0 Flares 0 Flares ×

El miércoles 22 de marzo, el Centro Madrid Sur organizó la actividad “Madrid a través de su música”– En la actividad participaron los estudiantes de la materia Conocer Madrid del Aula Universitaria de Leganés. Fue una actividad de carácter muy participativo, en la cual junto a las explicaciones del profesor-tutor y subdirector de Extensión Universitaria, Juan P. Rodríguez, se pudieron escuchar diferentes canciones, poesías y videos.

Francisco Javier Rubio, estudiante del Programa a través de este trabajo hace un resumen de la sesión, así como amplia determinados aspectos de la temática de la sesión.

La gastronomía, calles, bares, y barrios de la capital han inspirado a numerosos literatos, poetas, compositores, cantautores, y grupos musicales, como grandes maestros de estos géneros, nacionales y en algunos casos de otros países para componer o interpretar algunos de sus mejores temas sobre esta ciudad.

A medida que los tiempos iban avanzando, han sido numerosos los estilos que se han utilizado, con un repertorio muy variado de las poesías y canciones por parte de sus intérpretes, siendo unas más populares y conocidas que otras, yendo esto último en función del género que representaban.

– El compositor italiano Luigi Boccherini quien estaba al servicio de la Corte española desde 1.761 hasta 1.805 y alrededor del año 1.780 compuso la obra: Serenata de las calles de Madrid Op. 30 n.º 6 (G. 324), es un quinteto para instrumentos de cuerda. La obra describe las bulliciosas calles de la noche de Madrid.

– El chotis llegó a la capital española en 1850 y ha quedado noticia de que se bailó por primera vez, en el Palacio Real, la noche del 3 de noviembre de aquel año, bajo el nombre de Polca Alemana. Se hizo luego popular y baile castizo por antonomasia del pueblo de Madrid. Se baila en pareja cara a cara, al son de un organillo, y durante el baile la mujer gira alrededor del hombre, que a su vez va girando sobre su propio eje, de ahí que se haya hecho popular el dicho de que «no se necesita más que una baldosa» para bailarlo. Es típico verlo bailar, en las verbenas de Madrid: las mujeres ataviadas con un mantón de Manila y pañolón cubriendo media cabeza, y los hombres, mirando siempre al frente y vestidos con chaleco, pantalón de rayas y una gorra.

Madrid, Madrid, Madrid, interpretado por:

  • Al dúo formado por Lola Flores y Agustín Lara (Compositor de esta pieza).
  • Placido Domingo.

Este precioso chotis, donde menciona Lavapiés, la Gran Vía, calle de Alcalá, el bar Chicote. Donde resalta lo castizo de la capital, los chulos y la verbena en la que armar la tremolina. Pero por muchos cambios y gentes que lleguen, por mucho que varíe o se modernice, por muchas obras que se hagan en su interior, Madrid seguirá siendo también la ciudad de los chulapos y las chulapas, de los gatos y las gatas. Seguirá siendo tierra de cañas, bravas y verbenas; de Lavapiés, Las Vistillas y Vallecas; la del Chicote y el Café Gijón. La cuna del chotis a la que le cantaban Lola Flores y Agustín Lara, entre otros. Pase lo que pase, Madrid ha sido, es y será un lugar que deja huella en aquel que lo visita. Un sitio hecho de muchos con los brazos abiertos a todos.

Ariel Rot & The Cabriolets

Con motivo de una campaña turística, Ariel Rot y The Cabrioles versionaron el clásico chotis de Madrid. El músico argentino y la banda liderada por la modelo y cantante Bimba Bosé convirtieron la tradicional canción de Agustín Lara en un tema más rockero para celebrar el centenario de la Gran Vía. El videoclip fue grabado en la céntrica calle madrileña, como no podía ser de otra manera, y forma parte del álbum ‘Cuando vengas a Madrid’, que recopila más canciones que rinden homenaje a la ciudad.

Los nardos de la película «Pecado y Amor» interpretado por:

  • Sara Montiel.
  • Rocío Durcal, en 1.969 en la película Las Leandras.
  • Paloma San Basilio, en 1.985 en el programa de TV la comedia musical.

