0 Flares 0 Flares ×

El Centro Asociado de la UNED Madrid Sur organizó una visita guiada al museo de la Biblioteca Nacional de España el jueves 27 de junio. El profesor tutor Tomás García Villanueva y un guía voluntario del museo de la Biblioteca acompañaron al grupo de estudiantes, entre los que se encontraba Piedad Fernández, que hace balance de la visita en este artículo.

Un poco de Historia: la Biblioteca Nacional fue creada por Felipe V en el año 1711, ocupando distintas sedes antes de la actual en el Paseo de Recoletos. El actual edificio, Palacio de la Biblioteca y Museos Nacionales, que incluye el Museo Arqueológico Nacional, fue inaugurado en 1896, aunque ya se usó en 1892, para la celebración del IV Centenario del descubrimiento de América. Isabel II colocó la primera piedra en 1866 en presencia de Juan Eugenio de Hartzenbusch, entonces Director de la Biblioteca. El proyecto fue de Francisco Jareño.

Un poco de Arte: primero observamos la fachada, de estilo neoclásico, precedida de una escalinata con las estatuas de San Isidoro de Sevilla y Alfonso X el Sabio. En la fachada, flanqueando los tres arcos de acceso, Antonio de Nebrija, Luis Vives, Lope de Vega y Cervantes. Además, en varios medallones aparecen distintos literatos, entre ellos, en el del centro, Sta. Teresa de Jesús.

La fachada está rematada por un frontón con multitud de figuras simbólicas y, arriba, en el centro, una figura que representa a España junto a un león, que representa a Castilla, con una corona de laurel en la mano. Una reproducción de esta corona fue entregada a Hartzenbusch y se puede observar en el museo.

La Biblioteca Nacional tiene un depósito de más de 30 millones de documentos, que incluyen desde la Biblioteca efímera, formada por folletos, carteles, cromos , etc., o los documentos recibidos por “depósito legal” (obligatoriedad de depositar uno o varios ejemplares de todas las obras publicadas) o partituras musicales, hasta obras valiosísimas como manuscritos medievales (códice de Metz, Beato de D. Fernando y Dª Sancha, o el Poema de Mío Cid, ahora objeto de una interesante exposición), incunables, y grabados de Goya.

Recorrimos las distintas salas del museo: historia del museo con recuerdos a los directores (no hubo una mujer hasta 1990, Alicia Girón, hasta ahora, 5); sala con los distintos soportes de la escritura, como conchas, papiros vegetales, pergaminos, papel, etc.; sala donde se exhiben los facsímiles de los manuscritos medievales mencionados o la representación de un “scriptorium” donde los monjes copiaban los Beatos.

Ya acabada la visita guiada estuvimos en la sala polivalente donde hay máquinas de imprenta y una exposición temporal de libros gráficos.

Piedad Fernández

 

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 8 de julio de 2019.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×