0 Flares 0 Flares ×

Con motivo de su 30º cumpleaños, la UNED de Tudela celebró el viernes 5 de abril un acto de homenaje y reconocimiento a la labor profesional de un total de 47 personas entre profesores tutores, personal de administración y servicios, miembros y ex miembros de la Junta Rectora del centro universitario. El acto oficial estuvo presidido por Ricardo Mairal Usón, rector de la UNED; Eneko Larrarte, alcalde del Ayuntamiento de Tudela; Luis J. Fernández Rodríguez, director de la UNED Tudela; y Raúl Azpilicueta Martínez, director del Servicio de Universidades del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra.  

Durante esta velada de reconocimiento se le hizo entrega a cada homenajeado de un diploma y de un detalle realizado por el Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) Queiles de Tudela. José María Sanz-Magallón y Rezusta, marqués de San Adrián, ofreció una conferencia sobre “La Ilustración y el Palacio del Marqués de San Adrián”. Asimismo, a la celebración asistieron tanto las 47 personas reconocidas como personas representantes de instituciones, del mundo empresarial, social y cultural de Tudela.

Si la UNED de Tudela no existiera, habría que inventarla, porque es un instrumento que acerca a los ciudadanos a la igualdad social y territorial y al conocimiento”. Así abrió su discurso el director del Centro Asociado de la UNED en Tudela, Luis J. Fernández Rodríguez.

La intervención de Fernández Rodríguez se basó, sobre todo, en agradecimientos por la labor «tanto de los profesores como del PAS así como a las personas que rigen las instituciones, que han hecho posible, con su financiación, que muchos ciudadanos accedan a algo que, personalmente, creo que es lo más valioso que, junto con un buen corazón, puede poseer un ser humano: el conocimiento. Y es ese conocimiento el que hemos intentado transmitir. Desde y para la Universalidad. Desde la biblioteca, los libros y los diferentes medios tecnológicos, que hemos visto evolucionar tanto en estos 20 años. Y desde las personas. Hemos acogido diversidad social e intelectual. Por estas aulas han pasado, además de los valiosos tutores, personas muy diferentes en cuanto a planteamientos ideológicos, religiosos, sociales o económicos. Todos han tenido cabida. Porque eso es Universidad”.

Asimismo, agradeció a “nuestros compañeros de camino, gobierno y ayuntamiento, durante estos años, gracias. Sin la financiación y apoyo habría sido imposible este sueño de 1998. Gracias a los que habéis vivido también la UNED como algo vuestro”.

El director de la UNED Tudela aprovechó para reconocer, también, el papel y la labor profesional de los medios de comunicación: “gracias a los que nos ayudáis a difundir el conocimiento, a los medios de comunicación. Vuestro trabajo ha sido importante para nosotros durante estos años. Gracias, también, al CRPS Queiles, con los que venimos colaboramos desde hace años y quiénes se han encargado de elaborar artesanalmente los detalles que hoy habéis recibido las personas homenajeadas”.

Y también quiero agradecer  a los profesores y PAS de la sede central de Madrid y de todos y cada uno de los centros asociados, con los que, gracias al trabajo de formación en calidad primero y de evaluación, después, tenemos tanta relación. Y sobre todo a nuestros estudiantes. Nuestra inspiración. Y nuestro sentido. Nuestro trabajo y nuestras ganas de mejorar son por y para ellos, concluyó el director del Centro Asociado de la UNED en Tudela”.

Raúl Azpilicueta, director del Servicio de Universidades del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra, quiso recalcar el papel de la UNED de Tudela, al que calificó como “incuestionable: este Centro forma parte del ADN Tudela y del sistema académico navarro. La aportación de esta universidad a la empleabilidad o a la cultura de su entorno posee un gran valor”. Asimismo, ha señalado que es un centro que “se adapta y adelanta a las demandas de sus estudiantes. Por último, subrayó la importancia de poner en valor el trabajo del equipo, del PAS”.

Por su parte, Eneko Larrarte, alcalde del Ayuntamiento de Tudela, en primer lugar reconoció el esfuerzo del PAS y de los profesores-tutores a lo largo de todos estos años, en definitiva, “todo lo que le debemos al equipo humano que ha pasado por este centro”.

Asimismo, Larrarte puso de relieve la misión y valores de la UNED de Tudela, “la equidad social y la equidad territorial”. La UNED de Tudela, afirmó, “consigue que la sociedad sea más equitativa, consigue elevar el nivel medio porque lo hace desde abajo. Además, la equidad social que tiene que ver con esa segunda oportunidad”. “Todas estas cuestiones, aseguró, se deben a su equipo humano y rara vez funciona sin entrenador”. Como conclusión, afirmó que “este centro es lo que es porque tiene un equipo humano que se identifica con su capitán y un capitán que se identifica con el equipo humano”.

Para cerrar el acto de reconocimiento, la última intervención fue a cargo de Ricardo Mairal Usón, rector de la UNED: “estamos haciendo universidad y la universidad es el templo de la palabra. Hoy  celebramos 30 años en los que se ha apostado por la innovación y la calidad pero, sobre todo, 30 años en los que se han formado a muchísimas personas. Y ese es nuestro cometido, impartir el magisterio. El magisterio se ejerce con el ejemplo y es éste el que tiene la capacidad de entusiasmar a tantas personas”. La UNED de Tudela, opinó, “es una universidad que se debe a la sociedad y que debe mirar al futuro. La formación permite al individuo ser consciente tanto de su grandeza como de su pequeñez”, concluyó.

