Intrascendencia

Intrascendencia

Entre mil veces mil castaños corpulentos que ocultan el Sol, María repara en Borges que pasa en su carromato diciendo hola y los árboles no se han puesto más bonitos, ni siquiera más feos. 

Junto a un castaño centenario rodeado de interminables eucaliptos secantes, Dña. María repara en Pessoa que pasa en su coche diciendo adiós y ella no se ha puesto más triste, ni siquiera más contenta.

Autor

David Barquín Gómez 

Subido por

Daniel Lumbreras