grupos de cinco personas, les pidió a cada grupo que realizasen una figura conjunta de opresión y el resto tenía que adivinar qué opresión representaban.  Al verlo, el resto, tenían que decir cómo solucionarlo y además, representar esa solución. Con este ejercicio entraron en consciencia que una solución al conflicto no es tan fácil y muchas veces, por ello, se mantienen los conflictos sin llegar a soluciones que mejorarían la situación social e individual.

En la ponencia “Mirarnos, pensarnos y representarnos desde la perspectiva de género” uno de los ejercicios importantes que se realizaron, fue colocarse en línea, una persona tras otra, y la ponente Carolina Mosqueda les leía situaciones distintas. Cada persona tenía que dar un paso adelante si esa situación era de privilegio dentro de su situación personal, o un paso atrás, si no lo era. Ejemplos de estas situaciones fueron:

  • ¿Habían tenido la oportunidad de elegir poderse perforar las orejas para ponerse pendientes, se tenían que preocupar por usar anticonceptivos?
  • ¿En las entrevistas de trabajo habían tenido que responder si tenían personas a su cargo o estaban pensando en tener hijas/os?

Con este ejercicio, se pudo ver, que los hombres conscientes de su situación de privilegio, se colocaron en el extremo enfrente del teatro y las mujeres detrás. También surgió la situación de que algún hombre se quedase por el centro, porque generalmente no son conscientes de su situación privilegiada.

A este ejercicio, le siguió otro importante, que fue para tomar consciencia social del patriarcado, analizar qué instituciones lo generan. Este, consistió en escribir en una hoja roles de género que les fueron inculcadas ya desde niñas/os y que, en la actualidad habían podido deshacerse de ellos o no. Con este escrito, se colocaron por parejas, uniendo la manos y pensando en lo que habían escrito, tenían que gritar sí o no (si habían podido superar esos roles de género o no). Siguiendo con el ejercicio, Carolina les pidió que pensasen qué instituciones generaban estos roles, y formando grupos de cinco, tuvieron que representar estas instituciones. La familia y la iglesia fueron los que salieron y, el más repetido de todos fue la familia. Finalmente, la ponente les pidió que comentasen sobre qué habían tomado consciencia. Surgió el hecho que la propia familia era gran generadora de opresión, (de madres, padres, abuelas, abuelos imponiendo el rol de género), pero que para algunas mujeres con hijas había sido la gran libertadora, ya que las hijas les habían ayudado a eliminar esos roles de su comportamiento.

 

Comunicación UNED

Compartir.

Comentarios están cerrados.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×