 

Reconocimientos a Profesores-tutores, PAS y miembros y ex miembros de la Junta Rectora

Las personas que han sido reconocidas por su labor y dedicación a lo largo de estos 30 años (y que han asistido al acto), han sido las siguientes:

Profesores tutores: Concepción Aguarón García,  Juan Carlos Alfaro López; Juan Cruz Alli Turillas; Dolores Berrade Ursúa; Jesús Chueca Malo; Ángel Cuadal Agoiz; María Iriarte Ariztegui; José Javier Labarga Álava; María Ángeles Lacalle Ciordia; Jesús Laheras Balduz; Fernando Liso Gaspar; José María Mateo Rubio; Javier Otazu Ojer; José Antonio Perales Díaz; Pilar Santos Tambo; Blanca Yániz Igal y Blanca Zueco Bandrés.

Personal de Administración y Servicios: Ruth Arrechea Enériz; Juan Jesús Baquedano Bruna; Emilio J. Cepeda García; Luis Elía Fonseca; María Pilar Escolán Castán; Luis J. Fernández Rodríguez; José Antonio González Ezpeleta; Alicia Hernández Tabuenca; Mila Herreros Zamora; Sonia Irala Ramos; Ana Iturre Ibiricu; Raquel Jiménez Ayllón; Sonia Lara Pina; Eva Losarcos Escalera; Eva Marín Góngora; Laura Marín Malo; Gloria Martínez Torrents; Alfredo Melero Gómez; Ángel Minondo Urzainqui; Manuel Ortega Muruzábal; Ana Oyón Olloqui; Ana Belen Pérez Mayor y Santiago Riega Zoco.

Miembros y ex miembros de la Junta Rectora: Raúl Azpilicueta Martínez; Eneko Larrarte Huguet; Luis Campoy Zueco; Alberto Catalán Higueras; Pedro González Felipe; Carlos Pérez-Nievas López de Goicoechea y Pedro Pegenaute Garde.

 

Historia de la UNED de Tudela

La UNED fue creada en agosto de 1972 para poder atender el previsible incremento de la demanda formativa universitaria de las generaciones del boom demográfico de los años 70 y con el fin de llevar la educación superior a los núcleos de población alejados de las grandes metrópolis y que no disponían de universidad. La creación de centros regionales sirvió para asentar la UNED y su peculiar método docente tanto nacional (en toda la península, en las islas, en las ciudades autónomas) como internacionalmente.

Si fijamos la vista en Tudela, aunque el Palacio del Marqués de San Adrián acoge las instalaciones del Centro desde el año 1993, la historia de la UNED en la Comunidad Foral se remonta a 1973, fecha en la que se creó el Centro Asociado de la UNED en Navarra, situado en Pamplona y que, actualmente, es el Centro Asociado de la UNED en la capital provincial.

La UNED llegó a nuestra ciudad hace treinta años, en enero de 1989, cuando comenzaron las clases en la denominada extensión de Tudela, dependiente en su totalidad de la sede pamplonesa. Las primeras instalaciones estaban situadas en la primera planta del edificio de la Antigua Escuela Técnica Industrial (llamada popularmente “ETI antigua”). Por aquel entonces, el Centro tenía menos de un centenar de estudiantes inscritos en las tres titulaciones impartidas: dos licenciaturas (Psicología y Derecho) y Curso de Acceso para mayores de 25 años.

El 17 de noviembre de 1993, hace casi veinticinco años, el mismo día que se inauguraba el Palacio Marqués de San Adrián tras su proceso de rehabilitación, la sede actual acogió las primeras clases del futuro Centro Asociado, aún extensión del de Pamplona.

La autonomía del Centro se fue fraguando durante el curso 1997-98, cuando el Gobierno de Navarra, junto con el Ayuntamiento de Tudela, en respuesta a las demandas de los propios estudiantes y docentes, y ante una evidente necesidad social, propuso a la Sede Central de la UNED la conversión de la extensión en Centro Asociado.

Finalmente, el 20 de octubre de 1998 se inauguró el primer curso académico de la UNED de Tudela como Centro Asociado, con la presencia del, por aquel entonces, Rector de la UNED, Jenaro Costas. Su constitución como Centro Asociado implicaba que la entidad se gestionaba de manera autónoma, constituyéndose como órgano máximo un patronato compuesto por directivos de la UNED, Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Tudela.

En su primer curso como Centro Asociado, fueron 7 las titulaciones impartidas (junto a Acceso, Derecho y Psicología aparecen ya ADE, Geografía e Historia, Ingeniería industrial e Ingeniería Informática), con 455 estudiantes y 30 profesores tutores.

A partir de ese momento el número de alumnos y alumnas ha experimentado un crecimiento sostenido hasta los más de 5.000 actuales.

 

COMUNICACIÓN UNED, 8 de abril de 2019.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×