Este pasodoble es una canción original de la zarzuela Las leandras y titulada Chotis del pichi: «Pichi, es el chulo que castiga». La zarzuela surge de la revista musical Las Leandras la cual es representada por primera vez en el teatro Pavón de Madrid en 1931.

Pichi de la película «Pecado y Amor» interpretado por:

  • Sara Montiel.

Al igual que la anterior canción, ésta proviene de la zarzuela Las Leandras y fue titulada “Chotis del pichi: Pichi, es el chulo que castiga» y también pertenece a la banda sonora de la película «Pecado y Amor». En ella hablan de la chulería castiza.

Rosa de Madrid, de la película «La Violetera» interpretada por:

  • Conchita Piquer, en 1.929.
  • Mercedes Seros.
  • Sara Montiel, en la película La violetera.

Inicialmente era un chotis pero en la interpretación es recitada la canción: Rosa de Madrid nacida en el Madrid de las Vistillas, Embajadores y La Cava, La flor de Chamberí que va por las calles más marchosas. Y la marcha es algo que perdura y perdurará en Madrid.

Manolo Escobar, canción “Cocidito madrileño”

En 1977 Manolo Escobar la cantó por pasodobles y es para muchos el cantante con el que conocimos la canción que antes fue cantada por Pepe Blanco ya en 1959. Y es que plato más castizo que el cocido madrileño no hay y se merecía tener una canción. ¡Qué no falte un buen plato de cocido en invierno!

Pepe Blanco, canción “Madrid tiene seis letras”

Este pasodoble quizá sea menos conocido por algunos, fue interpretado en la película “La Chica del Barrio” por Lolita Sevilla junto a Pepe Blanco. Según recitaba Pepe la “M” es de maravilla, la “A” viene de andova, porque es algo pintilla, la “D” pa que se enteren que el alma to lo da, la “R” por risueño, la “I” por inmortal, y hay otra “D” que avisa que sobra dignidad.

El vals de la GRAN VIA, pues su construcción también fue llevada al género musical con su peculiar historia y anécdotas provocadas por su construcción.

La calle del Caballero de Gracia es una antigua y céntrica vía de Madrid que baja desde la de la calle Montera hasta el inicio de Alcalá. Debe su nombre a Jacobo de Grattis, caballero italiano natural de Módena avecindado en el siglo XVI en esta calle (que luego tomó su nombre), en la que era propietario de numerosas casas. De entre los edificios conservados, destaca la entrada al Oratorio del Caballero de Gracia que tiene fachada también en la Gran Vía

Uno de los últimos momentos gloriosos de esta calle fue su inclusión, materializada en personaje, en la zarzuela La Gran Vía, uno de cuyos números musicales más célebres, el vals del Caballero de Gracia, le fue dedicado. Precisamente, para la construcción de dicha ‘gran vía’ tuvo que llevarse a cabo la demolición de toda la línea de edificios de los números impares, salvándose tan solo el Oratorio. Uno de los edificios de abolengo que desaparecieron fue el palacio de la condesa de la Vega del Pozo, edificio de forma triangular situado entre las antiguas calles de San Jorge y San Miguel. El cronista Pedro de Répide asegura que su dueña fue la última en abandonar el ‘barco’ antes de que lo hundiera la piqueta municipal; la anciana, soberbia hasta el final, se negó a vivir en ninguna otra casa, ni en Madrid ni en España, y se trasladó al extranjero, donde moriría poco después.

ENTRE OTROS ARTISTAS FIGURAN:

Ana Belén y Víctor Manuel Puerta de Alcalá:

El Arco del Triunfo que es la Puerta de Alcalá, ese que ahí está viendo pasar el tiempo, bien podría ser perfectamente uno de los corazones de Madrid. No hay español que no conozca el monumento y, mucho menos, que pueda pasar junto a él sin recordar (y cantar) la canción con la que en su día Ana Belén y Víctor Manuel la hicieron famosa. De pronto me paro, levanto la vista y me encuentro con ella, es el pan nuestro de cada día para todos aquellos que visitamos el Parque del Retiro entrando por Alcalá.

Burning y Madrid:

La banda de rock madrileña no le dedicó solo una canción a la capital de España, sino que le rindió homenaje con un álbum entero. ‘Madrid’ fue el primer LP del grupo y salió al mercado en 1978. En la primera canción del disco, titulada igual que el álbum, Toño Martín canta a la ciudad como si de una mujer se tratara. Una relación de amor-odio, botellas de ron, tatuajes y colorete, pero “sin vivir en Madrid no lo entenderás”.

