0 Flares 0 Flares ×

Hablamos con Lucía Pumares, graduada en Educación Primaria, quien en la actualidad trabaja como investigadora doctoral dentro del grupo GIES 10 de la Universidad de Vigo. Del 11 de abril al al 2 de mayo impartirá en el Aula UNED de Tui el curso de Extensión Universitaria: Las altas capacidades: escuela y familia trabajando juntas. En esta entrevista profundiza en los retos y desafíos de la superdotación en España.

Entrevistas-Facebook

En primer lugar, ¿cuál es la diferencia entre altas capacidades y superdotación?

En la literatura los términos altas capacidades y superdotación se han utilizado como sinónimos en muchas ocasiones, pero lo cierto es que existen matices que nos permiten establecer una diferencia entre ambos. Las altas capacidades podemos definirlas como aquellas que presentan los sujetos que poseen una capacidad intelectual superior a la media. Sin embargo, dentro del “cajón” de las altas capacidades se engloban otros términos como el de superdotación, talento, prodigio, genio o, incluso, eminencia. Por tanto, el superdotado sería aquel sujeto con un rendimiento intelectual superior en una amplia gama de áreas o materias. Es decir, se trata de una persona que puede destacar en todo pero su genialidad se expresa en un campo determinado.

La OMS afirma que un 2% de la población es superdotada, sin embargo el Informe 2014 sobre el Estado del Sistema Educativo, elaborado por el Ministerio de Educación, cifraba en solo 12.490 los alumnos con “altas capacidades” sobre un total ocho millones de estudiantes. ¿Qué falla?

El diagnóstico. Se dice que todos los docentes han tenido que encontrarse dentro del aula con uno o varios casos de alumnos superdotados pero, sin embargo, no han sabido darse cuenta de ello. ¿Por qué? Porque es muy complicado y “arriesgado” hacer un diagnóstico, porque los profesionales de la enseñanza no han recibido formación suficiente sobre esta temática, porque los centros educativos no cuentan con las herramientas o recursos necesarios para detectar al alumnado superdotado, porque para algunas familias sigue siendo un estigma señalar a su hijo/a de esta forma… Las razones pueden ser variadas y variopintas, pero lo que está claro que lo que falla es el diagnóstico.

Materias

¿Qué supone la ausencia de diagnóstico para un niño con altas capacidades?

Generalmente, la no detección de un/a alumno/a con altas capacidades dentro del aula se traduce en un fracaso escolar para él/ella. El no sentirse motivado ni estimulado de manera suficiente, hace que el niño se aburra. Además, la ausencia de un diagnóstico conlleva implícito siempre un fracaso del sistema educativo, que no ha sabido desarrollar las capacidades y aptitudes de ese niño/a.

Según MENSA, asociación internacional de superdotados, el 40% de los superdotados no supera la ESO por falta de estímulo. ¿Qué errores comete el sistema educativo con este colectivo?

Podríamos decir que el gran error del sistema educativo es permitir que un/a alumno/a superdotado se aburra. Cuando un/a niño/a superdotado pierde el interés, por no tener estímulos suficientes que le permitan seguir formulándose interrogantes para continuar aprendiendo, hemos fracasado.Las alternativas educativas del alumnado con altas capacidades son bastante escasas y, de hecho, la legislación educativa contempla tan sólo dos: la adaptación curricular (tanto de área como de nivel) y la flexibilización del período escolar.

Las-altas-capacidades-escuela-y-familia-trabajando-juntas

Atender a los alumnos con altas capacidades es una inversión rentable para cualquier Administración autonómica. Lo contrario, favorece una fuga de cerebros. ¿A qué se debe la ausencia de una estrategia o programa de acción dirigido a este colectivo?

Principalmente esto se debe a que la atención al alumnado con altas capacidades es un tema relativamente nuevo, al menos en España. Es decir, nuestro sistema educativo tradicionalmente se ha centrado en atender y dar respuestas al alumnado con necesidades educativas especiales -alumnado con algún tipo de discapacidad, con problemas graves de conducta o, también, con TDAH- y ha dejado de lado la atención del alumnado con altas capacidades. Todo ello ha incrementado el fracaso escolar de este colectivo y, por tanto, la pérdida de un gran número de “genios” o “talentos” en la sociedad española.

¿Por qué es tan difícil que un alumno superdotado suba de curso si muchos expertos lo consideran una de las medidas más efectivas?

Principalmente esto se debe a que se trata de una medida muy delicada en la que influyen muchos factores que se deben tener en cuenta. Para subir de curso a un/a alumno/a superdotado/a no sólo se ha de contemplar que éste/a haya adquirido el nivel de competencia curricular correspondiente, sino que también es necesario valorar su nivel emocional y sus habilidades sociales, así como contemplar que, si el avance de conocimientos no se da igual en todas las materias, habrá que adaptar el currículo a dicho estudiante. Es decir, llevar a cabo una flexibilización del período escolar conlleva riesgos y, si no se hace de forma adecuada, esta estrategia no resultaría efectiva y perjudicaría al/a la alumno/a tanto o más que el hecho de no haberla realizado.

Sillas

España también es el país donde el desequilibrio entre hombres y mujeres confirmados como superdotados es mayor, ya que las estadísticas reflejan que un 66% de las personas con altas capacidades son hombres frente a un 33% de mujeres. Sin embargo, está demostrado que a nivel genético no existe ninguna diferencia. ¿Por qué las estadísticas muestran este desequilibrio?

Efectivamente no existe ninguna diferencia de inteligencia entre hombres y mujeres y las estadísticas lo único que muestran es un problema de detección. Así, el presidente de MENSA (Javier Achirica) señalaba en el año 2011 que “lo que pasa es que en España socialmente aún no está bien visto que las mujeres sean inteligentes y muchas optan por callárselo, no demostrarlo o incluso no le dan importancia”.

Centro Asociado UNED Pontevedra

COMUNICACIÓN UNED, 16 de marzo 2016

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×

Comentarios están cerrados.

0 Flares Google+ 0 LinkedIn 0 Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×