0 Flares 0 Flares ×

El pintor, cinéfilo y experto Apolonio de la Guía impartió el 3 de junio la clase magistral “El Arte en el Cine” en el Centro Cultural Isabel de Farnesio, sede del Aula Universitaria de Aranjuez. Esta actividad de Extensión Universitaria, organizada por el Centro Asociado de la UNED Madrid Sur, fue presentada por el docente Daniel Ruiz Zurita, que hace balance de la conferencia.  

El lunes 3 de junio recibimos la visita del cinéfilo y experto Apolonio de la Guía. Estamos hablando en primer lugar de un defensor de la cultura en todas sus manifestaciones, una cultura representada en un «lugar», que es el Paisaje Cultural de Aranjuez. Por su condición de biólogo, Apolonio, ejerce como observador concienzudo de la naturaleza ribereña y de los jardines (vivos) que dejó la realeza. Es también una voz crítica en favor de la justicia social, un habitual de los foros culturales y por supuesto un hombre de cine.

De aquí hay que abrir un capítulo aparte pues Apolonio es un enamorado convencido del Séptimo Arte. Es primero un estudioso, capaz de ofrecer esta y otras muchas conferencias sobre las películas, las cuales analiza desde su origen literario, las anécdotas diarias, la influencia en otras y también desde un punto de vista técnico. Porque De la Guía es también un técnico que ejerce la producción de películas, ya que forma parte del equipo cinematográfico de La Espiral en Aranjuez, con el largometraje El pomo azul, y varios cortos en su haber. Todo eso ofrece muchos enfoques que hizo de su conferencia un placer de múltiples aproximaciones.

La conferencia, con cierta guía cronológica desde principios del s. XX hasta a nuestros días, hizo paradas generosas en hitos que era preciso alabar con detenimiento. Unas primeras tomas sobre el origen del cine nos llevaron a la famosa escena de la escalinata de El acorazado Potemkin, dirigida por Serguéi Eisenstein, y sus medios expresivos que también pudimos contemplar en Fausto y Amanecer, ambas películas realizadas por Friedrich Wilhelm Murnau, todos ellos ejemplos de un Arte que se estaba inventando.

Disfrutamos mucho con las explicaciones y las secuencias que De la Guía tenía cortadas, en el aula apagada como un cine: Orson Welles con la escena en plano secuencia de Sed de mal; el realizador danés Carl Theodor Dreyer con La pasión de Juana de Arco y la escena del velatorio de Ordet. Según avanzaba la charla el ambiente iba condensándose como cuando el público es consciente de estar frente a una obra de arte, el patrimonio del Cine.

De la Guía también había montado secuencias resumen del cineasta español Luis Buñuel que, junto a Pedro Almodóvar, y su escena de Carmen Maura en Mujeres al borde de un ataque de nervios, subrayaron la impronta de nuestro cine. Roberto Rossellini con Alemania, año cero y Roma, ciudad abierta fueron la ilustración del discurso italiano de la charla y después del francés con Jean-Luc Godard y François Truffaut, con la escena de los Los 400 golpes.

La belleza de Ran de Akira Kurosawa y el inicio de Centauros del desierto de John Ford supusieron el momento álgido de la charla que iba ya camino de los 90 minutos y nadie lo hubiera dicho. De la Guía se extendió en mostrar la maestría de Chaplin con el ejemplo de la escena romántica de Luces de la ciudad, lo cual abrió el camino a una declaración incondicional hacia Alfred Hitchcock y sus obras maestras Psicosis y Vértigo, de las que vimos dos escenas clave, recordadas por todos en la sala y que nuestro conferenciante describió muy bien con «ojos» de Director.

Ya acercándonos a nuestros días, De la Guía proyectó escenas de Stanley Kubrick en Barry Lyndon, pasando por alusiones hacia Andréi Tarkovski, Michael Haneke, Paolo Sorrentino con La gran belleza, y Lars von Trier.

Después de una impresionante cantidad de tiempo –con dos horas y media-, la charla terminó casi sin darnos cuenta y sin cansancio alguno, con escenas de Taxi Driver, de  Martin Scorsese…y nos fuimos ya de noche porque el Centro Cultural Isabel de Farnesio cerraba, así fue… Debe ser que se creó una atmósfera en la que el tiempo transcurre de forma diferente, montados en el entusiasmo apasionado de un cinéfilo por el CINE.

Daniel Ruiz Zurita

 

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 10 de junio de 2019.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×