0 Flares 0 Flares ×

Adalberto Salvador Ojeda, coordinador general de servicios de consultoría del Instituto Hispanoamericano de Estudios Superiores, ofreció el 11 de marzo, en el Aula UNED de Tui, una conferencia sobre las tendencias y retos de la educación superior.

¿Qué diferencias existen entre la educación en España y América Latina?

Adalberto Salvador Ojeda en el Aula UNED de Tui

Principalmente, existe una gran diferencia: el número de estudiantes del nivel de Doctorado y el número de egresados Doctores, que en España es muy superior a los países latinoamericanos. Sin embargo, tenemos similitudes en nuestras tendencias y retos. En primer lugar, podemos hablar de que existe una resistencia institucional al paradigma de la educación basada en competencias, que ponga atención en un enfoque de aprendizaje autogestivo y en el uso intensivo de tecnologías digitales. Así mismo, en ambas zonas se realizan diagnósticos objetivos y se vela por la calidad de los procesos y productos académicos. También existe una tendencia clara en la búsqueda de financiamientos, que intentan ser alternativos y complementarios a los recursos fiscales, y en la promoción de la internacionalización, impulsando la movilidad estudiantil, la movilidad y superación profesional de los académicos y los convenios de cooperación interinstitucional. Asimismo, y tal y como dije anteriormente, los retos tanto en España como en América Latina son los mismos. Es necesario fomentar la calidad, certificada con estándares internacionales, promover una mayor competitividad en los procesos académicos del quehacer institucional, fomentar la competitividad y empleabilidad en los profesionales formados y logar una internacionalización con propósitos específicos de mejoramiento del quehacer académico y la gestión institucional.

La adaptación de la universidad española al Espacio Europeo de Educación Superior está siendo un proceso lento y costoso. ¿Cómo afectará esta confluencia a España?

college

De lograrse, esta confluencia sería muy positiva para España, ya que lograría responder con éxito a los retos de su educación superior: operaría su quehacer institucional en el estado del arte, por lo menos en el estado del arte europeo; elevarían su competitividad institucional y la demanda social y económica de sus servicios, así como la competitividad de sus egresados y por lo tanto su empleabilidad; y se incrementaría notablemente la demanda de estudiantes extranjeros en sus instituciones de educación superior.

La tasa de paro entre universitarios española triplica la media de la OCDE. Esta situación genera un escenario problemático, ya que España en estos momentos no recupera la inversión que realiza en cada estudiante. ¿Cómo podemos revertir esta situación?

Asumiendo plenamente y acelerando la confluencia con el Espacio Común Europeo.

El año pasado Gustavo Llamada, de la Universidad de Pacífico, Perú, publicaba una investigación en la que afirmaba: “a medida que el número de graduados superiores se eleva muchos países en vías de desarrollo aumentan la cantidad de universidades privadas y públicas”, algo que también ocurrió en España. ¿Podemos hablar de un exceso de universitarios o de universidades?

No podemos hablar de ninguno de los dos, ya que el porcentaje de individuos de 19 a 24 años que cursan estudios superiores es muy bajo en los países en vías de desarrollo si se compara con los países desarrollados; así como la tasa de escolaridad de sus habitantes; lo cual se maneja porla ONU, como una deficiencia social.

Centro Asociado UNED Pontevedra

COMUNICACIÓN UNED, 16 de marzo 2016

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×