En recuerdo de nuestra compañera Guiomar

Al cierre de esta edición hemos sabido que una compañera del Grado en Estudios Ingleses ha fallecido el mes pasado tras una larga lucha con el cáncer.

Guiomar Roca de Togores era muy querida por sus compañeros, quienes recuerdan no solo su fuerza luchando contra esta terrible enfermedad, sino también su calidad humana y su enorme calibre como compañera de estudios.

Tras conocerse la noticia de su fallecimiento, las muestras de consternación y tristeza se han sucedido incesantemente entre sus compañeros, que han resaltado de manera unánime su gran compañerismo y la tremenda voluntad de acabar el Grado sacando fuerzas incluso en los peores momentos que vivió.

Estudiar en la Uned se antoja, a priori, un ejercicio de soledad que, gracias a personas como Guiomar, se convierte en un camino más fácil y en el que encuentras a personas con las que te une el amor por las letras.

Cristina Puig nos hizo llegar este hermoso recuerdo:

«En mis comienzos de estudios en la Uned en el Grado de Estudios Ingleses, una vez me manejaba a través de aLF, empecé a seleccionar mensajes de compañeros, muchos eran dudas que casi siempre el tutor contestaba con un «por favor léase la guía de estudios». Pero entre los comentarios más interesantes sobre las obras que estábamos estudiando encontraba los de una tal Guiomar Roca de Togores. Me gustaba leer esos comentarios porque me hacían ver una perspectiva de la obra en la que muchas veces ni siquiera hubiera podido imaginar.

Más tarde fui coincidiendo con Guiomar en otros grupos de asignaturas en Facebook, y poco a poco fuimos hablando más y más por mensajes privados. Pude conocer a una persona apasionada de la literatura como yo y, sobre todo, a una gran compañera siempre dispuesta a echar una mano en lo que fuera.

Un verano, me dispuse a pasar unos días con la familia en Cantabria, y aproveché la ocasión para acercarme a Torrelavega para así poder conocer a mi compañera de estudios, Guiomar. Pasamos una tarde juntas paseando bajo el paraguas, hablando y hablando de nuestros estudios, nuestras inquietudes, nuestros autores favoritos… Me encantó poder conocerla en persona después de haber hablado tantas veces a través del ordenador, y comprobé que era una persona con un gran corazón, apasionada en todo lo que hacía y sobre todo de su familia y, como no, de la literatura. Sé que no hablo solo en mi nombre sino en el de muchos compañeros que sentimos lo mismo. Te echaremos de menos Guiomar. Fue un honor tenerte de compañera Guio. DEP.»

Autores:

Compañeros de Guiomar