Joaquín Sabina entre otros temas:

  • Pongamos que hablo de Madrid: La canción de Joaquín Sabina se ha convertido casi en el himno oficial de la ciudad. El tema forma parte de su álbum ‘Malas compañías’, publicado en 1980, y su última estrofa ha sufrido algunos cambios con el paso del tiempo, donde Sabina mostraba su deseo de abandonar Madrid tras la muerte para llevarle ‘al sur donde nació’.
  • Yo me bajo en Atocha.

Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, es el comienzo de una canción que cualquier madrileño que se precie conoce a la perfección, sitúa Joaquín Sabina Madrid. Desde la Movida hasta los años 90, la ciudad inspiró a grupos y solistas que cantaron a la ciudad del conocido, Malasaña y la chulería. Estrofas dedicadas a sus calles, estaciones de tren y barrios, aunque no siempre han sido canciones de amor por una ciudad que puede ser tan amable y acogedora como terriblemente fría y distante. En sus calles, plazas y monumentos ha situado el mítico cantautor español sus personajes en más de una canción Tanto su Yo me bajo en Atocha (yo me quedo en Madrid), como su Pongamos que hablo de Madrid son auténticas declaraciones de amor a la ciudad. Esta última gusta tanto que no pocos grupos que han venido después la han querido versionar.

Aunque si hay que elegir una canción sobre Sabina que hable de Madrid, nuestra favorita es sin duda ésta. De ritmo más pausado, la letra es una verdadera maravilla. Fue compuesta por el cantautor junto con Pancho Varona y Antonio García de Diego para el disco de ‘Enemigos íntimos’, publicado en 1998. Con referencias a las tascas de Chamberí, el Puente de los Franceses y al Atleti, Sabina declara su amor por la ciudad, donde espera con impaciencia a la primavera.

Antonio Flores

  • Quien realizó una versión más rockera de Pongamos que hablo de Madrid que incluyó en su disco ‘Al caer el sol’. Porque todos sabemos que en esta ciudad ‘las niñas ya no quieren ser princesas’, ‘los pájaros visitan al psiquiatra’ y ‘el sol es una estufa de butano’.

GRUPO Porretas

  • Este grupo no dudó en darle igualmente un toque cañero y en meterse en el metro para hacerle un videoclip a la canción de Joaquín Sabina Pongamos que hablo de Madrid,

Juan Magán y bailando por ahí:

Tristezas aparte, para muchos Madrid es sinónimo de fiesta. De mucha, mucha fiesta. Y quien no guste del ambiente alternativo de Malasaña y Tribunal, mejor hará en dejarse caer por alguno de los clubs de Gran Vía o Castellana. Si es muy guiri, Huertas le encantará. Por Gran Vía precisamente pasean las mujeres del Bailado por ahí de Juan Magán. Todas, sin excepción, van por la calle provocando al personal con la Puerta de Alcalá, el Edificio de Correos y el Capítol de fondo.

Juan Perro y Malasaña

Dile moderno, dile rebelde, dile hipster. Dile lo que te dé la gana porque a Malasaña no le va a importar. A uno de los barrios más cool de Madrid le canta Juan Perro. Casi en el centro de la ciudad, a pocos metros de Gran Vía, se encuentra esta suerte de gueto de artistas y maleantes, lleno de garitos para tomar tequila, cerveza y lo que haga falta, no pocas veces hasta altas horas de la madrugada. Bicis y barbudos caminan por sus calles empedradas repletas de cafés y comercios curiosos. Su Plaza del 2 de Mayo es uno de sus rincones más populares.

Leño y este Madrid:

No sabemos que le habría hecho la ciudad a Rosendo en 1979 cuando publicó esta canción con Leño, su grupo de entonces. Forma parte del primer álbum homónimo del grupo de rock madrileño, el único grabado con Chiqui Mariscal al bajo. La versión de la banda de la capital no es tan romántica e idealizada como las anteriores, para ellos “es una mierda este Madrid, que ni las ratas pueden vivir”. Aunque es su favor tenemos que destacar una de las estrofas finales del tema en la que piden “no hacer caso a esta canción pues todo es mentira”.

