0 Flares 0 Flares ×

Del 13 de febrero al 17 de Abril el Centro Asociado de la UNED en Madrid-Sur ha organizado el curso “Taller de Mindfulness”, con 20 horas lectivas, impartido por Javier Echegoyen Olleta (profesor de Filosofía y Psicología e instructor de Mindfulness).

Yolanda Guío, participante del taller, hace balance del mismo a través de este artículo.

El objetivo del curso ha sido conocer y practicar distintas “herramientas mindfulness” que hacen posible el cuidado de nuestra mente y nuestras relaciones personales, para conseguir vivir una vida mucho más plena y sabia. Dichas herramientas enseñan a gestionar mejor nuestros pensamientos y emociones, por lo que facilitan el desarrollo personal y, con ello, nos ayudan a afrontar mejor nuestras preocupaciones, sufrimientos, estrés…

Javier nos ha sabido transmitir la importancia de vivir el “aquí y ahora”, de vivir con atención plena, de saber calmar nuestra mente con distintas técnicas meditativas, de conocernos mucho mejor, de tratarnos bien y tratar mejor a los otros. La compasión y el amor hacia uno mismo y los demás están detrás de estas ancestrales técnicas orientales, que hace años ha ido incorporando la Psicología, especialmente la llamada Psicología positiva en el tratamiento de la depresión, la ansiedad, el estrés, etc., y que a todos en general nos generan bienestar y amabilidad con nosotros mismos y los demás. Son técnicas que se deberían generalizar en Educación (se están comenzando a utilizar) y estar presentes en nuestra vida cotidiana individual y social cada vez más.

En el Taller hemos dedicado tiempo a la meditación sedente, a la que se realiza caminando o tumbado, hemos ejercitado la consciencia de nuestro cuerpo, nuestra respiración, sensaciones, sonidos, formas, objetos, elementos de la naturaleza, nuestros contenidos mentales, emociones, y pensamientos. Emociones y pensamientos que a veces hemos compartido con otros compañeros (la mayoría éramos mujeres). También se nos ha guiado para vivir una vida con mayor “atención o conciencia plena” en la vivencia de nuestras tareas y actividades cotidianas (charlar con los amigos, escuchar a tu pareja, jugar con tus hijos, comer y beber, pasear, ducharte, limpiar la casa, trabajar en el jardín, esperar el autobús…).

Hemos disfrutado de un buen clima de clase en la relación entre compañeros y con el profesor, que ha sido posible gracias a la suma amabilidad de Javier y su experiencia. El bagaje que me llevo del curso es totalmente positivo y, por ello, lo recomiendo. Ahora nos toca seguir manteniendo y enriqueciendo todo lo aprendido en nuestra vida diaria. ¡Que la voluntad no nos falte!

Centro Asociado UNED Madrid Sur

COMUNICACIÓN UNED, 30 de abril de 2018

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×