Tinta

 TINTA

 

Alguien dijo una vez

que todas las mujeres

son el mismo poema.

 

Pero yo no sé si escribirte es dibujar

en líneas rectas la curva de tu pecho

o cuadrar en tu cadera

todas las ausencias que llenan mis bolígrafos.

 

Bebo espuma blanca

sobre la última roca del mundo

mientras mi tinta traza soledad

en el folio de mis inviernos.

 

Y entre los versos que escribo

se esconde tu pupila

de luz cambiante

que me mira y ve

la desnudez de mis heridas.

 

Escribo porque he olvidado cómo olvidar

pero escribir me recuerda

que eres el poema más bello

que ha bailado entre mis dedos.

Autor

Antón Recamán

Subido por

Rafael Sánchez Pérez