Loquillo y los Trogloditas y en las calles de Madrid:

¿Dónde estabas tú en el 77? es el segundo disco de estudio de Loquillo y Los Trogloditas. Cinco canciones publicadas en 1984 entre la que se encuentra ‘En las calles de Madrid’, compuesta por Sabino Méndez. En poco más de tres minutos, Loquillo rinde homenaje a la ciudad, a sus gamberros, sus dandis y sus mujeres. Incluso le sobra letra para hacerle un guiño al dibujante Ceeseepe y al cantante y guitarrista de Burning: “Dile a Pepe Risi que ya puede sonreír, él mató al silencio en las calles de Madrid”.

Mecano y un año más

Muchos son los momentos especiales e irrepetibles que se pueden vivir a lo largo del año en Madrid. El primero de todos tiene lugar en la Puerta del Sol, donde cada 31 de diciembre se congregan miles de personas. Ataviados con matasuegras, serpentinas y copas de champán, esperan la llegada del nuevo año que, al mismo tiempo, se retransmite en directo desde allí a todo el país. Mecano, un grupo emblemático de la movida madrileña, cuenta como nadie cómo es esa noche mágica.

Pereza y Madrid:

Si hay unos rockeros que pasean con orgullo el nombre de Madrid en nuestros días, esos son Pereza. Los de la Alameda de Osuna han compuesto un tema que lleva su nombre y que adoran cantar en todo el país, especialmente en Barcelona, porque dicen que les da mucho “morbo”, en el mejor sentido de la palabra. Es tanto el apego que le tienen Rubén y Leiva a su ciudad, que hasta se han atrevido a dedicarles una canción a sus chicas, o a una chica de ellas. Cada uno que entienda como quiera Lady Madrid.

A medio camino entre una declaración de amor a una chica y una oda a la ciudad de Madrid se encuentra este tema de Pereza, incluido en su tercer álbum ‘Animales’. Eclipsado por el single ‘Princesas’, el tema casi pasó injustamente desapercibido, aunque ahora es uno de los grandes éxitos de la banda. Fue compuesta por Rubén Pozo, y gracias a él recorremos La Latina, bailamos en Siroco y tomamos algo en una “terracita” en Antón Martín. Los enamorados pueden encontrar la inspiración en esta letra: “Eres mi rincón favorito de Madrid”

Quique González y calles de Madrid:

En un disco titulado ‘Kamikazes enamorados’ no podía faltar una canción de amor sobre la ciudad que vio nacer al cantautor. Y aunque parezca mentira, han pasado más de 10 años desde su publicación. El tema sirvió además para unir a Quique González y Rebeca Jiménez, que pone el toque dulce son su suave voz, detrás de los escenarios. Ambos recorren la capital, “desde Las Ventas, hasta Chamberí, fumando a medias en las Calles de Madrid” Vía como un policía local sin la compañía de su pequeño rock and roll.

Varias son las letras que este poeta con guitarra le ha dedicado al Madrid que ha vivido. En Calles de Madrid aparece ese Madrid canalla por el que todo el mundo debería dejarse caer al menos una vez en la vida, el que duerme poco y bebe demasiado.

The Refrescos con un tema MUY REAL

Los años 80 fueron una gran década para Madrid: decenas de canciones se compusieron en su honor. La más divertida y emblemática corrió a cargo de The Refrescos, el grupo madrileño que mezclaba con descaro el rock, el reggae y el ska y lograba temas tan enérgicos y desenfadados como el famoso ‘Aquí no hay playa’. Se convirtió de inmediato en una de las primeras canciones del verano destacando las virtudes de la capital y un gran defecto: hasta aquí no llega el mar.

Y como NO iba a tener un Himno la Comunidad de Madrid

¿Cómo, que la Comunidad de Madrid tiene un himno? Sí, tiene uno, y sí, es oficial. Fue escrito por Agustín García Calvo, con música del compositor Pablo Sorozábal Serrano, y desde su publicación en el BOE en 1983 es el tema oficial de la comunidad autónoma, aunque ahora permanece relegado solo a actos oficiales y la gente apenas lo conoce.

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 6 de abril de 2017

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×