Catalogación y valoración de la obra de arte, en el Museo Lázaro Galdiano

0
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Propuesto por el Departamento de Historia del Arte de la UNED, en colaboración con el Museo Lázaro Galdiano y dirigido por la profesora Amaya Alzaga y el jefe de la Biblioteca Lázaro Galdiano, Juan Antonio Yeves; el Curso de Verano de la UNED impartido en este museo madrileño, ha ahondado en la “Catalogación y valoración de la obra de arte”. Propuesta de la UNED para un verano cultural, en un entorno inmejorable, con uno alumnado que llenaba el salón de Actos del Museo y que disfrutó de tres intensas e interesantes  jornadas que dejaron abierta la puerta al curso del año que viene.

Era la primera vez que el Museo Lázaro Galdiano acogía un Curso de Verano de Historia del Arte de la UNED,del Centro Asociado de la UNED de Madrid, y este contó en su inauguración, con la presencia de  Elena Hernando, directora de la Fundación Lázaro Galdiano; Amaya Alzaga, directora del Curso “Catalogación y valoración de la obra de arte” y Juan Antonio Yeves, director de la Biblioteca del Museo Lázaro Galdiano.

Los organizadores, destacaron que el objetivo del Curso era “reconsiderar el método atribucionista de acuerdo a parámetros actuales, valorando tanto la vigencia de “aprender a ver y a distinguir” como su problemática dentro la Historia del Arte, el mercado y su aplicación práctica a la catalogación de las colecciones que atesoró José Lázaro. Asimismo, se ofrece un recorrido teórico por las grandes colecciones artísticas, españolas y extranjeras, de los siglos XIX y XX”.

Elena Hernando directora del Museo Lázaro Galdiano, destacó que “es la primera vez que un Curso de Verano del Centro Asociado de la UNED de Madrid, se acerca a nuestro Museo. La colaboración UNED- Museo Lázaro Galdiano ha sido muy armónica por la relación que tenemos con la directora del curso, Amaya Alzaga, a la que propusimos el tema de, cómo aproximarse al conocimiento de una obra de arte para saber cuál puede ser su valoración, no su valoración en términos económicos, sino en términos de conocimiento ¿qué se valora realmente en una obra de arte para saber si es auténtica o no?, ¿cuál es su datación?… en resumen, poder acercarnos a ese conocimiento tan técnico que tienen los especialistas y expertos que trabajan en este museo. El planteamiento del curso está enfocado a alumnos que están estudiando una carrera universitaria, que aman la Historia del Arte, pero que no necesariamente tienen que tener un conocimiento técnico exhaustivo, algo a lo que esperamos contribuir colaborando en este curso con la UNED”.

Amaya Alzaga, profesora del Departamento de Historia del Arte de la UNED y directora del Curso de Verano agradeció “la disponibilidad y colaboración de los representantes del Museo Lázaro Galdiano para poder celebrar un Curso de Verano en el que nos parecía fundamental  aunar teoría y práctica, para lo que  considerábamos esencial que se celebrara en el Museo, ya que este hecho nos iba a permitir que los alumnos accedieran directamente a la obra y así constituir un todo en el que la teoría nos diera acceso a conocer la catalogación, la evolución de las colecciones y poder saber enmarcar la colección de José Lázaro en el momento en el que es creada. Agradecemos a los conservadores de esta casa que se sumaran sin excepción a esta iniciativa y que hayan puesto toda la ilusión en unos meses de trabajo complicadísimo para poder llevar adelante el curso. Un curso del que estamos tremendamente satisfechos porque ha tenido una inmensa acogida por parte del alumnado, algo que ha hecho que sea el curso que más éxito ha tenido del Centro Asociado de la UNED de Madrid. Muchas gracias a todos”.

Juan Antonio Yeves, director de la Biblioteca del Museo Lázaro Galdiano, destacó que “La creación del Museo se debe al legado de José Lázaro Galdeano y su esposa, Paula Florido que dejaron una colección innumerable de obras de arte y una colección de libros de más de 20mil volúmenes, destinadas ambas donaciones, a la formación y el disfrute de las generaciones futuras. En la actualidad se ha puesto especial énfasis en la difusión de los fondos al incluir los manuscritos e impresos en el Catalogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico, al iniciar en 2013 la digitalización, tratamiento de conservación y estudio del Copiador de cartas de la España Moderna, un fondo documental muy importante para conocer la figura de Lázaro y su labor editorial, y al crear la Biblioteca digital que facilita el estudio y aprovechamiento de estos fondos. Con toda esta riqueza cultural que ponemos a su disposición, esperamos que su curso sea de gran disfrute y aprovechamiento”.

La primera conferencia corrió a cargo del profesor de Historia del Arte de la UNED, Antonio Urquizar que se refirió a la Catalogación en la Historia del Arte afirmando que “ la Catalogación es un método que  ha experimentado un avance tremendo en la Historia del Arte, gracias al que hoy tenemos un catálogo de autores que no tendríamos  de  no haber sido por un siglo XIX y XX en el que mucha gente se ha dedicado a trabajar con el modelo de Berenson y de Morelli de ir clasificando a partir de las imágenes, pero es un sistema que tiene muchos límites y tenemos que ser conscientes de ello, porque debemos ser capaces de ver con un “ojo crítico” la realidad de lo que ocurre, ya que el mercado influye en gran manera. La decisión de un historiador hace que haya una diferencia económica sustancial entre el valor de una obra o de otra. Y también debemos considerar que el propio proceso deductivo, la forma en la que se genera este conocimiento, la epistemología es muy complicada. El ojo del experto nunca es un ojo objetivo, es un ojo que está condicionado por las expectativas y por las ideas previas que se tienen. Eso está reconocido por todos. El Historiador del Arte cuando atribuye, está manejando una “idea, ideal” de cómo era el pintor, que a lo mejor no es la realidad. Todo esto pesa a la hora de tomar una decisión y por muchos datos que tengamos, por mucho que los gabinetes técnicos aporten documentación técnica sobre análisis de pigmentos o de tablas…al final es una decisión última que se hace por deducción de unos datos que tenemos, pero sobre unas ideas previas y unas expectativas previas. Pero esta la única forma que tenemos de avanzar en el conocimiento. Por otra parte debemos tener  en cuenta y también considerar, que nuestras decisiones van a ser discutidas por otros historiadores, y al final la discusión y el consenso de toda la comunidad es lo que consigue que el resultado sea el más objetivo posible, porque está consensuado entre todos y no obedece ni al criterio propio, ni de uno solo”.

Comunicación UNED: Ver la galería de imágenes.

Isabel Quiñones

Fotografías: José Rodríguez

Comunicación UNED

 

Compartir.

Dejar una Respuesta

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×