Tus dedos

TUS DEDOS

 

Me despierto. 

Sacudo la pereza del sueño apegada a mis párpados. 

Ya puedo ver la luz y distingo los objetos de esta pequeña habitación. 

Miro mis manos. 

Me fijo en mis dedos y veo que son de carne. Son de carne como los tuyos. 

Y veo tus dedos de carne, 

nuestros dedos de carne entrelazados, 

Siento el deseo de explorar tus dedos. 

Me fijo con atención en la forma 

que han adquirido las huellas de tus dedos con el paso del tiempo, 

a través de tus décadas. 

Exploro con mi tacto las líneas de tu mano. 

Detengo mi mirada también en tus uñas. 

Y paso mi dedo por el marco de tus uñas, tus uñas pintadas. 

Beso tu mano. 

Beso cada uno de tus dedos. 

Y tus dedos se convierten en labios que son también de carne. 

De la misma carne que tu mano y que tus dedos.

Autor

Leonardo Reyes Jiménez

Subido por

Rafael Sánchez Pérez